El último matrimonio feliz

Antonia se enfrenta
a su enfermedad

Antonia tomará una decisión que podría dejar al descubierto su enfermedad
La vida de Antonia (Alejandra Borrero) se partirá en dos y antes de que las secuelas de su penoso padecimiento queden al descubierto, ella optará por cambiar radicalmente su apariencia. Junto a su inseparable, fiel y valiente confidente y estilista, la “Súper mujer” le dirá adiós a uno de sus más grades atractivos femeninos. Con una mezcla de sentimientos y en pro de evitar el sufrimiento de sus familiares y amigos, Antonia experimentará una dura y desgarradora experiencia. Aunque Harold (José Luis Paniagua) es conciente que después de ayudar a su señora Antonia, su reputación quedará en entre dicho, esto no le importará si ella logra su cometido. Entre tanto, Camila (Coraima Torres) enfrenta a su esposo y le dice que con la muerte de su madre el pacto que él hizo con ella llega a su fin. El carro de Torres (Marlon Moreno) atropella a Yorley (Yuly Ferrerira) y Patricio (Ricardo Vélez) aun no termina de entender el porqué del drástico cambio de actitud de su esposa.

Antonia enfrenta la realidad, y Camila se rehúsa a seguir acatando las órdenes de su esposo
Después de tomar la decisión de cortarse el pelo y enfrentar los efectos secundarios de la quimioterapia, Antonia (Alejandra Borrero) deberá soportar los comentarios malintencionados e imprudentes de Paulina (Cristina Campuzano), quien en presencia de Bernardo, le dirá que su nuevo look no le favorece, que su estilista es el peor de todos, pero que a final de cuentas esto no importa pues Patricio (Ricardo Vélez), su esposo, la ama sin importar su apariencia. Entre tanto, mientras Torres (Marlon Moreno) se lamenta por el accidente que tuvo con Yorley (Yuly Ferreira), Manuel (Jorge Cao) le dice a Camila (Coraima Torres) que dos días con sus familiares fueron suficientes para sacar a flote la pueblerina que lleva en su interior.

Mario se va de la casa, y Torres no deja de preocuparse por Yorley
Después del accidente de Yorley (Yuly Ferreira), Bernardo (Marlon Moreno) no deja de pensar en el bienestar de la jovencita y auque ella le hace saber que se encuentra bien, él hará todo lo que esté a su alcance para corroborar que esto sea cierto. Entre tanto, mientras Paulina (Cristina Campuzano) centra toda su atención en la búsqueda de Manolo (El perro), Oliva, la hija de Yorley y Mario, recibe su primer sueldo y planea entregárselo a su padre cuando llegue a la casa. Sin embargo, la pequeña y su madre se llevarán una gran sorpresa cuando descubran que Mario (Quique Mendoza) ha dejado la ciudad en busca de una atractiva oferta laboral.

Oliva culpa a Yorley de la partida de su padre, y Armando tiene que confrontar a su familia
Después de leer la carta que Mario (Quique Mendoza) le dejó, Yorley tiene que decirle a Oliva que su papá decidió aceptar el trabajo de minero que le ofrecieron y que por un tiempo estará fuera de la ciudad. Sin embargo, la pequeña no entenderá razones y antes de que su madre le pueda dar mayores explicaciones, la culpará de lo que esta ocurriendo. Entre tanto, a pesar de la negativa de Mireya (Catherine Mira), Armando (Diego Vélez) decide ir a hablar con su familia, aunque la bienvenida que su hijo le dará no será para nada alentadora. Paulina (Cristina Campuzano) sigue buscando desesperadamente al perro Manolo, y Antonia (Alejandra Borrero) deberá soporta los comentarios negativos e imprudentes de su hija sobre su nuevo look.


Del 10 al 14 de marzo de 2008