Victoria

La familia Mendoza se derrumba

Huellas
El encuentro entre Victoria y Jerónimo dejó una huella imborrable, a pesar de que ella aún sufre por la pérdida de Enrique. El corazón toma caminos inesperados y comienza el debate entre los 25 años perdidos y un nuevo motivo en su vida.

Sin marcha atrás
Victoria le exige a Enrique que deje a Tatiana y lucha por su matrimonio hasta el final, pero la pasión de Enrique es más fuerte que sus códigos morales y le confiesa que no puede dejarla.

Estallido de reclamos
Por más que Victoria intenta sacar su matrimonio a flote, no hay mucho que pueda hacer, aunque reclama sus 25 años invertidos en la relación, Enrique no reacciona. Su argumento es que Tatiana lo hizo recordar que aún es hombre, justo las palabras que el corazón de Victoria se rehúsa a oír

Corazón herido
Victoria poco a poco comienza a aceptar su destino, enfrenta su realidad ante cada uno de sus tres hijos. Pero la herida no cierra tan fácil, es hora de averiguar más, necesita saber el nombre de la "mujer" que le robó a su marido, qué tipo de mujer es.

Enfrentada traición
El engaño comienza a tomar una forma más clara, Victoria no puede creer que su rival trabaje con Enrique. Los sentimientos encontrados la mueven y Helena la lleva a ver algo que no está preparada para afrontar: los besos de Tatiana y Enrique.

El dolor del abandono
Jerónimo trata de usar su suavidad para conquistar a Victoria, él jamás la hubiese dejado e intenta convencerla. Pero las heridas no sanan en una noche, Victoria sigue lamentando el amor perdido. Mientras tanto, la familia Mendoza se comienza a desintegrar y Santiago se enfrenta al padre.


Del 10 al 14 de diciembre de 2007