Francisco Gattorno entrevistado por sus fans

Francisco Gattorno
entrevistado por sus fans

Un grupo de admiradoras viajó a Nueva York para conocerlo. Pertenecemos a varios foros de Francisco Gattorno y procedemos de diversos lugares, tanto de España (Santander, Valencia, Sevilla, Madrid, etc.) como de otros países (Italia, Brasil, Puerto Rico). Nuestro objetivo al organizar este viaje a Nueva York era asistir a algunas de sus representaciones en el teatro y nuestro deseo se vio cumplido. En cierto modo, nos sentimos ‘adoptadas’ por él durante la semana que permanecimos allí. Es un gran actor, pero, ante todo, un excelente ser humano.
No sólo vimos sus obras Las quiero a las dos y Escrito y sellado; permitió además que presenciáramos los ensayos de otra, Doña Flor y sus dos maridos, nos invitó a cenar, conocimos a su familia y a sus amigos, se ofreció a ser nuestro guía y respondió a nuestras preguntas. Y esto fue lo que nos contó.

-Ya has hecho teatro, cine y televisión. ¿Qué género prefieres?
Los tres son maravillosos, pero quizá lo que más me atrae es el escenario. En la televisión me divierto, en el cine sueño y en el teatro vivo.

-Sin embargo, eres más conocido por tus telenovelas. ¿Con cuál te quedas de las que has hecho?
Las que recuerdo con más cariño son ‘La dueña’, ‘Laberinto de pasión’ y ‘Cañaveral de pasiones’.

-¿Qué significa el éxito para ti?
Tanto el éxito como el cariño de la gente son muy lindos y sería tonto decir lo contrario. Lo único que me molesta es la pérdida de privacidad, pero uno se acostumbra a todo.

-¿Cómo te definirías?
Soy romántico y apasionado, tanto en la vida como en el trabajo. Como diría Joan Manuel Serrat, “me gusta el juego, el vino; tengo alma de marinero”. También me encanta viajar, conocer gente, descubrir restaurantes, pasear... Soy una persona normal, eso sí, con mucha suerte porque puedo trabajar en lo que me gusta.

-¿Qué papel juega la familia en la vida de Francisco Gattorno?
Para mí es lo más grande, el centro de toda mi vida.

-¿Y tus hijas?
Isabella y Carolina son mi alegría, dos gotas del cielo, por decirlo de una manera poética. Personifican la pureza y la ternura.

-¿Cuáles son tus aficiones?
Me apasionan la pesca y la fotografía submarinas y también el alpinismo y la bici de montaña.

-¿Haces mucho deporte?
Sí, y no sólo por cuestión de estética, sino por razones de salud. Cuando hago ejercicio, me siento vivo, pleno. Sin duda, se lo recomiendo a todo el mundo: no hay nada como ejercitar el cuerpo y la mente.

-¿Y qué tipo de música sueles escuchar?
Alejandro Sanz, Pancho Céspedes, Sting y, sobre todo, Diego El Cigala. Hace cuatro meses, asistí a uno de sus conciertos y fue una noche mágica; tengo todos los discos que ha publicado. También me gustan la música clásica, que escucho por las mañanas, y la ópera.

-¿Hasta dónde quieres llegar en el terreno profesional?
Hay tanto por hacer... Por ejemplo, desearía hacer más cine. Me encantaría trabajar con Alejandro Amenábar. También querría hacer más teatro. Hace dos años, me invitaron a hacer una gira por toda España y no pudo ser. Sueño con una tournée así, de pueblo en pueblo.

-¿Cuál es tu próximo proyecto?
Estoy a punto de iniciar el rodaje de una película en Panamá, titulada ‘Chance’. Es la historia de una sirvienta que roba a sus patrones, una comedia de enredo muy simpática.