Michelle Vieth nos muestra su madurez en su nuevo papel


La artista dejo atrás los escándalos para demostrar que la actuación es lo suyo y que lo importante en su vida es su familia.

‘La Traición’, la telenovela de Telemundo que actualmente se graba en Colombia, se ha reforzado con la presencia de un nuevo personaje, Michelle Phillips. La recién llegada es interpretada por Michelle Vieth, quien la describe como “una mujer de armas tomar, con los pantalones bien puestos, que viene decidida a romper todos los tabúes de una cerrada sociedad del siglo XIX”.

La actriz norteamericana, que alcanzó la popularidad en México interpretando personajes juveniles en producciones como ‘Mi pequeña traviesa’, ‘Soñadoras’, ‘Amigas y rivales’ y ‘Clase 406’, dice estar encantada con este papel. “Es una mujer que desafía todas las reglas y que se deja llevar por sus pasiones”, explica Vieth. “Además, mi personaje es un elemento muy importante en la historia, ya que en ella está la cura de la catalepsia, el mal que padece Hugo (interpretado por Mario Cimarro)''.

La actriz de 29 años considera que ya dejó atrás la imagen de jovencita inmadura de las telenovelas juveniles. “El paso ha sido gradual”, explica. En ‘Mundo de fieras’, una telenovela de Televisa del 2006 ya la mostraba “un poco más madura, con personajes diferentes”.

Ella considera su papel en ‘La Traición’ como muy importante en su carrera. “Primero, porque se trata de una telenovela de época”, asegura Vieth. “Me faltaba hacer una telenovela así y estoy disfrutando de la oportunidad porque me permite mostrarme como una mujer adulta, y al final del día eso significa para mí un crecimiento como actriz y como persona”.

Vieth, que nació en Estados Unidos, se mudó con su familia a Acapulco de muy pequeña. A los 15 años debutó como extra en la telenovela ‘Acapulco, cuerpo y alma’. Se mudó a Ciudad de México para seguir su carrera e ingresó al Centro de Educación Artística de Televisa para estudiar actuación y modelaje. Dos años después se presentó a una audición y obtuvo el papel principal en ‘Mi pequeña traviesa’, en donde compartió créditos con Héctor Soberón, con quien estuvo casada por dos años. Ambos estuvieron involucrados en un escándalo después de su divorcio, cuando salió a la luz un video de la actriz teniendo relaciones sexuales con un hombre no identificado.

El escándalo le cambió la vida por completo, dijo un tiempo después Vieth. “Me permitió acercarme a mi familia y darme cuenta de quiénes son mis verdaderos amigos”.

“Mi vida está perfecta en este momento”, explica ahora la actriz. “Para mí, los problemas y los escándalos nunca han sido importantes; lo importante es que estoy viva, que mis hijos están saludables y felices; mi pareja y mi familia son lo más importante, lo demás no me interesa”.

Actualmente, Vieth está bajo contrato con la productora mexicana Televisa, con la que grabó ‘Al diablo con los guapos’ hace poco más de un año. Curiosamente, esta última producción se trasmite actualmente en Estados Unidos por la cadena Univisión a la misma hora, 8 p.m., que ‘La Traición’. “Así que la gente puede grabar una, mientras me ve en la otra”, dice riendo.

“A mí me contactaron a través de Televisa, mi empresa”, explica sobre su trabajo con Telemundo. “Me permitieron venir exclusivamente para esta novela, de manera que estoy aprovechando cada minuto de esta experiencia”.

Sobre su preferencia por algún determinado personaje, Vieth explica que todos han sido muy especiales en su momento. “Los personajes que hago trato de guardarlos en un lugar especial de mi corazón”, comenta. “Pero trato de marcar una gran diferencia entre lo que es el personaje y lo que soy yo. En el caso de Michelle Phillips, en ‘La Traición’, me podría identificar con dos o tres cosas de ella: sus ganas de salir adelante, su alegría de vivir, pero al final del día ella es el personaje de la novela y Michelle Vieth soy yo”.

Abundando en el tema, agrega: “Me gusta la actitud de este personaje, su actitud de desafío contra lo establecido y el hecho de que lucha por el hombre que ama; pero trato de no mezclarme con lo que son mis personajes, no me gusta quedarme con nada de ellos”.

Para Vieth, “lo importante es que el personaje sea creíble y que le guste a la gente. Me gusta cuando puedo traspasar la pantalla y que cuando mi personaje llora, que la gente llore con él, y así. Trato de hacer las cosas bien y le pongo el 200 por ciento a mi trabajo”.