Manolo Cardona

Manolo Cardona,
orgulloso de su país natal

Consentido, mimado, amante de su tierra y de su carrera. Manolo Cardona, actor colombiano, protagonista de ‘Marina’, comparte con nosotros un poco de la esencia de su ser.

-Eres colombiano, naciste en Popayán, ¿qué es lo que más te enorgullece de Colombia?
La identidad colombiana, el sabor, la malicia indígena. La cultura, la gente, todo. Me enorgullece que tengamos dos océanos, que tengamos cordilleras, Amazonas, que tengamos Caribe, me enorgullece la gente, la fauna, la flora, me enorgullecen muchas cosas de mi país.

-De bebé te iniciaste en al actuación haciendo de niño Jesús en los pesebres de Popayán, ¿eres muy religioso, en qué crees?
Creo en Dios, en una energía divina, creo en la gente, creo en mí. Creo en el amor.

-¿Qué te hizo pensar que la actuación era lo tuyo?
Desde muy chiquito tenía eso metido en mi mente, en mi vida, en todo y después empecé a estudiar finanzas y relaciones internacionales hasta que creo que la vocación te llama y te dice qué camino debes seguir y eso fue lo que me pasó.

-Estudiaste finanzas y relaciones internacionales, ¿dónde quedó eso?
Nada, las dejé a un lado para seguir mi carrera.

-Te ha ido muy bien en las películas en las que has participado como en ‘Rosario Tijeras’ y ‘La mujer de mi hermano’, ¿piensas dedicarte al cine completamente y dejar las telenovelas en algún momento?
Pues, la idea es concentrarme en trabajar, en hacer cine, en hacer las producciones que quiero hacer y pues, obviamente nunca digas nunca, no puedo decir que no voy a volver a trabajar en televisión, de hecho ahora lo estoy haciendo. Uno nunca sabe donde lo va a poner la vida. Me gustaría hacer lo que quiero y lo que siento. Y siento un poco más hacer cine, hacer mis cosas, de pronto escribir algunas cosas, no sé.

-En tu infancia tuviste una yegua y te encantaba ir a cazar murciélagos con tus hermanos, ¿te siguen gustando los animales?
Me gustan muchísimo los animales. En este momento no puedo tener mascota porque estoy viajando mucho y no tengo tiempo para dedicarle a un animal. Se necesita tiempo y dedicación para los animales.

-¿Fuiste muy travieso de pequeño?
Mucho. Sigo siéndolo.

-Tienes alguna anécdota en especial que recuerdes de tu infancia...
Muchísimas. Buenas, malas regulares. Una anécdota que te pueda contar es el día del terremoto de Popayán en 1982, se cayó parte de mi casa, se cayó toda mi finca a donde íbamos de vacaciones toda mi familia y casualmente no nos fuimos a la finca ese día del terremoto porque no había llegado mi abuela de Cali y prácticamente nos salvó la vida a muchos de nosotros porque el terremoto fue muy temprano, como a las 5 de la mañana y a esa hora estaríamos muchos dormidos y se cayó toda la casa de la finca. Gracias a Dios no le pasó nada a mi familia, aunque fue una tragedia catastrófica.

-¿Qué haces como pasatiempo?
Jugar al fútbol. Ir a comer y estar con la gente que quiero.

-¿Manolo Cardona es tan celoso como Ricardo Alarcón?
No, no para nada.

-¿Cómo te describirías en tu relación con una pareja?
Amigo primero. Una persona sincera que puede estar en confianza con la otra persona. Y he entendido que cada quien tiene su vida y si uno comparte un pedazo del camino con alguien es para pasarla bueno, no para estar amargado y preocupado.

-¿Qué es lo que más te gusta de una mujer?
Que me quiera mucho, soy muy consentido.