La Traición

Hugo es enterrado vivo

Hugo tiene un ataque de catalepsia
Hugo de Medina queda en libertad, gracias a Soledad, que le confesó al juez que estuvo toda la noche con su amado hasta el amanecer. Como el juez no culpó de la violación de Beatriz a Hugo; Arturo se lleva al juez al bosque y, allí, Alcides le mata de un balazo. Cuando llegan a su casa, Esther y Lucas encuentran que Manrique ha ocupado su casa por las deudas que tienen con él, por eso, Esther acaba aceptando que su hija Soledad se case con Hugo y, así, ellos podrán pagar su deuda con Manrique. Después de un mes, Hugo decide guardar todos los recuerdos de su padre y no le dice nada sobre su enfermedad a Soledad, ya que piensa que su amor por Soledad le curará la catalepsia. Aprovechando la despedida de soltero que Lucas le organizó a Hugo y, después de que Manrique dijese en la fiesta que Soledad se casó con Hugo para pagarle el dinero que le deben los Obregón; Alcides le da un brebaje a Hugo, sin que él se entere y, después de darle un tranquilizante, Alcides y Arturo le atan en un carreta a Hugo hasta que él tiene un accidente, pero él se salva y, después tiene un ataque de catalepsia, por escuchar los comentarios de Manrique, y él se va a su casa. Al día siguiente, cuando Soledad está vestida de novia para casarse con su amado; ella se entera de que Hugo sufrió un accidente y ella misma se va en el carruaje y va a verlo a su casa, que lo encuentra tirado en su cama, creyendo que él murió, ya que no le notan la respiración y él está muy frío (porque así son los síntomas de la catalepsia). Y cuando el Dr. Max intenta hacerle la autopsia a Hugo de Medina; Alcides se opone a que él lo haga. Mientras, Boris (el único que sabe el secreto de Hugo), sin saber lo que le está ocurriendo a Hugo, visita una hacienda para comprarla, ya que así se lo mandó su patrón, que pertenece a Rebeca Montenegro (viuda del hacendado que le dejó su casa) y, a pesar de que ella y Hércules (el ahijado y socio de Rebeca) al principio no querían negociar su casa, ellos aceptan el trato con Boris. Por otro lado; Guillermo Burke planea colarse en la bóveda de la casa de Hugo de Medina para robarle todas sus pertenencias, creyendo que él está muerto. Después de tantos sobresaltos al pensar que su amado murió; Soledad sufre un desmayo y el médico la informa de que ella está embarazada. Y Esther obliga a su hija que se case con Alcides, pero ella se opone. Acto seguido; Esther le pide a Alcides que les ayude a pagar las deudas que tienen con Manrique (al recibir la herencia de su hermano Hugo), a cambio de que ella convenza a Soledad a casarse con éste.

Hugo es enterrado, a pesar de seguir vivo
Cuando Soledad va a hablar con el Doctor Max para averiguar por qué murió Hugo; el Doctor le dice a Soledad que no le hizo la autopsia a Hugo porque Alcides le confesó que él tenía una enfermedad del corazón. Aunque todos crean que Hugo está muerto; Hugo escucha cuando Manrique y Esther mantienen una conversación, en la que Esther le dice que Soledad no estuvo enamorada de Hugo y sólo se iba a casar con Hugo para sacar adelante a su familia porque atravesaba por problemas económicos. Cuando los Burke intentaban robar en la bóveda de Hugo de Medina, aparece en ese momento Alcides, y ellos logran huir y, allí, Alcides descubre que su hermano Hugo padecía la misma enfermedad que su padre: la catalepsia, una enfermedad que se caracteriza por una rigidez muscular y la respiración y el pulso se vuelven muy lentos, poniéndose la piel pálida y muchas veces llevó a creer que, la persona que padecía un ataque de catalepsia, había fallecido y; en este momento, Alcides descubre que su familia siempre le ocultó que su padre y su hermano murieron y, aunque sabe que su hermano siga vivo, él permite que entierren vivo a su hermano. Mientras que, el Doctor Max les exige a los Burke que le deben de desenterrar el cadáver de Hugo, ya que él quiere saber que enfermedad padecía Don Hugo. Lejos de allí; Eloísa llega a la casa de su tía Rebeca, junto a Paquito (un periodista amanerado), que la informa a Rebeca que Hugo de Medina murió (dándose cuenta de que fue el hombre que le compró la casa). Después de enterrar a su hermano; Alcides se queda con todas las posesiones de su hermano y decide deshacerse de varios objetos de su casa, además, él quiere despedir a Boris en cuanto llegue del viaje que hizo para comprar la nueva casa en la que Hugo pretendía vivir junto a Soledad.

