Victoria

Arturo queda al descubierto

Arturo queda al descubierto de sus padres
Mariana se despide de Jerónimo, abrazándole porque él le ayudó a contárselo todo a sus padres. Cuando Enrique descubre lo sucedido con su hija Mariana; Enrique, Victoria y Mariana van a la casa de Gerardo y Helena para explicarles que un amigo de su amigo Arturo violó a su hija y, por fin, Arturo les dice a sus padres que él no está estudiando y que está siempre en el bar “La Veleta”, donde ha bebido alcohol y ha tomado drogas, además, él les confiesa que él quiso ser su hijo ideal y se justifica diciendo que él es malo desde que mató de pequeño a su hermano Juan David. Más tarde, Victoria le pide a su hija Mariana que, de ahora en adelante, ella cuenta con todo su apoyo y que la debe de contar todo lo que la ocurre y Mariana acaba pidiendo disculpas a su madre por no haber confiado en ella. Finalmente, Camila sale por la noche a cenar con Bernardo Solís, su nuevo ginecólogo y se lo pasan muy bien en una discoteca, en la que va él frecuentemente a bailar.

Enrique ayuda económicamente a Victoria
Enrique y Victoria no denuncian al violador de su hija Mariana porque esa violación se produjo hace más de 48 horas y, por esto, no podrían hacer nada en contra de Pacho. Al día siguiente, Arturo se va de su casa porque piensa que es un fraude y que no sus padres no se merecen a un hijo como él. Como Enrique sigue sin aceptar la relación de Victoria y Jerónimo y ve que ella está pasando por un mal trago económico; Enrique le da dinero a Memé para que ésta se lo dé a Victoria y puedan sobrevivir, aunque Memé la tiene que decir a su hija Victoria que ese dinero son ahorros de ella, ya que así se lo prometió a Enrique. Por otro lado, el abogado de Silvia le comunica a Jerónimo que ella entabló una denuncia para quitarle la patria potestad de su hijo Martín, acusándole de maltrato físico hacia ella (ya que una vez ella la agarró por los brazos para calmarla porque estaba arrojando los platos al suelo), por no pagarla el dinero para el niño cuando él se quedó sin trabajo y por estar con varias mujeres en su apartamento cuando estaba Martín.

Santiago y Paula apoyan a su hermana Mariana
En cuanto Santiago y Paula se enteran de que su hermana Mariana fue violada; ellos la dicen que ella puede contar con su apoyo en todo momento. Por otra parte, Helena va a contarles a sus amigas, incluida Victoria, que su hijo Arturo está traumatizado desde que su otro hijo murió.

Enrique va a defender a su hija Mariana
Cuando Pancho llama a Mariana; ella comienza a insultarle por haberla violado. Y, después, Mariana sufre una crisis nerviosa y se mete en la ducha con ropa, por eso, Camila (con ayuda de Bernardo) encuentra un psicólogo para que Mariana vaya a verlo. Más tarde, Jerónimo le pide a Silvia que no le aparte de Martín, pero ella está dispuesta a irse a Australia con su hijo, aunque tenga que quitarle la patria potestad a Jerónimo. Por la noche, Enrique, acompañado de su amigo Gerardo, van a “La Veleta” en busca de Pancho y, cuando le encuentra, Enrique le da una gran paliza al violador de su hija.

Enrique y Gerardo son arrestados
Enrique y Gerardo son arrestados por haber golpeado a Pacho, y Enrique jura vengarse de él y matarle por violar a su hija y, más tarde, Tatiana logra sacar de la cárcel a Enrique y Gerardo. Más tarde, Helena recibe una llamada telefónica de su hijo Arturo para decirla que se alejará de ellos por un tiempo, además, la confiesa que él no tuvo nada que ver en las violaciones de Pacho y la pide que se disculpe con Mariana, de su parte, por haberla metido en ese mundillo. Por otro lado, Paula se vuelve a poner furiosa con Sebastián, cuando le encuentra con unos amigos y unas mujeres jugando a las cartas en su apartamento. Mientras que, Valeria se gana a Martín y le dice que debería de pedirle a su papá (Jerónimo) que abandone a Victoria, a cambio de que él se quede en el país y no se separe de su padre.


Del 21 al 25 de abril de 2008