Fernando Carrillo confía en resolver su conflicto legal

Fernando Carrillo
confía en resolver su conflicto legal

El actor venezolano Fernando Carrillo deja que sea Dios quien resuelva los problemas contractuales que enfrenta con la cadena de televisión Telemundo, negando que haya sido su mala actitud su salida de ‘El engaño’. Por supuesto, el galán de telenovelas no olvida que los abogados terrenales son los de la última palabra, pero deposita un buen resultado en el llamado ser supremo. “Creo que Dios es el mejor agente, representante, estamos en manos de él. Yo siempre he obrado bien, para nada es cierto lo del supuesto divisionismo, el maltrato a compañeros”, señaló Carrillo, al referirse a los rumores.

Hace unas semanas se dijo que Fernando Carrillo dejaba la telenovela ‘El engaño’, de la cual ya había comenzado grabaciones en México, y que todo se debía a una mala actitud suya.

Debido al proceso legal que se sigue, el histrión de melodramas como ‘Rosalinda’ y ‘Siempre te amaré’, en la actualidad no puede trabajar en México. “Todo esto no me deja un sabor amargo, estoy en México donde permaneceré por un buen tiempo, espero que esto se solucione. He logrado estar tranquilo con Dios siempre en la mano, de mantenerme sano, centrado. De la mano de Dios siempre saldrá todo bien”, subrayó.

Lo que también tiene claro el actor es que lo mejor para las partes involucradas es salir lo menos dañadas posible. “No puedo hablar mucho, hay trámites legales. Me gustaría resolver este asunto sin perjudicar a ninguno: ni a mi carrera, ni a Telemundo. Creo en la buena disposición que podamos tener ambas partes, pero a mí me gustaría seguir con Telemundo, había firmado dos proyectos y ahora está en manos de los abogados”, precisó.

En ‘El engaño’, Carrillo interpretaría el papel de Santiago Landeros, un millonario honesto y valiente, quien a causa de una tragedia haría un juramento sagrado, lo cual lo mandaría a la senda de una venganza. Su coprotagonista, Gaby Espino, dejó la producción para disfrutar de su embarazo. Y los actores fueron sustituidos por Osvaldo Ríos y Natalia Streignard, respectivamente.