Geraldine Bazán: cansada de personajes juveniles

Geraldine Bazán:
cansada de personajes juveniles

Paula es el papel que interpreta Geraldine Bazán en la nueva telenovela que emite Telemundo, ‘Victoria’, una reposición de la exitosa ‘Mirada de mujer’.

La actriz mexicana Geraldine Bazán ya no será la típica niña rebelde que interpretó en otras ocasiones; ahora se enfrentará a un papel más maduro gracias a la nueva telenovela 'Victoria', que estrenó esta semana la cadena Telemundo.
La conocida actriz, que cuenta con la experiencia de haber participado en 15 telenovelas, se mostró, en una entrevista en Nueva York "muy contenta y satisfecha" con el trabajo que realiza en la telenovela que tomó el espacio de 'La esclava Isaura' en el horario de máxima audiencia de la filial hispana de NBC.

"Estoy encantada con este nuevo proyecto. Me habían propuesto un papel diferente, pero me decidí por el de Paula, mucho más alejado de los anteriores. Ya me tocó hacer de niña rebelde y ahora me apetecía un perfil más maduro", explicó la joven de 24 años que interpreta a la hija de Victoria Ruffo en esta nueva producción.

Para Bazán, ‘Victoria’ es una telenovela "muy orgánica" que le permitió "por fin" acercarse a otra temática y dejar de ser "un personaje negativo como algunos de los anteriores", con referencia, por ejemplo, a Belinda de ‘Tierra de Pasiones’.

La joven, que tuvo que abandonar Miami y desplazarse a Colombia para rodar la nueva serie, interpreta ahora a "una mujer profesional, que estudia abogacía y que se debe enfrentar a grandes problemas muy diferentes de los que estaba acostumbrada".

"Paula adora a su padre, que le enseñó que tiene que labrarse un futuro como mujer profesional y trabajar duro, mientras que, en ocasiones, menosprecia a su madre, que tras ser abandonada por su marido, se encuentra sola y desprotegida", explicó la actriz sobre su personaje.

Aseguró también que le pondrá "las cosas un poco difíciles" al personaje de Ruffo, porque siempre le pareció que "pudo hacer más por ella misma como mujer, en vez de centrarse sólo en ser mamá y ama de casa", y eso es lo que le recriminará.

Sin embargo, Geraldine Bazán forma "un equipo muy bueno" con su madre en la vida real, Rosalba Ortiz, quien además es su representante y a la que admira "como mujer trabajadora y luchadora".

Bazán destacó la calidad de sus compañeros de reparto Arturo Peniche y Mauricio Ochman, quienes, además de Ruffo, le dan la réplica en "una serie en la que no hay villanos que matan y que cuenta con un libreto extraordinario".

De hecho, ‘Victoria’ está basada en una telenovela de la que hace poco se celebró el 50 aniversario y que fue una idea original del colombiano Bernardo Romero, cuya historia original se llamó Señora Isabel y más adelante se presentó en México con el nombre de Mirada de mujer.

"Estoy emocionada al estar en este proyecto, porque hace poco esta novela fue elegida como la preferida de todos los tiempos por el público en una encuesta", dijo Bazán, quien reconoció que le costó estar en Colombia, alejada de México y Miami.

Sin embargo, para la actriz la experiencia vale la pena, ya que conoció a "gente encantadora, atenta y amable, muy parecida a los mexicanos", y, además, porque supone "una experiencia de vida" que la va a llevar a aprender mucho profesionalmente y como persona.

"Todo el mundo tiene mucha fe en esta telenovela, porque es muy real y no es tan clásica como otras", explicó Geraldine, para quien la historia principal tiene mucha fuerza, ya que se basa en el relato de una mujer madura que, tras ser abandonada por su esposo, encuentra el amor en un hombre más joven.

"¿Por qué no puede realizarse ese amor a los 50 años? Una mujer tiene derecho a vivir más allá de una cierta edad y unas ciertas vivencias", explicó Bazán, quien se reconoce "madura" para su joven edad después de llevar mucho tiempo fuera de su país y alejada de su familia.