Los Burke desentierran a Hugo
Soledad decide huir por la noche con Úrsula, sin decirles nada a sus padres cuando se entera de que la quisieron utilizar para conseguir dinero y pagar sus deudas, casándola con Hugo y ahora con Alcides; aunque sus padres encuentran a Soledad y se la llevan de regreso a su casa, ya que ella se había desmayado y, cuando llegan a su casa, Esther la vuelve a pedir a su hija que se case con Alcides, pero Lucas se enfrenta a Esther y la dice que no permitirá que obligue a su hija a que se case con Alcides, además, él la dice que está dispuesto a separarse de ella. Los secuaces de Arturo de Linares, aliados con Alcides, intentan matar a Boris y, aunque él es herido, ellos no le encuentran por el bosque, ya que Marina le escondió y le llevó a la casa de su patrón con ayuda de Paquito (periodista y amanerado, amigo de Eloísa, sobrina de Rebeca Montenegro), ya que pasaba en ese momento con su carruaje y, allí, Paquito comienza a revisar la casa del difunto Hugo de Medina para un nuevo reportaje en su periódico, y Alcides le intenta chantajear para que haga una comparación de los dos hermanos, pero él no se deja chantajear. Por otro lado; los Burke, acompañados de Miguel (el enterrador) desentierran a Hugo para llevar su cuerpo al Doctor Max, y Miguel sufre un infarto y muere, al ver que Hugo sigue vivo, aunque los Burke no se dan cuenta y se llevan el cuerpo de Hugo. En el manicomio, la alocada Beatriz de Linares se da cuenta de que Alcides fue quien abusó de ella y, cuando quiere irse de allí, los médicos sedan a la joven. Después de llevar el cuerpo de Hugo de Medina hasta el laboratorio del Doctor Max, sin saber que éste sigue vivo; Guillermo Burke se queda dormido esperando al Doctor, y Helena se desmaya, cuando se da cuenta de que Hugo sigue vivo, que ha logrado levantarse, pidiéndola ayuda.

Soledad decide casarse con Alcides
Soledad y Lucas deciden irse a la casa de Antonia (la hermana de Lucas), alejándose de Esther para que no les siga manipulando, pero ella se lo cuenta a Alcides para que él intente impedirlo, pero Alcides lo que hace es informarle a Manrique, y éste se lleva todos los objetos de la casa de los Obregón, creyendo que nunca le pagaran su deuda. Y, por eso, Lucas y Soledad tienen que regresar a su casa, aún sin haber salido del pueblo, ya que Úrsula les informó que se llevaron a sabotearon su casa y, allí, Don Lucas sufre un preinfarto por tantos sobresaltos, al defender a su esposa y a su hija y, después de esto, Alcides se hace “el salvador” y llega con la policía para detener a Manrique por llevarse las cosas de los Obregón y, una vez más, Esther culpa a su hija de todo lo ocurrido y, al final, Soledad decide hacer caso a su madre, casándose con Alcides para que él les ayude a pagar su deuda con Manrique, a pesar de que Soledad le deja muy claro a Alcides que ella nunca será su mujer y que nunca logrará amarle como amó a Hugo, pero él también pone sus condiciones: pidiendo que deben de casarse mañana, que vivirán en la antigua casa de Hugo y que deberá de registrar al hijo que espera a su nombre (aunque sea hijo de Hugo). Cuando Hugo se estaba escapando por el bosque; los Burke atacan a Hugo y le llevan de nuevo al laboratorio del Doctor Max y, allí, el Doctor se da cuenta de que Hugo de Medina padece de catalepsia y retienen a Hugo. Cuando Boris va a desenterrar a Don Hugo, a pesar de que él esté enfermo (tras ser disparado y atracado); él es arrestado por la policía, porque Alcides le acusó de ladrón.

Eloísa está dispuesta a conquistar a Alcides
Soledad acepta casarse con Hugo, con las condiciones de Alcides, ya que no quiere que su familia siga sufriendo. Mientras que, Arturo de Linares va a buscar al Doctor Max para exigirle que le practique una hipnosis a su hermana Beatriz para que ella pueda despejar sus ideas y sacarla del manicomio, ya que ella cada día está más violenta y comienza a decir incoherencias. Por otro lado, Guillermo y Helena Burke deciden escaparse del laboratorio con Don Hugo, ya que éste les prometió mucho dinero a cambio de recibir su ayuda. Por otra parte; Manrique le exige a Alcides que le pague la deuda de los Obregón en una semana. En la cárcel, Marina besa y cura a Boris, que esta vez, él la corresponde y la pide que recupere las escrituras que acreditan a Hugo como el propietario de la hacienda de Rebeca Montenegro. Mientras, Alcides se apropia de la Hacienda Montenegro, cuando regresó el caballo de Boris, que llevaba en las alforjas los papeles que acreditaban a Hugo de Medina como nuevo dueño de esa propiedad. Cuando Alcides descubre que Beatriz de Linares podría haber descubierto que él fue su violador; Alcides acude al manicomio donde Beatriz está recluida y, a cambio de dinero, le pide al doctor que debe de retener por mucho tiempo allí a la joven, pero ella se ha dado cuenta y no se toma las pastillas que la dan. Más tarde, Paquito lleva a la casa de Alcides a sus amigos (Rebeca, Hércules y Eloísa), además, Eloísa quiere seducir a Alcides para apoderarse de su herencia y, aunque él esté enamorado de ella, ésta no quiere nada serio con él porque no tiene dinero. Y Eloísa es amante de Paquito, ya que él se hace pasar por amanerado para conseguir noticias para su periódico. Por la noche, Soledad va a la casa donde hizo el amor con Hugo, ya que tiene un sueño en el que una niña la pide que no deje morir el amor entre ella y Hugo y, allí, Soledad ve por la ventana a su amado, pero cree que fue una visión, ya que en un descuido él desapareció de la cama de donde reposaba, porque los Burke escondieron a Hugo. Al día siguiente, Soledad se viste de negro para casarse con Alcides.



Del 11 al 15 de febrero de 2008