Paola Rey niega padecer anorexia

Aunque es notoria su extrema flacura, Paola Rey niega sufrir de anorexia

Rodrigo Candamil y Juan Carlos Vargas personifican a un par de amigos que se disputan el amor de Laura Ledesma (Paola Rey). "Julianita, la niña tímida que interpreté en LA MUJER EN EL ESPEJO es como realmente soy yo por dentro. Muy tímida", dice la protagonista de la nueva historia de Caracol, MONTECRISTO.

"Mi trabajo me ha ayudado a superar mi autoestima. Tenía muy poca confianza en mí, en mi físico. Pero a medida que fue pasando el tiempo me fui valorando. Ahora no es que me sienta más, pero tampoco me siento menos que nadie. No me interesa si me ven flaca, gorda, fea, bonita...Simplemente soy yo. Eso me ha dado la oportunidad de arriesgarme sin ser vulgar", añade en un tono enérgico porque confiesa estar cansada de dar explicaciones sobre una supuesta anorexia que "nunca tuve, ni he tenido".

"Yo sí me bajé de peso, pero para la gente fue un poco más de lo normal. Y es que estaba trabajando un montón, tenía una rutina de lunes a sábado increíble, pero no dejé de comer ni estaba obsesionada con eso. Lo único que sí hice fue un capítulo de DECISIONES en el que interpreté a una mujer que tenía esa enfermedad y supongo que la gente se agarró de ahí para relacionarlo conmigo. Honestamente te digo que no me parece para nada chévere que estén diciendo que sufro de anorexia. Sería la primera en tratar el tema si así fuera", apunta.

De lo que sí está contenta es de regresar a las telenovelas colombianas. Duró siete años como artista exclusiva de Telemundo desde que adquirieron las telenovelas: “¿Por qué diablos?” y “La baby sister”, que ella protagonizó. Después hizo “Pasión de gavilanes”, “La mujer en el espejo” y “Amores de mercado”.

"Es lo mejor que me ha pasado. He podido ahorrar y he invertido. Compro, vendo, remodelo. Hace ocho años estoy dedicada a los negocios de finca raíz y ya tengo hasta mis propiedades. La exclusividad te permite hacer todo esto, de lo contrario no te arriesgarías a invertir", dice.

Pero no es lo único bueno. Su imagen se expandió tanto que fue la primera colombiana en posar para la revista Interviú y salir en la edición de los 50 bellos de “Tv y Novelas México”, al lado de Paulina Rubio. "Mi trabajo en Telemundo fue una experiencia maravillosa, un noviazgo que dejó muy buenos frutos, pero que ya estaba bastante largo así que era hora de cambiar", dice con picardía.

Una vez terminó su contrato, viajó a Europa en compañía de su mamá y recorrió trece países. "Ella es mi mejor amiga y sabía que no iba a tener una mejor compañía", comenta.

¿Y Jorge (Cárdenas)?
-Todo se acabó.

¿Será que se quedó atrás ante tanto crecimiento suyo?
-No. Siento que no fue por eso. Solo que llega un punto en el que la vida te lleva por caminos diferentes, por distintas formas de ver la vida y se cierra el ciclo, pero no tuvo nada que ver la vida laboral. Él es un excelente compañero al que voy amar toda mi vida.

Por ahora se declara contenta, tranquila, feliz. "Llevo trece años de carrera y me siento con una experiencia enorme. Todavía falta mucho, pero no pienso en el mañana, solo vivo el presente", concluye.