Madre Luna (FIN)

Alejandra y Leonardo
anuncian su matrimonio

Cuando Trinidad descubre que la faltan sus joyas; ella sospecha que los nuevos empleados (Marcela, Jorge y Gardenia) la podrían haber robado. Y, después, Marcela y Gardenia se ponen furiosas porque Jorge desapareció sin decirlas nada (robándose las joyas de Doña Trini) y, cuando comienzan a pelearse, Trinidad expulsa de la casa a las sirvientas.

Por su parte; Flavia provoca a los hacendados de la región para que se enfrenten a Alejandra y Leonardo, ya que los culpa de que hayan dejad entrar en sus fincas a los trabajadores de los pajonales, además, lo culpan de haber matado al esposo de Berta (una amiga de Flavia), aunque Tirso fue quien mató a ese hacendado; y Alejandra y Leonardo les acaban explicando que ellos no tienen nada que ver con esa muerte.

El final de los villanos
Cuando Tirso le exige su dinero a Flavia, y ella se niega a entregárselo; el bandido pierde los nervios y la agarra del cuello y, tras un largo forcejeo, caen en la piscina, donde él la ahoga con sus propias manos. Poco después, Trinidad descubre a Tirso Reinoso mirando el cuerpo inerte de su hija, que flota en el agua. Horrorizada, Trinidad coge el revólver que el delincuente se ha dejado en una de las mesas y le dispara sin vacilar un instante. Y Trinidad es detenida por la policía, después de que ella matase a Tirso. Y, en la comisaría, Trinidad acaba confesando que ella fue cómplice en casi todos los asesinatos que cometieron, además de contarles los crímenes que cometió su hija Flavia, Román Garrido y Tirso Reinoso.

Leonardo anuncia su próxima boda con Alejandra
Pasadas unas horas, el patriarca de los Cisneros comunica a sus hijos que se va a casar con la mujer de su vida. Y Anabel y Valentín aprovechan el momento y deciden que ellos también se casarán con ellos. Finalmente, los empresarios y los trabajadores de los pajonales se unen para agradecerle a Alejandra y a su familia todo lo que han hecho por ellos.



Del 28 de enero de 2008