Gabriela Spanic: “Soñaba con tener una linda familia y de pronto me cayó del cielo”

Gabriela Spanic:
“Soñaba con tener una linda familia y
de pronto me cayó del cielo”
El año pasado fue especialmente duro para Gabriela Spanic, pues su hermana sufrió una grave enfermedad que hizo temer por su vida. La protagonista de ‘La Usurpadora’, ‘Prisionera’ y ‘Tierra de Pasiones’, entre otras, afronta un 2008 lleno de esperanza e ilusión; está enamorada y espera su primer hijo. No hay más que verla presumiendo de barriguita y de novio, Neil Pérez, para comprobar que se siente feliz.

-Cómo han cambiado las cosas...
¡Dios existe y existen los milagros! Él aprieta pero no ahoga. Estoy contenta y muy agradecida por gozar de salud, porque mis seres queridos ya se encuentren bien y por haber hecho realidad el sueño de cualquier mujer: ser madre y conocer a un hombre bueno y de corazón sincero, que sabe lo que es realmente el amor. Siempre soñé con tener una linda familia y de pronto me cayó del cielo.

-¿Cómo apareció Neil en tu vida?
Llamó a las puertas del cielo (risas). Lo conocí en mi casa, en una fiesta privada que hice, fue un flechazo a primera vista. Es el mejor regalo que Dios me pudo haber dado. Tenerle a mi lado es una bendición y cada día le doy gracias por ello.

-Y enseguida vino el embarazo, ¿fue buscado?
No, pero Neil, cuando me estaba conquistando, ya me había dicho que quería que fuera la madre de su hijo. Yo le contestaba que eso se debe pensar mucho, planificar y de repente sucedió.

-¿De qué modo le diste la noticia?
Cuando me enteré de que estaba embarazada, yo me encontraba sola en Miami y habíamos quedado en vernos en Venezuela. La primera noche no le conté nada, esperé al día siguiente, que fuimos a hacer una excursión en barco. ¡Llevaba un peluche y una tarjeta de bebé escondidos bajo el pareo! Cuando cayó el sol, le di el regalo... Neil me abrazó, me besó y luego se tiró al agua y empezó a gritar como un loco: “¡Voy a ser papá! ¡Voy a ser papá!".

-Estás de cinco meses, ¿qué tal llevas el embarazo?
Fenomenal. No he tenido ni mareos, ni náuseas, más bien me he puesto hiperactiva. No me sentía embarazada hasta hace una semana, cuando me di cuenta de lo mucho que me había crecido la tripa, me puse la mano y sentí al bebé, noté cómo se movía. Fue un momento muy bello, porque intuí que nos estaba diciendo: “Estoy aquí, los amo”.

-¿Y tú le hablas al niño, como hacen muchas mujeres?
Sí. ¡Hasta le pido que no que sea demasiado llorón! Le digo que voy a ser una buena madre, que lo voy a querer mucho, que quiero ser su amiga, que va a ser un hombre de bien. También le cuento que se parecerá a su papá, que es trabajador y muy lindo de corazón.

-¿Has tenido antojos?
Solamente una vez. A mí no me gusta el dulce, pero me apetecía helado de chocolate y me comí unos 15. Fue a las dos de la madrugada y el pobre Neil tuvo que ir a comprármelos.

-¿Te imaginas en tu rol de madre?
Yo vengo de una familia muy grande, tengo seis sobrinos, 35 primos pequeños... He cambiado pañales, he dado biberones, así que tengo mucha experiencia.

-¿Has pensado qué tipo de educación le vas a dar?
Yo creo que no hay que sobreproteger a los hijos, hay que darles la libertad y las herramientas para que se sientan seguros de sí mismos, y eso es lo que yo tengo pensado. Voy a enseñarle que en la vida hay dificultades. Considero que es la manera ideal de que alguien se sienta autosuficiente, porque los padres no duran siempre.

-Este embarazo viene en una etapa de pausa profesional, ¿piensas tomarte un tiempo sin trabajar?
Me gustaría estar con mi hijo los primeros meses, pero no pienso dejar mi carrera. Siempre he sido muy independiente y considero que aún tengo mucho que dar. Si fuera por Neil, yo no haría nada más que dedicarme a la familia, pero le he dejado claro que soy una mujer que no depende de nadie.

-¿Prefieres niño a niña?
Sé que será varón, porque lo he soñado y se lo he pedido a Dios. Si es niña, la voy a amar igual, pero no creo equivocarme...

-¿Y has pensado en un nombre para el bebé?
Si es niño Neil Alejandro y si es niña Andreita.

-¿Te gustaría decir algo a tus fans?
Gracias por ese amor entregado que me ha llenado de satisfacciones. Sé que les alegra mucho que vaya a ser madre, porque es el mejor papel que voy a interpretar en mi vida y eso es algo que no tiene precio.

-Aunque tuvo que retirarse de la actuación, Gaby no deja sus emprendimientos y en breve lanzará su propia línea de joyas y perfumes...
Tengo el lanzamiento de una línea de joyas con mi nombre y mis perfumes para Estados Unidos y México.

Gaby Spanic se casa...
A 5 meses de embarazo, Neil le pidió matrimonio a Gabriela Spanic. El novio de Gabriela Spanic le entregó el anillo de compromiso, Neil le preparó una romántica cena en el Hotel y Spa de Miami, acompañados con los acordes del marichi en la melodía “Si nos dejan”, el enamorado se arrodilló para proponerle matrimonio y, al mismo tiempo, colocarle el anillo. El empresario le mandó hacer la sortija especialmente para ella en Cartier de brillante y oro blanco.