Leticia Calderón se separa

Leticia Calderón se separa
No perdona infidelidad

Lety Calderón espera reunirse con su ex pareja para hablar de sus hijos.

Leticia Calderón, protagonista de las telenovelas “Esmeralda” (1997) y “Valeria y Maximiliano” (1992), confirmó su separación del abogado Juan Collado tras ocho años de relación. Según declaraciones de la actriz, la ruptura obedeció a que Collado le fue infiel con la también actriz Yadira Carrillo, una de las protagonistas de la nueva telenovela “Palabra de Mujer”.

No fue la primera vez:
Lety explicó que está no era la primera vez que su marido le era infiel. Ella había hecho oídos sordos a los chismes y comentarios, pues le interesaba mantener viva la relación para darle una familia a sus hijos Luciano y Carlo.

Sin embargo, hace 15 días a su regreso del hospital, donde fue sometida a una operación de rodillas, se encontró con que Juan había abandonado la casa.

"Lo que más me lastimó es que no se despidiera y que se fuera en un momento en que más lo necesitaba, ya que yo andaba con muletas", se lamentó la actriz.

Los rumores de la infidelidad de Collado llegaron a tal punto que, en una ocasión, llamaron de un programa de espectáculos a casa de Leticia para preguntarle si Juan andaba con Yadira pues lo habían visto con ella. La ex Esmeralda sólo atinó a decir que su esposo no conocía a Yadira. Cuando le preguntó, Juan se limitó a responder “!Cómo la voy a conocer!".

Lety dijo que se siente “muy tranquila”, pues ya no tendrá que lidiar con tantas mentiras y malos humores. Según ella, Juan no perdía la oportunidad de discutir , y agregó que cuando se pierde el respeto y la confianza se termina todo.

La también ex presentadora de HOY manifestó a la revista que espera tener la oportunidad de hablar con su marido, pues tienen dos niños y espera que él siga al pendiente de ellos.

Al preguntarle sobre si en algún momento él insinuó que se iría, Lety mencionó que antes de que ella fuera hospitalizada, él dormía en casa todos los días y “me decía que yo era el amor de su vida y juraba que antes que nadie y nada estaba yo”.