Carlos Duplat regresa como director

CARLOS DUPLAT
regresa como director con 'La sucursal del cielo',
tras cinco años de ausencia
Un Carlos Duplat más reposado se enfrenta ahora, a dúo con el actor y director Jairo Soto, a una historia de tono social, como a él le gustan. Se cansó de las propuestas superficiales y que no iban con su estilo, hasta que la nueva serie que produce 'Colombiana de Televisión' para el 'Canal Caracol' cumplió con sus expectativas.

Duplat aceptó dirigir 'La sucursal del cielo', porque es una historia popular, de clase media y porque sus libretos son atractivos. Siempre se obsesionó por hacer anécdotas sociales y mostrar tal cual la realidad que él ve. Considera que exponer lo que se vive en la cotidianidad es lo más sano que hay.

Lo último grande que hizo en televisión fue 'La caponera' y la primera parte de 'Juan Joyita'.

Durante su ausencia, se puso a escribir, a recordar su época de guerrillero y a recopilar información sobre la toma del Palacio de Justicia por parte del M-19, en 1985, y adaptó un guión cinematográfico.

Lo tituló 'La toma'. Ya está en manos de productores 'gringos'. La están traduciendo al inglés y hace algo menos de un mes le financiaron su obra. "Ahora están pensando si la hacen en inglés o en español", cuenta.

También finalizó la vida del cantante Diomedes Díaz y realizó algunas temporadas con una obra de teatro que montó con el actor Waldo Urrego. También dictó talleres de actuación. "Me mantuve ocupado hasta que llegó esto", dice.

Su vida como director:
Lleva más de cuatro décadas en el medio artístico y un recorrido por la vida que incluye un centenar de telenovelas con marcado éxito en Colombia como 'Los Victorinos', 'Amar y vivir', 'Detrás de un ángel', 'Fuego verde' y 'La caponera', además de obras de teatro y años enteros de docencia.

Siempre tuvo fama de malgeniado, pero los años lo han vuelto menos irascible. No solo los actores que dirige, sino los productores y técnicos que trabajan hoy con él, lo definen como "muy paternal".

"Es un caballero, te trata como si fuera tu papá. Te dice las cosas pacíficamente y te respeta como actor", asegura la actriz venezolana Gladys Ibarra, que actúa en la serie.

Sin embargo, hay que verlo en acción. En menos de un segundo despeina su poca cabellera blanca y grita porque no logra el resultado deseado. Así que respira profundo, se dirige al actor y le explica por segunda, tercera o cuarta vez, cómo quiere que haga la escena: "Trato de no estresarme ni de estresar a nadie".

En 'La sucursal del cielo' comparte dirección con el también veterano Jairo Soto -de quien es la idea original de esta serie, junto con Malcom Aponte-. A Duplat no es que le guste mucho compartir créditos, pero no por ego, sino porque siente que en cualquier momento de la historia se va a notar que el tono es diferente y hasta la forma cambia. "Confío más en que una sola persona lleve las riendas y yo soy un vigilante de lo que hago", explica.