La hija del Mariachi

Emiliano y Rosario viajan
a México

Emiliano le ofrece matrimonio a Rosario
Como si se tratara de un sueño, los mariachis del bar Plaza Garibaldi, Rosario y demás invitados a la reinauguración del establecimiento, no darán crédito a lo que sus ojos ven. A Emiliano Sánchez Gallardo (Mark Tacher) libre y dispuesto a luchar por lo que más quiere, por Rosario (Carolina Ramírez). Después de pedirle matrimonio por tercera vez, Emiliano y Rosario fundirán sus cuerpos en uno solo y darán rienda suelta al amor que los consume y que durante once meses y cinco días los mantuvo vivos. Mientras esto sucede, Sigifredo (Luis Eduardo Arango), Fernando (Mario Duarte), Coloso (Gregorio Pernía) y El Mañanitas (Horacio Tavera) deciden buscar a la parejita de tortolitos en la pensión de Don Genaro para darles una serenata que nunca olvidarán.

El final se acerca y empiezan las sorpresas
Mientras Raquel (Alejandra Borrero) le entrega a Emiliano (Mark Tacher) las cartas que Rosario (Carolina Ramírez) le escribió durante el tiempo que estuvo en la cárcel y que él nunca quiso leer; Macías (Nicolás Montero) se entera de los pormenores del regreso triunfal del mexicano. Poco a poco, Emiliano empezará a retribuirles a sus amigos la ayuda y apoyo incondicional que le brindaron durante el momento más duro de su vida. Los primeros beneficiados serán Fernando (Mario Duarte) y Coloso (Gregorio Pernía). El primero recibirá un apartamento para que él y Leticia tengan su propio nidito de amor, y el segundo tendrá el carro que siempre soñó. Pero, como las cosas entre estos dos personajes no se pueden solucionar sino es a los golpes, esta no será la excepción y, después de una cruenta disputa, el Coloso recibirá un lujoso vehículo.

Rumbo a México
Después de hablar con Raquel (Alejandra Borrero) y de contarle sobre sus planes para el futuro, Emiliano y Rosario (Carolina Ramírez) partirán a México, país en el cual piensan radicarse después de la boda. Emiliano aprovechará este viaje con su prometida a su tierra natal, para que sus padres se disculpen por haber pensado mal de ella y por la forma tan descortés como se comportaron el día en que la conocieron. El Lucerito de México quedará en shock cuando conozca el mundo al que el ejecutivo y su familia pertenecen. Antes de este viaje, Emiliano y Rosario vivirían una idílica noche de rancheras dedicadas exclusivamente al amor.

Un mundo de ensueño
Los lujos y las comodidades en que vive Emiliano (Mark Tacher) dejarán a Rosario (Carolina Ramírez) sin palabras. Antes de encontrarse con sus padres, Emiliano pasará un romántico día en compañía de la mujer que le robó el corazón y que le mostró el verdadero sentido de la vida. En Colombia, Raquel (Alejandra Borrero) no se encuentra muy cómoda con la presencia del chofer que Emiliano le dejó, pues no está acostumbrada a tener personal que le sirva y mucho menos a que se convierta en su sombra. El joven además de ser el chofer de la señora Guerrero, se convertirá en el amigo inseparable de Lucía (Laura Torres).

Perdón y olvido
A puertas del gran final de la novela número uno de los hogares colombianos, Rosario (Carolina Ramírez) se encontrará con los padres de su prometido y en medio de una emotiva conversación Roberto (Guillermo Munrray), Gabriela (Paloma) y Cristina (Tanya López) Sánchez - Gallardo se disculparán por haberla juzgado sin conocerla. Después de este encuentro, la pareja de enamorados viajará a Colombia para finiquitar los detalles de su boda. Entre tanto, Raquel (Alejandra Borrero), Lucía (Laura Torres) y el apoderado de Emiliano buscarán el apartamento que el mexicano les obsequiará. Mientras Virginia (Estefania Borge) se entera de la gran boda de Emiliano y Rosario por el periódico, Macías (Nicolás Montero) vivirá la peor humillación de su vida.

El bar plaza Garibaldi se viste de gala para recibir a la familia Sánchez-Gallardo
Después de haber limado asperezas con la familia de su prometido y de conocer a su cuñada y a Felipe (Luis Caballero), Rosario (Carolina Ramírez) y demás integrantes del bar Plaza Garibaldi, incluyendo a Eulalia en el rol de “La Vengadora”, preparan un show si precedentes para recibir a los familiares del “Príncipe de México”. Aunque Gabriela (Paloma), Cristina (Tanya López) y Felipe intentan acoplarse a la situación, Roberto (Guillermo Murray) quedará al borde un ataque al corazón cuando escuche algunas historias de vida de los nuevos amigos de su hijo. Entre tanto, por culpa del doctor Bahamón, el jefe de Rosario en el banco, la pareja de tortolitos tendrán una discusión que podría arruinar todos sus planes. Los celos de Emiliano (Mark Tacher) y el aguardiente no serán buenos consejeros.


Del 14 al 18 de enero de 2008