Gabriel Porras

GABRIEL PORRAS
Las grabaciones son duras y siempre surgen roces, pero él está encantado con su trabajo y con sus compañeros.


En Colombia han surgido insistentes rumores que afectan al protagonista de ‘Madre Luna’ y al futuro de la telenovela. Se ha dicho que Gabriel Porras y Amparo Grisales tienen tantos problemas en las grabaciones, que el actor ha decidido abandonar la producción de RTI y Telemundo. Nadie mejor que el propio interesado para aclarar las cosas.

-Gabriel, ¿es cierto que la relación con tu compañera es tensa?
Sí hemos tenido roces, pero no ha sido para tanto. Realmente sólo hemos discutido una vez y ocurrió grabando una secuencia, pero lo arreglamos enseguida y al final quedó divina. Creo que reconocer los errores y perdonar es de sabios y así lo hicimos tanto Amparo como yo.

-¿Por qué saltó la chispa?
Por una tontería. Cuando uno lleva muchas horastrabajando, se cansa y comete fallos. Hay que tener en cuenta que todos los actores hacemos un gran esfuerzo de lunes a sábado, y muchos de estos días las jornadas se prolongan hasta altas horas de la madrugada, con calor, mosquitos... Todas esas cosas son las que generan tensión y hacen que surjan las riñas entre nosotros.

-¿Habías trabajado antes con ella?
No, pero estoy disfrutando muchísimo. De verdad, no me llevo mal con Amparo y tampoco voy a abandonar la novela. Ella es mi maestra y cada día me enseña algo nuevo, tanto a nivel personal como profesional. Yo no dejaría un trabajo por un roce.

-Se comenta que Amparo es el ojito derecho de Julio Jiménez, el escritor de ‘Madre Luna’...
Eso hay que preguntárselo a él. Sé que se llevan muy bien, pero también es un buen amigo mío. Lo que sí puedo decir es que Julio es un caballero y nos trata a todos por igual.

-¿Definirías a tu pareja en la novela como una mujer de armas tomar?
Sí, de eso no hay duda. Tiene un carácter muy fuerte, muy poderoso, y por donde pasa deja huella. Es una mujer de ésas que te hacen pararte y darte la vuelta para mirarla. Impone mucho y su belleza ayuda, porque tiene un cuerpo divino.

-¿Cómo es tu relación con el resto de los actores?
Estupenda. Tengo un vínculo muy hermoso con Michel Brown (Ángel); es tan buena persona que no me importaría tener un hijo como él. También estoy muy unido a Mauricio Aspe (‘El Veneno’), Arap Bethke (Demetrio) y Mónica Dionne (Flavia); ella y yo estudiamos juntos en la misma escuela de interpretación.

-En ‘Madre Luna’ encarnas a un hombre bastante mayor que tú. ¿Qué tal te ves con diez años más?
Bien, la gente dice que me quedan muy bien las canas. Leonardo es un personaje maduro y gracias a él estoy experimentando cosas divinas, como por ejemplo la de ser padre.

-Mantienes una relación estable con la actriz Sonya Smith. ¿Os habéis planteado formar una familia?
Sí, por primera vez en mi vida lo estoy pensando, porque creo que he encontrado a la mujer adecuada. Además, hace un año tuve un sobrinito y disfruto tanto con él que se me ha despertado el instinto paternal.

-Gabriel, ¿qué fue lo que te conquistó de ella?
Su tranquilidad y su forma de ser, pues es hermosa por fuera y por dentro. Ayuda a todo el mundo, es encantadora y no va de diva por la vida, algo que yo detesto.

-¿Está contigo en Colombia?
No, acaba de empezar a grabar en Miami la novela ‘Pecados Ajenos’. No obstante, hablamos por teléfono tres veces al día y nos solemos ver cada 15; viene ella, o voy yo.

-¿Cuál es el secreto para conseguir mantener una estabilidad sentimental y no caer en los mismos errores que tu personaje?
Hay que ser cómplices todos los días y aceptar que el universo femenino y el masculino son diferentes, y por lo tanto tenemos que adaptarnos a las necesidades del otro para sorprenderle. Requiere mucho esfuerzo, pero se puede conseguir.

-Leonardo le es infiel a su esposa. ¿Tú lo has hecho alguna vez?
Sí, me han tenido que perdonar alguna cosita... Pero yo he hecho lo mismo cuando a mí me han engañado. Es muy difícil ser fiel y pienso que si no tuviéramos tanto empeño en serlo, lo llevaríamos mejor y lo conseguiríamos. Todos los seres humanos estamos expuestos a este tipo de situaciones complicadas.

-¿Se puede volver a confiar en una persona que te ha engañado?
Una vez lo conseguí, aunque reconozco que siempre estaba con la mosca detrás de la oreja. Al cabo de dos años la relación terminó, pero por otros motivos. Soy una persona muy bohemia e inquieta, me gusta viajar y no paro mucho tiempo en un sitio fijo, y ella no compartía conmigo esta forma de vida.

-¿Has vivido algún amor prohibido como te ocurre en la ficción?
Sí. Es un personaje público de México y es 23 años mayor que yo. No digo quién es porque no me quiero meter en problemas; siempre hay que quedar como un señor.

-Entonces, ¿eres de los que piensas que en el amor no hay edad?
Ni clases sociales, ni fronteras... Los seres humanos tenemos el derecho de enamorarnos de quién nos haga enamorar. El físico, las edades y este tipo de cosas son lo de menos. Yo me suelo fijar en el interior de las personas y en su carácter.

-¿Proyectos de trabajo a la vista?
Por ahora, lo único que tengo en mente es irme de vacaciones a Europa en el mes de enero o febrero.

Enamorado de Sonya Smith:

En ‘Olvidarte Jamás’, Gabriel y Sonya Smith (‘Milagros’) vivían un tórrido romance que, como tantas veces, se hizo realidad. El pasado 12 de octubre cumplieron su segundo aniversario y el actor no oculta su felicidad. “Es maravillosa, tiene mucha paciencia conmigo y nos queremos mucho”. Anteriormente, el mexicano había mantenido una relación con Itatí Cantoral (Alicia en ‘La Viuda de Blanco’).