La felicidad ronda entre los actores de ‘El último matrimonio feliz’


Contrario a la novela, en la que todas las parejas están a punto de separarse, la vida sentimental quienes intervienen en ella está mejor que nunca. De hecho, el único matrimonio que ha experimentado una separación en la telenovela, es la pareja conformada por Diego Vélez (Armando) y Carmenza Gómez (Margoth).

Vélez hace más de cinco años rompió con su esposa de ascendencia francesa, pero se dio una segunda oportunidad y ya cumple un año con su nueva enamorada. Diego Vélez, Armando en ‘El último matrimonio feliz’ está muy contento pues hoy puede decir públicamente que, después de cinco años de haberse divorciado de la madre de sus tres hijos, volvió a encontrar el amor en una profesora de primaria. “Ya llevamos un año de relación, estoy feliz y lo más importante es que mis hijos también lo están. No es fácil encontrar a alguien que te quiera y que también se la lleve bien con tus hijos, y aunque los míos ya son grandes (23, 21 y 17 años) tienen una excelente relación con ella. Realmente estoy feliz y muy cómodo con este noviazgo, es un complemento para mi vida y esta mujer me da la paz, la tranquilidad y todo lo que necesito para vivir”, afirma el actor sobre su actual relación sentimental. Diego cuenta que conoció a su enamorada en el barrio la Macarena, lugar donde él vivió por muchos años y que visita constantemente y, aunque la conocía de tiempo atrás, hasta hace algo más de un año encontró en ella algo que le hacía falta a su vida: el amor.

Mientras tanto, Carmenza Gómez, que duró casada 10 años, está disfrutando de la soltería. Además, ella nos contó que en días pasados, Carmenza, Margot en ‘El último matrimonio feliz’ se llevó una grata sorpresa cuando, al ir a visitar a su ginecólogo, éste la recibió efusivamente y le agradeció por la función social que está cumpliendo la novela con el tema de prevención y tratamiento contra el cáncer de seno. “Cuando llegué al consultorio mi doctor me agradeció porque gracias a la temática de la novela sobre el cáncer de seno que padece Antonia (Alejandra Borrero) su agenda está copada y día a día llegan más pacientes preocupadas por realizarse mamografías, citologías y chequeos generales. Aunque mi personaje no es el que maneja esta temática, me siento muy satisfecha con que además de entretener y de romper con la rutina de los televidentes, la temática de la novela también sirva para crear conciencia sobre temas tan delicados como el cáncer”, afirma la actriz.

El otro caso que aplica a medias es el de José Luis Paniagua, pese a que en la vida real ha tenido tres separaciones, en la actualidad, lleva ocho años de feliz matrimonio con Carolina Paniagua.

Similar situación viven Alejandra Borrero (Antonia) y Ricardo Vélez, quienes llevan el peso protagónico de la novela. Ambos se encuentran tranquilos, la primera disfrutando de su soledad y el segundo, porque hace tres años se casó con una bella publicista. De hecho, por amor la siguió hasta Londres, donde ella estaba radicada.

Coraima Torres y Jorge Cao, a diferencia de lo que ocurre con sus personajes, son otros que están gozando de las mieles de la alegría.

La carismática venezolana está casada hace más de ocho años con el actor colombiano Nicolás Montero. Por su parte, el artista cubano, radicado hace 17 años en Colombia, se enamoró no solo del país sino de una bella coreógrafa colombiana, Kathya Regueros. Esta es su tercera boda.

Elkin Díaz, contrario a su personaje de Jesús Espinosa, que es un hombre celoso, obsesivo y alcohólico, lleva una vida tranquila con su esposa y sus dos hijos.

Curiosamente, los únicos solteros, pero que están casados en la telenovela son: Juan Pablo Espinoza (Carlos) y Cristina Campuzano (Paulina).

Valery Domínguez Tarud, aunque también está soltera, en los próximos meses contraerá nupcias con el empresario Juan Manuel Dávila.

El caso de Katherin Mira (Mireya) es particular, porque aunque está soltera, hace varios meses vive con su novio.