Amas de casa desesperadas

LA CIGÜEÑA LLEGARÁ A LA CASA SOLIS

Conmoción en la casa de los Koppel
Después de que Andrés (Cristian Quezab) les confesó a sus padres sus inclinaciones homosexuales, Eugenia (Ruddy Rodríguez) no ha podido asimilar la noticia y contrario a la actitud tolerante de Armando (Diego Trujillo), se apersonará de la situación y buscará al Padre Arteaga, sacerdote del vecindario, para que la ayude a encaminar la vida de su descarriado hijo. Entre tanto, el comportamiento libertino, coqueto y descarado de Irene, la madre de Susana (Ana María Orozco), pondrá en graves aprietos a esta ama de casa, pues además de evitar que Alejandra (Estefany Escobar), su hija, se vuelva a ver con Julián, el hijo de Alicia (Sofía Vergara) y Pablo (Víctor Mallarino); ahora tendrá que cuidar la reputación de su madre.


La cigüeña llegará a la casa Solis
Después de varios días de nauseas, mareos y malestar en general, Gabriela (Marisol Romero) descubrirá que está embrazada. Pero antes de contárselo a su esposo, irá a la iglesia y hablará con el Padre Rivas. Entre tanto, Lina (Geraldine Zivic) aturdida por la presencia de una ex novia de Tomás (Julián Arango) en la empresa donde él labora, le pedirá ayuda a Verónica (Lorena Meritano), quien le diseñará un plan para evitar que esa trepadora arruine su matrimonio. Felicidad (Helena Mallarino) recordará el día en que Martha (María Angélica Mallarino), su hermana, le mostró la foto de sus vecinos y en la cual reconoció a Ángela, una joven enfermera que años atrás trabajo con ella y que culparon de robarse a un bebé cuando desapareció junto a su esposo sin dejar rastro alguno.


En la calle Manzanares se hablará del matrimonio
Mientras Susana (Ana María Orozco) trata de entender a Irene y a sus líos amorosos, Gabriela (Marisol Romero) descubre que alguien le cambió las pastillas anticonceptivas y cabe la posibilidad de que este embarazada. Por otra parte, Lina (Geraldine Zivic) tratará de seducir a su esposo, pero la ropa sucia y el desorden de su casa, convertirán una velada romántica en todo un desastre.