Rafael Novoa

Rafael Novoa:
“Quiero casarme y tener hijos”


El actor bogotano de 35 años, es un seductor profesional, sabe que es bello y carismático y que las mujeres cuando lo ven se mueren por él. Y lo sabe y lo aprovecha.

Derrite con su mirada penetrante. Él es un hombre complejo, intenso y apasionado y, aunque no revela mucho de su esencia cuando habla, sino que sus actitudes lo delatan.

Rafael acaba de oficializar su rompimiento con su novia, la modelo colombiana Lorena Pulecio, ellos no habían terminado de inaugura su restaurante en Bogotá, cuando decidieron terminar su romance. Se pensaba que estaban en luna de miel, porque hace poco inauguraron su restaurante y realizaron un banquete para los medios para promocionarlo, pero decidieron quedarse como socios y amigos.

Después de vivir tres años en Venezuela, donde protagonizó las telenovelas ‘Se solicita príncipe azul’ y ‘Cosita rica’, se radicó en Nueva York, donde tomó clases de inglés y clases para bailar rap. En la actualidad, Rafael Novoa protagoniza Eduardo Montenegro, el personaje protagónico de una de las producciones que lideran el prime time de la televisión colombiana: ‘Pura Sangre’.

-¿Eres consciente lo que les inspiras a las mujeres?
Sí y no me molesta. Antes de que saliese al aire ‘Pura Sangre’, muchas mujeres me preguntaban por la calle cuándo me iban a ver en la televisión. Ahora es la locura. Hace unos días en Barranquilla, llegué a una discoteca y el ambiente se alborotó de una forma impresionante. La verdad es que en estos momentos de mi vida no me molesta el acoso de las mujeres. El día que eso pase, me asustaré.

-¿Está en sus planes casarse y tener hijos?
Sí, lo he pensado mucho. Quiero casarme y tener dos o tres hijos.

-¿Y cómo debe de ser la madre de sus hijos?
Es una búsqueda complicada. Lo más importante es que tenga valores y principios que considero fundamentales, como el matrimonio, la vida en pareja, el respeto mutuo, ...

-¿Eso significa que cuando se case será absolutamente fiel?
Sí. Si soy realmente feliz con ella, seré fiel.

-¿Le gusta que una mujer sea quien lo conquiste?
Me encanta que la mujer tome la iniciativa, eso me parece clave. Lo que no me gusta es la intensidad.

-¿Qué lo enfría de una mujer?
Que no tenga nada adentro, que sea sólo una fachada, porque eso se pierde con el tiempo.

-¿Cómo le gusta que lo seduzcan?
Soy un hombre de tacto. Me gusta que me toquen, que me consientan y, claro, me gusta tocar y consentir. También soy un hombre olfativo, el olor de una mujer me parece clave, demasiado clave.

-¿No es de aquellos hombres que se enamoran por el estómago?
Me podría enamorar de una mujer que me cocine cosas ricas, pero sólo si lo hace de corazón, si esa es su esencia. No funcionaría si cocina sólo como una estrategia de conquista.

-Estuvo a punto de casarse con la presentadora Tatiana Ariza, ¿qué ocurrió?
Nos arrepentimos. Y mejor porque no hubiera funcionado. Sólo llevábamos siete meses juntos, cuando tomamos la decisión de casarnos. Así que fue un acto bastante impulsivo, causado tal vez por el hecho de que nos habíamos conocido cuando éramos niños, crecimos juntos y siempre fue mi amor platónico.

-¿Y qué pasó con su novia venezolana Jessica Grau?
Estuvimos muy bien, fue una excelente relación, pero no sé que ocurrió. Hay personas que sienten que cuando todo está demasiado tranquilo, es porque algo no funciona.

-Sabemos que cuando estuviste viviendo en Nueva York tomaste clases de rap, ¿aprendiste?
Claro que sí, soy muy juiciosos y disciplinado cuando me meto en algo. Eso no quiere decir que sea el más experto bailando rap, pues es bastante complicado. Pero, sí soy muy coordinado.

-Después de tantos años fuera de Colombia, ¿por qué decidió regresar?
Me hacía mucha falta Colombia y tenía inmensas ganas de trabajar acá. Cuando se presentó la oportunidad de ‘Pura Sangre’, dije que sí enseguida. Su director, Herney Luna, me parece un genio, así que estuve feliz de trabajar con él. Además, me encantó mi papel en la telenovela, pues fue una especie de protagónico-antagónico. Eduardo Montenegro no es un personaje plano ni aburrido. Se sale totalmente del esquema. Estoy feliz con este personaje porque he logrado sacarles lágrimas a los televidentes en algunas escenas. Es impresionante. La gente lo entiende y comprende por qué hace lo que hace. Eduardo ha logrado conmover al público y éste lo apoya en su venganza.

-¿Esperaba el éxito que está teniendo ‘Pura Sangre’?
Para mí, el éxito no tiene que ver con el rating. Lo más gratificante es ser parte de una excelente producción, con buena historia, magníficos actores y un director tan impresionante como Herney. Claro que desde un principio supe que ‘Pura Sangre’ iba a tener una buena acogida, pues el presidente del Canal RCN, Gabriel Reyes, cuando vio el primer capítulo, quedó tan enganchado que pidió desesperadamente el segundo. Lo mismo le pasó al señor Carlos Ardilla, el dueño del Canal RCN.