Álex Sirvent

Álex Sirvent
dice que sería capaz de dar mi vida por una mujer

Quizá se le recuerde cantando en aquel grupo infantil mexicano llamado ‘La Onda Vaselina’, que arrasó en los 90. De aquello han pasado más de 10 años y Álex Sirvent se ha convertido en todo un galán de telenovela. Debutó como actor en el 2004 con ‘Corazones al Límite’, después vinieron ‘Contra Viento y Marea’ y ‘Madre Luna’. Esta última ha sido, sin duda, su gran oportunidad.

-¿Te identificas con Valentín?
Sí, me parezco bastante a él, hasta mi familia me lo ha dicho. Yo también soy trabajador, enamoradizo y muy intenso. Trato de llevar la pasión al límite todos los días, porque pienso que la vida se pasa en un cuarto de hora y hay que disfrutarla al máximo. Eso sí, procuro controlar esa parte explosiva de mi carácter y canalizarla haciendo ejercicio. No me gusta gritar y saltar a la primera de cambio, como hace Valentín.

-¿Ha habido algún momento difícil en las grabaciones?
La parte más dura fueron las escenas del hospital, porque debía conseguir que se viera a mi personaje al borde de la muerte.

-Pero, por suerte, no muere...
No, aunque en un principio Valentín fallecía durante el tiroteo en el rancho de los Aguirre. Lo que pasa es que el personaje gustó mucho y por eso se decidió que continuara en la trama.

-Valentín Aguirre es muy romántico. ¿Cómo eres tú en el amor?
Siempre que estoy con alguien me entrego muchísimo. Me pierdo, todo son sombras a mi alrededor y lo único que veo es el rostro de la persona que amo.

-¿Serías capaz de pelearte con tu hermano por una mujer, como sucede en la telenovela?
Sí, aunque sin llegar a los puños. A la familia se la ama y creces con ella, pero tu pareja es con quien vas a compartir 50 años de tu vida. Además, no creo que sea deslealtad, es que yo por una mujer soy capaz de dar mi vida. Para mí el amor es el sentimiento más puro, algo sagrado, y no entiendo a las personas que eligen estar solas.

-¿Has sufrido muchos desengaños a lo largo de tu vida?
He tenido 100 caídas, pero también 101 levantadas. Quizás he sufrido por ser demasiado intenso y pasional. Sin embargo, no olvido las malas experiencias, porque se aprende de ellas. Luego tratas de no cometer los mismos errores, aunque no siempre se consigue...

-¿Ahora cómo está tu corazón?
Estoy solterísimo, sin compromisos y en busca del amor.

-¿Qué cualidades ha de tener una chica para seducirte?
Ser muy transparente, sencilla y sincera. Ese misterio que guarda la mirada de una mujer es lo que a los hombres nos puede llegar a volver locos. No tiene que ser la más bella o la más voluptuosa, yo me fijo sobre todo en la personalidad. El amor empieza cuando conoces el interior.

-¿Cómo conquista Álex Sirvent?
Cocinando y escribiendo poesías y canciones, que es otra de mis pasiones y algo que hago a nivel profesional. De hecho, en el capítulo 95 de ‘Madre Luna’ me vais escuchar cantando uno de mis temas. Se titula ‘Acércate’ y lo compuse pensando en mi público español. Es bellísimo y con el me conoceréis un poquito mejor.

-¿Qué hora del día prefieres para componer?
Suelo centrarme más por las noches, que es cuando estoy más relajado. Después de una jornada de trabajo, llegas a casa y entonces empieza un momento precioso para reflexionar y escribir. Me gusta ser testigo de lo que ocurre en la vida y luego plasmarlo en mis canciones.?Por ejemplo, en las grabaciones observo mucho a mis compañeros y me inspiro en ellos.

Su última novia...
Después de un año y medio de noviazgo, parece que Álex y Ximena Herrera (Maripaz en ‘Bajo las Riendas del Amor’) se han tomado un respiro. Sin embargo, no hay más que leer las palabras que él le dedica para darse cuenta de que la actriz siempre tendrá un hueco especial en su corazón: “Sólo me he enamorado plenamente una vez y ha sido de ella. Ahora estamos alejados, pero seguimos teniendo una relación bellísima”.

El joven actor nos cuenta cómo se cuida...
“Durante casi todos los meses del año hago una dieta de 21 días. Hasta las 12 de la mañana como toda la piña y papaya que me apetece. A mediodía y en la cena tomo arroz, pollo a la plancha y lechuga. Además, bebo mucha agua y entreno en el gimnasio todos los días”.