Marcela Mar

Marcela Mar:
“Protagonizar ‘Pura Sangre’ ha sido
un sueño hecho realidad”


Tras el éxito de la telenovela del Canal RCN, ‘Pura sangre’, en la que Marcela Mar interpreta a Florencia Lagos, la protagonista de esta historia colombiana, melodrama que llegará a su fin próximamente en Colombia.

El cambio de nombre le trajo a la antes Marcela Gardeazábal una nueva energía. Cuenta que lo cambió porque fuera del país, su apellido era impronunciable para muchas personas y no generaba recordación. ‘Satanás’ fue el primer trabajo en el cual su nuevo nombre salió en los créditos.

Marcela Mar regresó a la pantalla de los televisores colombianos más radiante que nunca. Sus ojos parecen que hablaran por ella y brillan más que antes, su madurez profesional se siente en su primer protagónico. En la actualidad, ella se siente enamorada, feliz y con alegría de ver recompensado su trabajo de muchos años.

-¿Cómo se siente de protagonizar una telenovela de éxito?
Me siento la más agradecida con la vida, el año pasado y éste han sido increíbles para mí. Es el fruto de mucha constancia y disciplina, de estar 20 años actuando. Dios me está dando más de lo que hubiera podido pedir. Es un sueño hecho realidad. Siempre había querido protagonizar porque es lo más alto que una actriz nacional puede obtener en televisión, pero no había llegado el protagónico que era. ‘Pura Sangre’ llegó a mi vida en el momento ideal, porque ya tenía la experiencia necesaria para asumir esta responsabilidad.

-¿Por qué se alejó de la televisión, después de ‘Todos quieren con Marilyn’?
Después de hacer una novela quedo exhausta, los horarios son demasiado fuertes y también me parece que hay que dejar descansar al público. Luego de ‘Todos quieren con Marilyn’ me fui de gira internacional con dos obras de teatro: ‘Carta de una desconocida’, con la cual estuvimos en España, y ‘Dos hermanas’, con la que estuvimos en Panamá y Guatemala. También me mudé a Estados Unidos y volví a Colombia cuando me escogieron para ser parte del elenco de la película ‘Satanás’.

-Estuvo viviendo en Miami, ¿cómo le fue, se quedaría allí a vivir, como otros actores colombianos?
En Miami vive mi mamá y mi hijo nació allá, tengo hermosos recuerdos de esa ciudad, mientras viví allí, saque mi visa de trabajo, hice algunos contactos. Ahora pienso radicarme en Los Ángeles.

-En varias entrevistas, has dicho que te cambiaste el nombre de Marcela Gardeazábal a Marcela Mar porque es más sonoro y fácil de pronunciar, ¿cómo se siente con el nuevo nombre, ya te acostumbraste?
Me siento muy bien, es como reinventarse, es una nueva identidad. Me parece ante todo, muy divertido. El nuevo nombre me ha traído nuevos frutos, genera más recordación y ha sido exitoso. En la pasada entrega del festival internacional de cine de San Sebastián, me gané una mención de honor por mi actuación en ‘Satanás’ y, ahora, mi crédito aparecerá al lado de grandes figuras del cine en la película ‘El amor en los tiempos de cólera’.

-Ese cambio fue tan fuerte en todos los aspectos. Luce una figura espléndida que nunca habíamos visto, ¿cómo se ha cuidado para lograr tener ese cuerpazo?
Con muchísima dedicación. Me fascina hacer ejercicio, practico pilates en movimiento y bandas elásticas en sep ahead, además, juego basketball en el parque, hago yoga y soy vegetariana hace tres años.

-¿Es consciente que la belleza es fundamental para su carrera, ha sido esclava de su físico?
La belleza ha sido fundamental para mi. Cuidar de mi físico es algo que disfruto, no lo siento un sacrificio y hace parte de mi estilo de vida.

-¿Qué es lo mejor y lo más difícil de ser actriz?
Lo mejor es que se puede ver varias perspectivas, cada nuevo personaje es una aventura y un reto por descubrir, además de los viajes, lo que he conocido del mundo ha sido a través de mi trabajo como actriz. Lo más difícil es aprender a manejar la incertidumbre que trae este oficio, nunca se sabe qué sigue realmente, hay que estar presente en el presente y no apresurarse.

-Ya que están de moda los artistas integrantes y usted inició su carrera presentando ‘Panorama’, para después convertirse en actriz, ¿ha pensado en cantar?
Mi padre es músico y crecí en medio de rockeros, aunque podría eventualmente cantar para interpretar a algún personaje, pero no está en mis planes por ahora.

-¿Existen los amigos en este medio tan competitivo?
Sí, existen, pero son muy pocos. Es un medio que maneja muchos egos y muchos celos.

-¿Se considera tierna como Florencia (en ‘Pura Sangre) o ardiente como Briggitte (de ‘Todos quieren con Marilyn’)?
Yo tengo un poco de cada uno de mis personajes. En un momento mágico de mi vida, soy en verdad muy afortunada.

-Vives un gran momento profesional, pero cómo te va en tu vida personal, ¿estás enamorada?
Sí, estoy enamorada, tengo una relación estable de un año y me siento plena.

-Háblanos de tu ultima película ‘El amor en los tiempos de cólera’...
Actuar en otro idioma fue lo más difícil, es ser convincente en una lengua ajena, otra respiración, otra dicción, en fin, fue un gran reto, aunque quiero seguir profundizando y estar cada vez más segura actuando en otra lengua. Cada trabajo trae unas consecuencias y espero que éste me abra puertas en el cine en general.

-¿Cómo fue trabajar con Javier Bardem?
Javier fue un gran compañero, abierto a recibir propuestas, arriesgado, único, un monstruo de actor, vulnerable en su actuación como el más sencillo de los mortales.

-¿Cuál de los actores besa mejor, con los que le ha tocado hacer una escena romántica?
Rafael Novoa besa muy bien.

-¿Si le concedieran un deseo, cuál pediría?
Larga vida en compañía de los seres que amo.

-¿A qué actor le gustaría encontrarse en la calle y pedirle un autógrafo?
No le pediría un autógrafo a ningún actor, me da pena. Aunque, tal vez a Mick Jagger de los Rolling Stones.