Adriana Campos: “Soy guerrera y pasional”

Adriana Campos:
“Soy guerrera y pasional”

Durante un año entero hemos tenido la oportunidad de ver a la bella Adriana Campos en nuestras pantallas; primero como Yumalay en ‘El Zorro’ y, más recientemente, en la piel de Zulma en ‘Madre Luna’. Ahora se asoma a nuestras páginas, con su imagen más sensual, para hablarnos de las citadas telenovelas y de sí misma.

También nos habló de su reciente ruptura y, aunque no nos quiso desvelar su nombre, sabemos que se trata del actor Alberto Marulanda (Miguel en ‘Pasión de Gavilanes’), con el que llevaba siete años de noviazgo.

-De esos dos personajes, ¿con cuál te quedarías?
La verdad es que no puedo elegir, porque ambos me han aportado muchas vivencias y siempre los tendré presentes. De hecho, 2007 ha sido un año muy especial en mi vida; jamás pensé que iba a estar en una súper producción como ‘El Zorro: la Espada y la Rosa’, y tampoco que trabajaría con un actor de fama internacional como lo es Michel Brown. Me gustaría llegar hasta donde ha llegado él profesionalmente.

-¿En qué te pareces a esas dos mujeres?
Soy guerrera y pasional, como Zulma, y tan dulce como Yumalay.

-¿Qué escena de ‘Madre Luna’ estará siempre en tu recuerdo?
El día que grabamos la paliza que me daba Román Garrido (Mauricio Aspe), al encontrarme en brazos de Ángel (Michel Brown). Fueron momentos muy intensos.

-¿Y de tu paso por ‘El Zorro’?
No hay ningún momento en especial, pero tener que ponerme trajes de época a diario fue muy laborioso. Aunque me encantó.

-Adriana, te vemos más sexy que nunca. ¿Qué haces para mantener con ese cuerpazo?
¡No será para tanto! Lo cierto es que hace ya algunos años decidí retirar de mi dieta las grasas y los alimentos envasados, aunque en ocasiones me doy una alegría o dos. Además, suelo realizar ejercicio todos los días, durante 40 minutos.

-¿Eres partidaria de la cirugía?
Sí, no tengo ningún problema. Lo único que no me haría sería una liposucción. Es una locura.

-¿Cuál es la zona de tu cuerpo que más te gusta?
La espalda, que es muy sensual.

-¿En estos momentos hay alguien que ocupe tu corazón?
No, estoy sola y curándome aún de una ruptura. Hace seis meses rompí con mi novio después de siete años de relación. Él también es actor, pero prefiero no desvelar su nombre.

-¿Qué pasó?
No fue por culpa de terceras personas, simplemente él tenía diez años más que yo y sentía que era como mi papá. Me di cuenta de que no sabía hacer nada sin consultarle antes y entendí que debía volar sola en la vida. Fue una decisión muy dura, pero ahora estoy aprendiendo mucho.

-¿Cómo se te conquista?
Con dulzura, nobleza y sencillez. Desde el punto de vista físico, prefiero los morenazos a los rubios. Un tipo así como Paulo Quevedo (Tirso en ‘Madre Luna’).

-¿A qué te hubieras dedicado de no haber sido actriz?
Sin duda alguna, habría sido pediatra, porque me vuelvo loca al ver la cara de un bebé. Me encantan los niños y en mis planes está casarme y ser madre.