Madre Luna

Leonardo duda de la integridad de Alejandra
(Del 22 de octubre al 26 de noviembre):


Preciada libertad
Ángel y Leonardo finalmente están libres, ahora les toca enfrentar sus nuevas realidades. Leonardo ya no quiere mentir más y quiere separarse de Flavia. Ángel siguió los impulsos de su corazón para hacer pasar a Zulma como otra rehén ante la policía, una mentira que la podría salvar. Por otro lado, Dulce Elena regresa a su casa sin saber del paradero de Demetrio.

Pasión contra viento y marea
Fidelio hace una propuesta a la policía para que el ataque al campamento quede bajo la ley, todo a cambio de ayuda en el paradero de Demetrio. Por otro lado, Ángel está dispuesto a defender su amor por Zulma, es una pasión que va más allá del peligro que representa. Leonardo le advierte que es la mujer de un asesino, pero su hijo no quiere escuchar.

Grave mentira
Una mentira de Violeta hace que Leonardo dude sobre la integridad de Alejandra, al tanto que Ángel visita a Zulma en el hospital y le promete llevarla a un refugio. Su madre Flavia ronda por la casa desesperada por el paradero de Román, cuando un visitante inesperado aparece en su cuarto.

Costoso capricho
Flavia está encaprichada con “Veneno” y le esconde en su finca, ya que es capaz de todo por defenderlo, aún a costa de ser descubierta por su madre y Leonardo, arriesgándose a quien se le ponga en frente. Sin embargo, la fría y calculadora Doña Trini no se piensa quedar de brazos cruzados y piensa delatarla, un enfrentamiento entre madre e hija, aunque Flavia consigue que no la delate.

Interés oculto
Demetrio se esfuerza en llegar a los suyos, pero Tirso se atraviesa en el camino y le miente sobre Dulce Elena. La policía llega en el momento preciso y lo traslada a la comisaría donde Fidelio lo recoge y lo lleva a reunirse con Alejandra.