Amparo Grisales guiada por Los ángeles

Amparo Grisales
guiada por Los ángeles

En una profesión donde la vigencia está condicionada a la edad y el cuerpo es objeto de culto, la actriz Amparo Grisales pudiera considerarse la excepción a la regla.

Sus 50 años no fueron impedimento para que accediera a posar desnuda y, mucho menos, para que regresara después de diez años alejada de la pantalla chica a las telenovelas. En ‘Madre Luna’, una mega producción de la cadena Telemundo, en la que representa ese poderío que emana de la naturaleza y que traslada a la crianza de sus hijos.

Motivada por la historia de Julio Jiménez (escritor de telenovelas como ‘Pasión de Gavilanes’ y ‘El Cuerpo del Deseo’), Grisales está de vuelta a su natal Colombia, instada por el consejo de sus ángeles, a los que conoció, precisamente durante su estancia de seis años en Los Ángeles, California.

“Los Ángeles me ayudan mucho. Cuando me fui de Colombia lo hice un poco para encontrarme, buscar mi identidad. Cuando uno está en este ajetreo desde pequeñito, no sabes bien quien eres y yo busqué ese espacio”, confesó la artista. Quien habla sin reparos de su relación con los arcángeles Gabriel y Miguel, revela que su nexo esotérico se dio de manera orgánica.

“La parte metafísica la venía desarrollando desde pequeña. Siempre tuve gran conexión. Luego decidí darme unos años sabáticos, leer, aprender a canalizar (mis energías) y realmente se logran milagros”, establece.

“El mundo angelical es maravilloso. Me encontré conmigo misma. Ellos son mis amigos, mis protectores. No es que sean diferentes a Dios, son características de Dios y todo esto que está pasando en mi vida, todos mis éxitos, son ellos quienes me guían y me siguen llevando de la mano”, dijo con convencimiento, quien asegura que son “sus ángeles”, los que la protegen incluso durante las grabaciones de la telenovela.

“Cruzar los pantanos de arroz no es fácil y me ha tocado hacerlo corriendo. Es mucho lodo y es muy difícil, pero lo he logrado sin caerme, me concentro y la verdad es que nada me toca y son mis ángeles”, aseguró la actriz, quien comparte estelares con Gabriel Porras, Michel Brown y Saby Kamalich, entre otros.

Grisales, quien la última vez que se le vio en una telenovela fue en “Dos mujeres” (1997), cuenta con una larga trayectoria en ese género, así como en teatro y cine.

Según compartió, “Madre Luna” le ha dado la oportunidad de reencontrarse con su natal Colombia y redescubrir sus bellezas, así como empaparse de los pormenores de la industria arrocera en la que se enmarca la historia. “Es fascinante ver toda la zona arrocera colombiana. Tolima, Giraldod son un espectáculo y ver cómo cruza el río Magdalena. He aprendido muchísimo, también del arroz, de lo trabajoso que es y como cualquier plaguita puede echar a perder todo un sembradío”, concluyó quien cuenta con más de tres décadas de trayectoria artística.