Las Feas del Mundo

LAS FEAS DEL MUNDO:

La primera de ellas fue Ana María Orozco. Y la colombiana encarnó en 1999 a Betty, personaje del que no se separó hasta el 2001. Y es que fue tal el éxito de la telenovela, que se hizo una segunda parte, ‘Ecomoda’, donde pusieron disfrutar muchos países de esta telenovela.

Y, después de esto, comenzaron varias versiones de “Betty, La Fea”.

Una de las versiones se hizo en México, con Angélica Vale, que interpretó a Leticia Padilla en ‘La Fea más Bella’, donde trabaja con su madre, Angélica María, su progenitora también en la novela. La mexicana sigue una estricta dieta con la que ha perdido varios kilos. Con el objetivo de que la transformación que sufriera al final de la historia fuese espectacular.

Poco después, Ruth Núñez, en España se convierte en Beatriz Pérez Pinzón, que tiene la suerte que la guapa desea. Desde que su historia ,‘Yo soy Bea’, estrenada el 10 de julio de 2006 y todavía continua su historia en los televisores de los españoles, con un éxito rotundo, superando la cifra de tres millones de telespectadores. Sin duda, este papel supondrá un antes y un después en la carrera de Ruth.

Y aunque ‘La Mujer en el Espejo’ no es una versión de la fea más famosa; la historia tenía algo en común con aquella historia. Su protagonista, Paola Rey (Jimena en ‘Pasión de Gavilanes’) daba vida a un personaje con doble cara. Durante la noche era Juliana, una joven inteligente, pero muy poco agraciada. Sin embargo, cuando llegaba la mañana, los rayos del sol la transformaban en Maritza, una mujer bellísima.

A continuación les presentamos unas de las tres versiones más famosas de “Betty, La Fea”:


YO SOY BETTY, LA FEA:
Betty es una joven inteligente y trabajadora que se ha preparado para llegar a ser alta ejecutiva en una empresa. Pero Betty tiene un problema: es tremendamente fea. Por ello, sólo consigue un puesto de secretaria en la empresa textil más importante de Colombia.
Su jefe, Armando Mendoza, es un triunfador en el terreno profesional y en el de las mujeres. Su prometida, Marcela Valencia, desconfía de su fidelidad, por lo que tratará de vigilarlo gracias a su amiga Patricia, quien es introducida en la empresa como segunda secretaria de Armando. Éste, no obstante, siempre mostrará sus preferencias por la abnegada "fea", capaz de sacarlo de todos los embrollos en que se mete.
Los apoyos más importantes con que cuenta la protagonista serán sus padres y su amigo Nicolás, cuyo sentido del humor ayuda a Betty a sobreponerse a los desplantes de los demás.


LA FEA MÁS BELLA:
La trama transcurre en una productora llamada ‘Conceptos’. Los fundadores son Julián Villarroel y Humberto Mendiola. Por desgracia, al poco tiempo de formar la sociedad el primero fallece en un accidente, dejando a tres huérfanos: Ariel, Ana Leticia y Marcia. Entonces, su fiel amigo y su esposa, que ya tienen un hijo, Fernando, se hacen cargo de ellos.
Con el paso de los años, la dedicación y el esfuerzo del patriarca de los Mendiola obtiene su fruto y la compañía se convierte en una de las más importantes en su categoría. Satisfecho de los logros que ha conseguido durante su mandato, Humberto considera que ha llegado el momento adecuado para pasar el relevo a los más jóvenes y comunica a su familia su firme decisión de jubilarse.
Y ahí es donde aparecen los problemas. Fernando y Ariel inician una lucha encarnizada por la presidencia de ‘Conceptos’. En medio de ese ambiente tenso y enrarecido llega a la empresa Lety, una brillante, pero tímida economista. La joven se ha enterado de que están buscando una secretaria y se ha animado a presentarse, aunque no tiene demasiadas esperanzas de ser contratada.
En realidad, ella sabe que es la persona perfecta para el puesto, tanto por su preparación académica como por su seriedad, pero también es consciente de que su físico no ayuda. A nadie le gusta tener una empleada tan fea, sobre todo si la otra candidata es una mujer escultural...

YO SOY BEA:

Beatriz Pinzón, una joven muy preparada y excelente en su profesión de economista que, sin embargo, tiene dos grandes frenos en su vida: su falta de habilidades sociales y su aspecto totalmente carente de atractivo, dos circunstancias que le hacen pasar desapercibida y provocan cierto rechazo en las personas de su entorno.


LA MUJER EN EL ESPEJO: Juliana Soler, una joven muy capacitada e inteligente pero con una baja autoestima por no ser precisamente bonita, vive una doble vida: bella de día y fea de noche. A través de un espejo mágico, ella se transforma en la despampanante Maritza Ferrer.
Mientras que Juliana es la mujer tímida, noble, buena y cariñosa, cuya apariencia es aceptada por sus seres más queridos, Maritza es la hermosa y talentosa profesional, cuyo intelecto y aspecto físico la ayudan a conseguir una buena posición en las Empresas Mutti, compañía internacional de cosméticos, donde conoce al amor de su vida, Marcos Mutti.
Pero el encanto del espejo tiene sus condiciones: Juliana sólo será bella durante el día porque cuando la noche caiga regresará a su apariencia normal; y quizás su condición más difícil es que nadie podrá verla a través de un espejo porque se descubriría su verdadera apariencia.