La Hija del Mariachi

La muerte ronda a Emiliano

Sin esperar los cuarenta años de condena que debía pagar, Emiliano (Mark Tacher) logrará tener frente a frente a Corona (José Luis Franco), a Steve (Ariel Díaz) y demás maleantes que le arruinaron su vida, para hacerles pagar por todo el daño que le han causado. Sin embargo, antes de cantar victoria, una bala se cruzará en su camino y sus sueños e ilusiones al parecer se apagarán.

Mientras, el Comandante Salas (Daniel Lugo) y La Teniente Morales (Alpha Acosta) se encargan de organizar el operativo de captura de Corona y Steve; Emiliano le cuenta a sus “ex” amigos que las autoridades mexicanas descubrieron que ni él, ni Felipe (Luis Caballero) son culpables de los cargos que les imputan y que extrañamente tanto Corona y Steve aparecen como dueños de algunas sociedades que se crearon para el lavado de dólares. No obstante, la agilidad de Rubén, el maleante que los mafiosos contrataron para matar a Emiliano, será más certera que la de los policías y antes de que Sánchez-Gallardo termine de hablarles, le propinará un disparo en el pecho que lo dejará tendido sobre el suelo.

El bar Plaza Garibaldi abrirá nuevamente sus puertas
Las tristezas, las lágrimas y los aprietos económicos se acabarán. Mientras Fernando (Mario Duarte), Sigifredo (Luis Eduardo Arango), Coloso (Gregorio Pernía) y demás integrantes de “La Manada” esperan con ansias locas el momento en que se reunirán con el gerente de la firma mexicana que compró el bar. Rosario (Carolina Ramírez) se alegra de la noticia, pero les aclara que ella nunca más volverá a portar el traje de mariachi y mucho menos volver al bar donde se enamoró de Emiliano (Mark Tacher).

Entre tanto, el “Mañanitas” descubre que su adorada Lourdes ha vuelto a prostituirse y Macías (Nicolás Montero) no puede creer que haya alguien interesado en comparar el bar y menos, que desee convertir a Don Carlos en su socio.


Del 11 al 14 de diciembre de 2007