El último matrimonio feliz

Armando abandona a Margot

Margot pasará su peor día, cuando su esposo le dice que la abandonará porque se le acabo el amor
Antonio (Alejandra Borrero) y Patricio (Ricardo Vélez) acuden al hospital a averiguar por el estado de salud de Adelaida, su hija después del accidente. Ante la displicencia de su esposo e hijo, Camila (Coraima Torres) no tiene más remedio que celebrar su cumpleaños número cuarenta, sola en la inmensidad de su hogar. Bárbara (Valerie Domínguez) no tiene mucho éxito en las entrevistas del trabajo, por lo que Harold (José Luis Paniagua) le promete hablar con cada una de sus clientas para ver cual de ellas le puede ayudar. Margot (Carmenza Gómez) pasará la peor noche de su vida, cuando su adorado esposo le diga que la abandona porque el amor que sentía por ella se acabo, al igual que su matrimonio. Yorley (Yuly Ferreira) le reclama a Mario (Quique Mendoza) por su falta de interés para conseguir trabajo.

Empieza el ocaso del matrimonio entre Paulina y Carlos, y Bárbara se entera de la llegada de un nuevo integrante a su familia
Aunque Paulina (Cristina Campuzano) estaba segura de que el Doctor Ferrer la escogería como la nueva Directora comercial de la compañía, las capacidades de Carlos (Juan Pablo Espinosa), su esposo, pesarán más en el momento de la elección y de hoy en adelante él será quien ocupe este prestigioso cargo. Con el orgullo herido y cegada por la furia, Paulina no tendrá ningún reparo en decirle a su cónyuge que ella estaba más preparada que él para ocupar este cargo y que la decisión de su jefe se debió a que ella es mujer.
En la clínica; Antonia (Alejandra Borrero) y Patricio (Ricardo Vélez) están a la espera que Adelaida, su hija, reaccione, mientras, Bárbara (Valerie Domínguez) descubre que está embarazada y se desmaya.

¿El trabajo o la familia?
Bárbara (Valerie Domínguez) tendrá que soportar el acoso de un ejecutivo
Debido al accidente de su hija, el puesto de Antonia (Alejandra Borrero) en la inmobiliaria pende de un hilo. La exitosa vendedora tendrá que elegir entre su familia o seguir trabajando para Manuel (Jorge Cao), un hombre que la quiere tener a su servicio las veinticuatro horas del día los siete días de la semana. Mientras esto sucede, Emilio (Fabio Rubiano) no pierde la oportunidad de lucirse ante los clientes y de hacerle ver a Manuel que su vendedora estrella no es tan profesional como él cree. Durante una nueva entrevista de trabajo, Bárbara (Valerie Domínguez) tendrá que soportar el acoso de un ejecutivo, pero en esta oportunidad ella no tendrá reparo alguno en hacerle entender que ella no es un objeto y que, a pesar de su necesidad, es una mujer con principios. Mario (Quique Mendoza) ha decidido que lo mejor para su familia es vender la casa y, aunque Yorley (Yuly Ferreira) no está de acuerdo con esta decisión, el hombre llamará a la inmobiliaria para ofrecerles su predio.

Bárbara obtendrá una excelente oferta laboral y la crueldad de Manuel llegará a límites insospechables
Manuel (Jorge Cao) irá a visitar a la familia de Camila (Coraima Torres) y, aunque el ejecutivo confirmará con sus propios ojos que Elvia, la madre de su esposa, está moribunda, no permitirá que ni ella ni su hijo tengan contacto alguno con su familia. Manuel Gómez le hará creer a su suegra que Camila es quien no quiere saber de ellos y que su arrepentimiento ha llegado demasiado tarde. Antonia (Alejandra Borrero) buscará a Manuel para contarle que ha decidido crear su propia empresa y Yorley (Yuly Ferreira) aceptará el trabajo que Harold (José Luis Paniagua) le ha ofrecido. Gracias a Antonia, Bárbara (Valerie Domínguez) tendrá una oferta laboral que no podrá rechazar.

Del 21 al 25 de enero de 2008