La Traición

Soledad es internada
en un sanatorio

Soledad se reencuentra con Hugo

Beatriz se reúne con Alcides en el bosque para que Fabio lo mate, pero Alcides logra darse cuenta antes de tiempo y, a lo lejos, Hugo y Boris disparan para proteger a Beatriz. Y, después, Beatriz intenta matar de nuevo a Alcides con un revólver, pero su madre (Gladis) y Arturo no se lo permiten y creen que Beatriz está loca, pero ella logra escapar, antes de que la lleven al sanatorio, acompañada de Fabio. Por el pueblo, Soledad ve desde lejos a Hugo caminando, cuando va a comprar fruta con Úrsula, y ella está convencida que no son visiones y que su amado sigue vivo. Y, poco después, Soledad le sigue hasta le bosque y, allí, ella le pierde de vista, aunque ella encuentra su arma con las iniciales de Hugo de Medina, además, ella está casi segura que el hombre encapuchada que la rescató de la mina es su amado Hugo. Por otra parte, Rebeca va a propósito al club para encontrarse con Lucas y, así, sucede para pedirle de nuevo los objetos que Jeremías le regaló, pero Esther se vuelve a oponer, a pesar de que esos regalos no tengan ningún valor. Pero, Rebeca no está dispuesta a darse por vencida. Y Hugo y Boris están escondidos, mientras que Soledad y Úrsula conversan y Boris piensa que Soledad sigue amando a Hugo, pero éste piensa que lo único que ella quiso fue su dinero, por lo que se casó con su hermano Alcides. Más tarde, Soledad visita a sus padres y les confiesa que vio a Hugo, pero ellos creen que eso es producto de la imaginación de su hija. Y, de vuelta a su nueva casa (a la hacienda Montenegro), Soledad se encuentra con el enano Enrico, que la agradece que le haya ayudado y la advierte sobre la viuda de Montenegro, además, él la vuelve a decir que su amado sigue vivo. Mientras que, Paquito y Eloísa comienzan a sospechar que Alcides mató a su hermano. Después de oírla decir que Hugo sigue vivo; Alcides se pone furioso porque ella sigue nombrándolo y la golpea cuando ella le dice que siempre amará a Hugo. Cuando Boris va a ver a Marina para pedirla los planes de la hacienda Montenegro y el revólver de Hugo; Soledad los descubre y sigue a Boris hasta la casa del padre de los hermano Medina, ya que allí se hospeda Hugo, Boris y los Burke y, al final, Soledad encuentra en la casa a su amado Hugo.

Soledad es internada en un sanatorio
Cuando ve a su amado vivo; Hugo se enfrenta a Soledad y le dice que ella le traicionó y que piensa que se quiso casar con él por su dinero y, acto seguido, ella se desmaya en sus brazos y, con ayuda de Boris; Hugo lleva a la casa de los padres de ésta a Soledad y la deja acostada a las afueras de la casa para que crea que ella le vio en un sueño, pero ella asegura que le vio. Y, aunque él sigue amando a Soledad, Hugo cree que ella es una ingrata porque cree que ella le traicionó al casarse con Alcides. Por otro lado, Fabio intenta convertir en su mujer a Beatriz, pero ella se opone a seguir acostándose con él. Mientras que, Hércules, vestido de maleante, va a la casa de los Obregón para robarles, pero Rebeca defiende a los Obregón, golpeando Hércules cuando él les estaba robando. Y, por esto, Esther comienza a creer que Rebeca es una buena mujer. Entre tanto, Eloísa y Paquito viven un apasionada noche, después de que ella le dijese que Rebeca y Hércules quieren conseguir los objetos que Jeremías le regaló a los Obregón porque sospechan que esas cosas les dará una pista para encontrar el tesoro del difunto Jeremías Montenegro, mientras que, el enano Enrico los vigila desde un escondrijo. Cuando encuentran a Soledad a las afueras de su casa; ella repite una y otra vez a sus padres que Hugo está vivo y que ella le vio, por esto, Esther y Lucas comienzan a sospechar que ella está loca y, cuando llega Alcides, ellos se ponen de acuerdo para internar en un sanatorio a Soledad porque creen que ella perdió la cabeza. Por mandato de Hugo; los Burke se hospedan en la casa del Doctor Max, aunque él se pone furioso cuando los encuentra que ellos están revisando su incógnita casa, además, Hugo pretende esconderse en la casa del Doctor Max, y el doctor tiene que aceptar porque sigue queriendo investigar a Don Hugo, sacándole dosis de sangre.

