Gabriela Vergara nos habla de su último personaje

Gabriela Vergara
nos habla de su último personaje
La actriz venezolana nos habla del último personaje que interpretó en la serie de Univisión, la versión latina de ‘Amas de casa desesperadas’, en la que da vida a Roxanna Guzmán, una seductora agente de bienes raíces que se convierte en una peligrosa tentación para los hombres, y el peor dolor de cabeza para las mujeres.

Y mientras esta versión hispana de la popular serie estadounidense ‘Desperate Housewives’ (de la ABC) continúa obteniendo éxito en Estados Unidos y Latinoamérica, la actriz de 33 años espera ansiosa el estreno de su nuevo filme, ‘A propósito de Alexa’, que se espera que se estrene el próximo mes de mayo. Sin embargo, esta vez le toca hacer de buena en esta comedia cómica que protagoniza junto al mexicano Jaime Camil.

-¿Cómo llegaste a la serie de ‘Amas de casa desesperadas’?
Fue sólo cuestión de contactarnos y ver la disponibilidad de cada uno.

-¿Qué tal con tus compañeras de ‘Amas de casa desesperadas’?
Lorna Paz emana una energía tan bella que quisiera trabajar con ella siempre. Ana Seradilla es un sol, demasiada buena actriz, no me sorprende que pronto se vaya a Hollywood. Julieta Rosen es perfecta y maravillosa.

-Se habló de problemas con Lucía Méndez...
No es cierto. No sé qué se habrá dicho, pero para todos nosotros fue una grata sorpresa que pudiéramos compartir escena, sin problema alguno. Conmigo, especialmente, fue un amor, una dama y buena compañera. Vivíamos en el mismo edificio y compartíamos mucho. Fue un total placer compartir con tan famosa pero tan sencilla actriz. Pero mejor aún, Scarlet Ortiz, gran compañera y compatriota, fue lo mejor. Nunca había tenido la oportunidad de compartir con ella y su éxito es para mí un orgullo más.

-¿Qué tanto te pareces a Roxanna Gómez, personajes que interpretas en ‘Amas de casa desesperadas’?
Me parezco un poco. Yo tengo de Roxanna la manera de ser ante la vida, tengo una sola cara. Tengo más tacto que ella. Muchas veces la gente me juzga por ser la mala de la novela o por como me veo, qué se yo. Pero en realidad la gente se está perdiendo de otras cosas, y a Roxanna la juzgan por como se ve o como la ven, y en realidad no es cierto.

-¿Cómo es Roxana?
Es un personaje fácil de estereotipar y fue muy divertido para mí, fue un aprendizaje.

-¿Te gusta como abordan la emancipación de la mujer?
Como abogado que soy, entiendo la emancipación como la liberación de la patria potestad, propia de los padres o de quienes cumplan ese rol. Como ciudadana y mujer, reconozco el término como peyorativo y machista cuando no se refiere a esto. La mujer no está subordinada al hombre como para que se hable de emancipación de la mujer.

-Los críticos dicen que se ratifica a la mujer como objeto de venta...
No lo creo. La mujer es motivo de interés, no de venta.

-¿En qué eres ama de casa?
En todo, menos en la maternidad.

-¿En qué eres una mujer desesperada?
En algunas cosas pero dentro de mi casa, sólo con la plancha...

-¿La vida de la mujer gira en torno al hombre?
No necesariamente, debería girar en torno a nosotras mismas pero esa también es una decisión personal.

-¿Cuándo te veremos convertida a ti en madre?
Cuando Dios así lo quiera y me bendiga aún más, con un angelito.

-¿Qué querías ser de niña?
Quería ser médico y dañé todos los peluches de mi casa inyectándoles agua.

-¿A quién consideras un icono de la moda?
Me gusta como viste la chica de ‘Sex in the City’, Sarah Jessica Parker, porque es súper fashionista. Y me gusta mucho Carolina Herrera, me gusta lo que ella representa. Mantiene un estilo clásico, impecable.

-¿Con qué animal te identificas?
Me gustan los felinos, pero no los gatitos. Me encanta el tigre blanco de bengala. Me parece exótico, divino, tierno, imponente, pero no deja de ser dulce, no deja de tener una presencia en su lugar.

-¿Usas ropa de dormir sexy o pijamas de abuelita?
Pijamas de abuelita, jamás. No soy pijamera, pero sí tengo pijamitas bonitos, como también de esas que uno usa para lucírselas a tu pareja. A mí como me agarra la noche, así me duermo. Soy cero complicación.

-¿Qué es lo que más extrañas de Venezuela?
El Parque Nacional ‘El Ávila’. Es lo que separa a Caracas de la playa. Yo recorría esa montaña desde pequeña y me encantaba llegar hasta el borde y poder ver a un lado la ciudad y a otro, la playa. Cuando voy a Caracas, duermo con la ventana abierta para ver la montaña.

-¿Cuál es tu peor hábito?
Me arranco los pellejitos de las manos, porque se me resecan mucho las manos. Entonces, vivo fastidiándome los pellejitos y limándome las uña porque no me gusta tener las manos feas.

-¿Qué detestas?
La injusticia.

-¿Qué es lo que más te gusta de tu carrera? Lo cambiante, lo variable. Que hoy puedo ser mala, puedo estar tirándome de un helicóptero, mañana montando un caballo. Hoy estoy conduciendo un programa, mañana estoy compartiendo con los niños de un orfanato. Me encanta jugar todos los días a ser alguien que no soy.