María Antonieta de las Nieves: “Nunca he vivido de acuerdo a mi edad”

Mª Antonieta de las Nieves:
“Nunca he vivido de acuerdo a mi edad”

A sus 50 años, presume de haber tenido una vida intensa que le ha hecho muy feliz. Después de haber dado vida durante más de tres décadas a 'La Chilindrina' en la serie humorística 'El Chavo del 8', la popular actriz mexicana María Antonieta de las Nieves nos ha sorprendido caracterizada como una adorable ancianita en 'Dame Chocolate'.

-¿Por qué aceptaste este trabajo?
Me gustó la historia y el elenco, pero lo pensé mucho antes de decidirme. Llevo 36 años interpretando a una niña de 8 y de pronto tenía que ser una señora de 70. Temía que después el público pensara que era mayor para continuar con 'La Chilindrina'.

-¿Resultó difícil la caracterización?
Sí, porque a mis 50 años apenas tengo arrugas. También tuve que teñirme el pelo; de hecho, se me estropeó bastante. La primera vez que mi marido me vio caracterizada dijo: "Serás una viejita hermosa". Pero yo le advertí que jamás me vería así.

-¿Eres dulce como tu personaje?
Según mi esposo, sí, pero yo creo que no tanto. Tengo un carácter fuerte y me impongo cuando hay que defender mis derechos y los de mi familia.

-¿Qué otros rasgos destacarías de tu personalidad?
Siempre he sido feliz, aunque no he vivido de acuerdo a mi edad. De niña, estaba rodeada de mayores; de joven, no iba a fiestas porque no tenía tiempo. Luego me casé y asumí grandes responsabilidades. Y ahora, que soy más madurita, voy con gorra y zapatillas.

-¿Te tomaste un descanso después de terminar la telenovela?
Eso quería, pero me propusieron incorporarme a una compañía circense para hacer una gira por Estados Unidos con mi personaje más conocido y sigo con ellos. Soy muy inquieta, aunque estoy agotada.

-¿Qué sientes al estar en contacto con un público menudo?
A pesar de llevar 28 años en el circo, los niños siguen dándome la vida. En vez de hacer travesuras en casa, las hago allí. Disfruto muchísimo y, de paso, mis hijos descansan de mí.

-¿Cuántos tienes?
Dos, Verónica y Gabriel. Y tres nietos, que incluso quieren acompañarme en las giras. Están orgullosísimos de su abuela. Por fortuna, he podido ser buena madre y, a la vez, desarrollarme profesionalmente.

-¿Alguno ha seguido tus pasos?
Mis hijos quisieron ser actores y estudiaron para ello, pero no deseaban morirse de hambre (risas), así que se dedicaron a otra cosa. De mis nietos, aún no sé decirte. También tengo dos sobrinas que cantan muy bien, pero no las veo en este mundo...

-¿Qué aprecias más de la vida?
La vida en sí y la salud, sin ella no tendríamos nada. Cada día le agradezco a Dios lo que me ha dado. He tenido sufrimientos y desilusiones y me ha costado mucho trabajo conseguir lo que tengo, pero lo he vivido intensamente. No cambiaría ni un minuto de mi existencia.

Arropada por su marido:
Lleva casada 36 años con Gabriel Fernández, que también es su productor y se deja caer con frecuencia por los platós. "Es lo mejor que me ha pasado en la vida, siempre me ha apoyado", confiesa la actriz.