Alcides intenta matar a Boris y a los Burke
Alcides le comenta a Esther que ayer por la noche le atacaron y que cree que Boris está detrás de todo eso. Por el bosque, de vuelta a su casa, Boris encuentra a Úrsula con la carreta estropeada, que le dice que Lucas y Esther internaron a Soledad en un sanatorio porque dice haber visto una y otra vez a Hugo y, mientras Úrsula les dice esto, Hugo está escondido en la carreta y decide ir a salvar a Soledad, pero lo que consigue es que los médicos piensen que ella está cada vez más loca, porque ella dice que Hugo la visitó, pero no la creen, a pesar de que ella dice la verdad, ya que Hugo la visitó y la dijo que él le traicionó. Por otro lado, el enano Enrico se cuela en la casa de los Obregón para llevarse las cosas de su antiguo patrón: Jeremías de Montenegro. Al día siguiente, Rebeca coquetea con Lucas y es capaz de decirle que siempre se sintió atraída por él y es capaz de besarlo apasionadamente, ya que ella quiere conseguir poco a poco las pertenencias que Jeremías le dejó. Mientras tanto, Paquito y Eloísa van a visitar a Soledad y, como Paquito cree que Soledad podría decir la verdad, ellos están dispuestos a sacar del sanatorio a Soledad. Por su parte, Alcides golpea a Marina, cuando la descubre robando los planos de la Hacienda Montenegro y el revólver de Hugo, además, ella le tiene que decir que era un favor que le estaba haciendo a Boris. Y, después, Alcides les da una gran paliza a Boris y Guillermo Burke para que le digan para quien trabajan y, al final, Helena Burke se inventa que trabajan para Miguel, el enterrador. Y Alcides pone dinamita alrededor de la casa para acabar con Boris y los Burke, pero ellos logran salir de allí y van al pueblo, donde el juez le da toda la herencia de Hugo a Alcides, aunque aparece Boris, reclamando una parte de esa herencia, ya que Boris y los Burke siguen vivos porque fueron rescatados por Don Hugo.

Soledad se escapa del sanatorio
Boris le entrega al juez unos papeles donde Hugo lo acredita como el segundo beneficiario de su herencia, quedándose con la mitad del dinero de Don Hugo y, aunque Alcides alega que esa firma debe de ser falsa, el juez verifica que es la verdadera firma de Hugo de Medina y dicta sentencia, quedándose Boris con la mitad de la fortuna. Cansadas de los maltratos de Don Alcides; Marina y Úrsula deciden irse y no seguir sirviendo a Alcides, yéndose junto a Lucas de Obregón, conformándose con un techo y comida, ya que los Obregón no pueden pagar a dos empleadas porque están pasando por una crisis económica. Mientras que, Eloísa se disfraza de enfermera y, después de que Paquito se enfrentará a la policía a golpes, logran llevarse a Soledad, y ella sigue insistiendo en que Hugo está vivo y cree que si desentierran la tumba del supuesto Hugo, podrían saber si Hugo sigue vivo, además, Paquito apoya a Soledad. Y Soledad se hospeda en una humilde habitación para que no la descubran. Soledad, Paquito y Eloísa comienzan a sospechar que Hugo se está haciendo pasar por muerto para vengarse de todos sus enemigos. Además, en la pensión, Soledad se encuentra con los Burke y los pide que la digan dónde se encuentra Boris. Lejos de allí, uno de los secuaces de Arturo retiene a Fabio y a Beatriz, mandando un telegrama a Arturo de Linares y otro a Alcides, dejando que cada uno le ofrezca una suma diferente de dinero. Por otro lado, Hugo se viste como su hermano Alcides y coge toda la herencia que le pertenecía a Alcides, al creer que Hugo murió. Después, Alcides va a reclamar al Banco su dinero para pagar sus deudas con Arturo, y se da cuenta de que no tiene nada de dinero, avisándole de que sacó hace poco su dinero.

Hugo comienza su venganza en contra de su hermano
Alcides descubre que Hugo se hizo pasar por él y le quitó la herencia, ya que le ve mirando por la ventana. Mientras que, Rebeca sospecha que su sobrina Eloísa y Paquito sacaron del sanatorio a Soledad, pero Eloísa se lo niega todo. En el pueblo, Hércules le dice a Hugo, creyendo que éste es Alcides, que un hombre tiene secuestrada a Beatriz y que, cambio de dinero, él no le delataría, ya que descubrió que Alcides le pagó a Raimundo (uno de los secuaces de Arturo) para que matase a Beatriz de Linares. Entre tanto, Arturo retiene a Alcides y le exige que le dé el dinero que hace tiempo le prestó, pero él no puede darle nada porque no tiene dinero y, por eso, le dan una gran paliza. Y, en el bosque, Alcides comienza a buscar, enloquecido, a su hermano Hugo y comienza a disparar y, por eso, la policía le arresta; aunque Eloísa quiere sacarle de la cárcel, además, Alcides le confiesa a Eloísa que sabe que Hugo sigue vivo. Aunque, Paquito logra que saquen de la cárcel a Alcides, amenazando a la policía con perjudicarlos si no le sacan de allí. Por otro lado, Boris encuentra a Marina en el bosque y, después de besarse apasionadamente, Marina decide irse con Boris, aunque él esté en riesgo. Por la noche, Alcides va a desenterrar el cadáver de su hermano y cree que él está muerto al ver el cadáver, sin darse cuenta que ese muerto es el vigilante del cementerio (Miguel), que se murió cuando le dio un infarto al ver que Hugo sobrevivió; mientras que, Paquito y Eloísa siguen los pasos muy de cerca de Alcides. Mientras tanto, el Doctor Max, enviado por Hugo, va a buscar a Soledad para hipnotizarla y que ella olvide que Hugo sigue vivo, pero el enano Enrico ayuda a Soledad y se la lleva a su cabaña y, allí, él la dice que sabe que va a tener una niña de su amado, que la hará muy feliz, además, Enrico promete llevarla a la mañana siguiente al lado de Hugo.


Del 25 al 29 de febrero de 2008