Juan Carlos Vargas

JUAN CARLOS VARGAS:
'Ahora soy más visceral'.

Juan Carlos Vargas confiesa que su papel le generó una mayor exigencia actoral y mucho trabajo físico. La producción se estrenó en el horario 'Prime time' (que va desde las 8 p.m.), después de Noticias Caracol.

La trama es una versión actualizada de 'El conde de Montercristo', de Alejandro Dumas, en la que Vargas interpreta a Santiago Díaz, un abogado que termina en la cárcel por la traición de su mejor amigo.

El actor confiesa que su regreso como protagonista a la televisión nacional, en una serie que combina el amor y la traición, le ha dejado explorar otros matices en su carrera actoral.

"No me considero el tipo de actor galán -dice-, me gustan más los papeles fuertes y viscerales y esta historia tenía esos elementos".

Agrega que cuando recibió la llamada de Dago García ofreciéndole el papel, aceptó sin pensarlo dos veces porque el personaje le daba la oportunidad de no aparecer "ni tan bueno, ni tan malo".

"A mí me sedujo la historia y que el protagonista es bastante fuerte y nada lineal", opina el actor.

"Santiago (su papel) es un poco loco porque el motor de sus acciones es el dolor y la rabia. Es un tipo muy llorón y que se desgarra; pero también que odia y se quiere vengar", describe Vargas.

Otro de los factores que llamaron la atención del protagonista fue la exigencia física que le impuso la trama de la telenovela.

"La verdad es que tuve que prepararme haciendo unas cuatro horas diarias de ejercicio durante un mes", comenta.

Además revela que aumentó de peso para verse un poco más fuerte frente a las cámaras.

"Creo que subí unos cinco kilos, pero ahora con las jornadas tan duras de grabación estoy de nuevo más delgado", agrega en tono de broma al recordar el trabajo de casi 14 horas diarias en la producción.

"Pero estoy muy bien, siento que se está haciendo un buen trabajo y creo que la conexión con los actores principales (Paola Rey y Rodrigo Candamil) ha funcionado sin complicaciones", agrega.

Mientras cuenta las horas para el estreno de Montecristo, entre el amor y la traición, confiesa que ha aprovechado el tiempo para consumir muchas películas de drama y violencia psicólogica.

"Me he puesto a ver mucho cine, como la versión de Baz Luhrmann de Romeo y Julieta, cosas del director David Lynch y papeles de Nicolas Cage para hacer mi propia mezcla y darle una identidad a Santiago Díaz", explica Vargas.

Mientras devora películas y se prepara para mostrar el lado más oscuro de su personalidad, Juan Carlos Vargas revela que está a la expectativa con la novela. También, con una producción cinematográfica que rodó junto con Robinson Díaz y Adriana Arango y que tendría el nombre tentativo de Adiós a Melissa.