Tormenta en el Paraíso

Comienza la tormenta en el Paraíso
El sacerdote maya Ahzac maldice al hombre blanco: 'Nadie que tenga la Perla Negra en sus manos conocerá la felicidad'
En 1519 el sacerdote maya Ahzac maldice al hombre blanco por haber robado la ofrenda de la doncella Ixmy: "Nadie que tenga la Perla Negra en sus manos conocerá la felicidad".
En 1987 en Cozumel, Hernán y Analy viven un gran amor, esperan a su primer hijo. Mientras Analy da a luz a una bella niña Aymar, Hernán sufre un accidente por haber encontrado la Perla Negra en el fondo del mar. La maldición se cumple a través de los tiempos.
Eliseo Bravo, socio de Hernán, roba la Perla Negra y sobre él se avecina una sombra trágica, poniendo el peligro la felicidad de su familia. Su esposa María Teresa, por sentirse sola lo engaña con Víctor y decide abandonar a Eliseo y a sus tres hijos: David, Nicolás y Leonardo.

Teresa abandona a sus tres hijos, David, Nicolás y Leonardo, dejándolos al cuidado del padre Augusto, entre ellos hay muchas diferencias
Hernán está a punto de morir y le hace prometer a Eliseo Bravo que protegerá a Analy, Hernán muere y Analy sufre por la pérdida, pero estará dispuesta a luchar por su hija apoyada por el Capitán Pablo Solís, Rigo y Tacho, niños solidarios y leales con ella.
Eliseo no cumple con la promesa que hizo a Hernán; regresa a su tierra, Coatepec, Veracruz, mientras viaja, tiene una pesadilla con la maldición de la Perla Negra, guardando una gran obsesión por la perla. Nakuk vio el accidente provocado por Eliseo y le cobrará caro por su silencio.
María Teresa abandona a sus tres hijos, David, Nicolás y Leonardo, los deja al cuidado del padre Augusto. Entre los niños hay diferencias, mientras David defiende a su madre, Nicolás ha decidido no perdonarla, Leonardo es muy pequeño y no comprende lo que está sucediendo.

Eliseo sufre un fatal accidente con un coche, en el hospital tiene pesadillas con la Perla Negra y la maldición cae sobre él

Eliseo llega a Coatepec, Veracruz, se da cuenta que María Teresa lo abandonó. Ella regresa a implorar perdón, pero Eliseo la amenaza de muerte y le exige que se vaya, negándole que vea a sus hijos.
Eliseo confía en su amiga Paloma diciéndole que encontró un tesoro arqueológico y la Perla Negra, decide vender el tesoro y comprar unas tierras y sacar adelante a su familia.
Analy lleva las cenizas de Hernán al mar, creando de esta forma un vínculo de amor por la naturaleza en su hija Aymar. Decreta que su hija amará y cuidará del mundo natural, ella decide trabajar por su hija.
David y Nicolás siguen peleando por el abandono de su madre. David abandona la casa y Eliseo lo busca desesperadamente, cuando por fin lo encuentra, sufre un fatal accidente con un coche. En el hospital Eliseo tiene pesadillas con la Perla Negra, la maldición cumple sus designios sobre la vida de Eliseo Bravo.

Aymar se ha convertido en una bella mujer, le gusta bucear, ama el mar y la naturaleza, es una mujer luchadora y justa
Como consecuencia del accidente, Eliseo pierde un brazo y se siente maldito, el padre Augusto le entrega un escapulario para que se mantenga protegido por Dios y liberar todo mal.
Eliseo lucha por sus hijos, David, Nicolás y Leonardo. Compra una hacienda y la llama ‘El Paraíso’. Analy encuentra trabajo en un restaurante típico y como buena madre protegerá a su hija Aymar.
Pasan veinte años y los jóvenes Bravo se han convertido en hombres, Nicolás es abogado y hombre justo, Leonardo es el menor de la familia, es un muchacho melancólico y bueno. David el mayor, es rebelde y se contrapone a su padre, entre ellos hay una lucha permanente.
Eliseo quiere que David se haga cargo de la hacienda, pero a él no le gusta el trabajo del campo. Los tres hermanos son diferentes, pero se quieren, David es un enamorado, mujeriego y le gustan las aventuras, mientras que Nicolás es trabajador y realiza las labores que le corresponden a su hermano para evitar problemas con su padre. Nicolás huye de las relaciones amorosas porque sigue dolido por el abandono de su madre María Teresa. Aymar se ha convertido en una bella mujer, le gusta bucear, ama el mar y la naturaleza, es una mujer luchadora y justa. Raúl Abascal está enamorado de Aymar, pero ella no quiere corresponderle. Mario Abascal, padre de Raúl, es el poderoso del puerto, quien haciendo uso de su poder hace clausurar la fonda de Analy.


Del 12 al 16 de noviembre de 2007