Ana Karina Casanova

Ana Karina Casanova:
“Estamos tratando de hacer una novela lo
más fiel a la obra de Rómulo Gallegos”

Con su rostro angelical y dulce voz, la actriz enfrentará un gran reto en ‘La Trepadora’: convertirse en una mujer oscura, vengativa y movida por el rencor. A pesar de su belleza, en el amor tampoco las tendrá fácil.

Ana Karina Casanova ha regresado a la pantalla de RCTV Internacional para darle vida a Florencia Zapata, en ‘La Trepadora’, una mujer a la que le tocará pasar del confort de la felicidad a la zozobra de la ira, luego de la muerte de su padre. Su belleza y encantos personales serán un arma de doble filo, que utilizará para conseguir lo que se ha propuesto. En su camino encontrará múltiples obstáculos, muchos de los cuales derribará al lado de Nicolás del Casal (Jean Paul Leroux), primero su aliado y luego su amor imposible.

-¿Cómo es Florencia Zapata?
Es la antagonista de la historia, una muchacha de belleza angelical, exuberante, que no se da cuenta que es atractiva para la gente. No está consciente de cuanto atrae a los hombres, es muy alegre y tiene una relación muy fuerte con su padre. Sus problemas comienzan cuando Hilario Guanipa se obsesiona con ella. Él está acostumbrado a tener a todas las muchachas que desea, pero con Florencia se le ponen las cosas difíciles, y por eso se le convierte en obsesión. Al principio será muy dulce pero luego, cuando matan a su padre, sufrirá un cambio. Se transformará en un ser lleno de venganza.

-¿Ha sido compleja la aproximación al personaje?
Sí, mucho, porque de haber sido un ser de luz pasará a ser una persona oscura, que quiere vengar a su padre. Ha sido complejo el proceso porque desde que comencé a grabar tuve que adaptarme muy rápido al odio que ella siente. Sin embargo, leyendo los libretos lo he ido internalizando y ahora entiendo las razones que tiene Florencia para ser como es. Ella llora mucho, es un personaje muy fuerte. Para interpretarla no estoy pendiente del look, incluso tengo que cambiar la voz, ha sido muy desgastante.

-¿En qué momento le llegará el amor a Florencia?
Como ella le jura venganza a su padre se aliará con Nicolás del Casal (que es el protagonista) para vengarse de Hilario, porque ella cree que fue él quien asesinó a su papá. A raíz de ese acercamiento, se enamorará de Nicolás, pero después le tocará enfrentarse Victoria, que es la persona de quien está enamorado él.

-¿Has encontrado alguna relación entre tu personaje y tú vida?
Personalmente no manejo sentimientos tan fuertes como el odio o la venganza y, aunque tengo que sentirlos en cada escena para que parezca lo más real posible, tengo que ponerme en mi centro de nuevo cuando termino de grabar. Jamás he pasado por una situación como la del personaje, ni quiera Dios que me pase. No soy una persona de venganza, todo lo contrario, me lleno de amor para enfrentar las cosas.

-Florencia utilizará la seducción para su beneficio, ¿cómo la manejas personalmente?
Aún no me ha tocado grabar las escenas en las que ella utiliza la seducción para vengarse y destruir a Hilario, pero puedo decir que personalmente no utilizo la seducción para conseguir nada. A la única persona que seduzco es a mi marido como parte de un juego de amor. Para alcanzar lo que me propongo utilizo otras armas como la inteligencia, la constancia y el trabajo.

-¿Qué es lo que más destacas de ‘La Trepadora’?
Todo lo que he visto y hecho hasta este momento me encanta. Estamos tratando de hacer una novela lo más fiel a la obra de Rómulo Gallegos. Me encanta el hecho de que por exigencias del libro original se tiene que desarrollar mucho en exteriores. Eso es enriquecedor para los televidentes y para los actores, porque lo disfrutamos mucho. Otro de los atractivos es que cada personaje tiene un valor justo dentro de la historia, ninguno es de relleno, todos los que se mencionan son vitales. Tiene de todo para que sea un éxito. Particularmente, me ha encantado la fotografía porque ha sido muy bien cuidada.

-¿‘La Trepadora’ en la que trabaja es una versión adaptada a este siglo de la obra original?
Creo que el tema de los años no se notará mucho porque no hacemos alusión a eso. Aunque está enmarcada en una realidad, no ocurrirán cosas que delaten en qué época estamos. Yo que leí la novela de Gallegos puedo decir que ésta me parece una copia muy fiel.