Génesis Rodríguez: “Dar vida a Rosita significó un gran reto para mí”.

Génesis Rodríguez:
“Dar vida a Rosita significó un gran reto para mí”.

Ya no es la adolescente rebelde que vimos en ‘Prisionera’, y tampoco se parece en nada a la sufrida Rosita Amado de ‘Dame Chocolate’. Génesis Rodríguez se revela como una joven madura y sofisticada que pisa fuerte.

-¿Estás satisfecha con tu primer papel como protagonista?
Hacer ‘Dame Chocolate’ ha sido una experiencia realmente inolvidable, fue una bendición y también un gran reto para mí.

-Antes de esta telenovela estuviste un tiempo alejada de las pantallas, ¿a qué se debió?
Me dediqué a estudiar, porque considero que es fundamental. Uno nunca deja de aprender. La verdad es que eché mucho de menos la televisión, porque para mí el set de grabación es como mi casa.

-¿Qué tal trabajaste con tu compañero, Carlos Ponce (Bruce)?
Él es un pan de Dios. Me lo pasé muy bien, porque siempre lograba arrancarnos una sonrisa a todos.

-El elenco de la novela fue muy variado. ¿Te sentiste a gusto?
¡Claro que sí! Es el mejor equipo que he tenido. Aquello era como estar en familia. Mª Antonieta de las Nieves (Dulce) es y será mi abuela de por vida; y Kristina Lilley (Grace) es como mi segunda madre.

-Rosita Amado tiene un carácter soñador e ingenuo, ¿tú también?
A veces sí soy ingenua, aunque no llego al extremo de mi personaje. Dedicarme al mundo de la interpretación me ha hecho crecer a la fuerza.

-¿Qué es lo que más valoras de las personas que te rodean?
El espíritu, lo que llevan dentro.

-¿Y algo que no toleres?
La arrogancia, sin duda. Pienso que una persona siempre debe tener humildad. Si no, tarde o temprano la vida le dará una lección.

-¿Cómo está tu corazón?
Nunca hablo de mi vida personal.

-Al menos dinos qué requisitos debe tener un hombre para conquistarte...
Ha de ser, ante todo, honesto. También tener sentido del humor, ser romántico y, sobre todo, que me trate como a una princesa. Por otra parte, yo soy una mujer a la que le gusta tener su independencia, y mi pareja lo tiene que respetar. Si no es así, entonces no es para mí.

-¿Crees en los amores eternos?
Si encuentras todo lo que buscas en alguien, sí puede ser para siempre, y eso es algo muy hermoso.

-Al ser un personaje público te expones a muchas especulaciones y habladurías. ¿Cómo enfrentas estas situaciones?
Honestamente, no tomo en cuenta los chismes, sobre todo si son de mi vida privada. En lo que concierne a mi trabajo, oiga las críticas para saber cómo debo mejorar.

-¿Tu familia te apoya en las decisiones que tomas?
Por supuesto. Sin el apoyo y consentimiento de mis padres yo no podría hacer nada.

-¿Quién te mima más?
Te podría decir que ambos. Soy una niña consentida y le doy muchas gracias a Dios por tener los mejores padres del mundo.

-¿Qué sueles hacer en tus ratos libres, cuando no estás estudiando o trabajando?
Me gusta leer, ir al cine, escuchar música y salir de compras.

-¿Practicas algún deporte?
Reconozco que soy bastante vaga para ir al gimnasio y hacer ejercicio, aunque sí cuido mi alimentación. La salud es importante.

-¿Proyectos a la vista?
Siempre estoy abierta a alguna oportunidad que pueda llegar.

-Si te ofrecieran un papel que no es protagonista, ¿aceptarías?
Sí, es mi trabajo y estoy dispuesta a aprender más y más. No considero inferior realizar un personaje secundario ni mucho menos.

-¿A qué te habrías dedicado si no hubieras sido actriz?
Me gusta mucho la moda, el diseño y también la cocina. Tal vez hubiera hecho algo de eso...

-¿Qué le aconsejarías a los chicos que desean ser actores?
Que luchen por alcanzar su sueño y que no desfallezcan en el camino. La clave para el éxito es la perseverancia y la disciplina.