Saby Kamalich, una gran veterana de la actuación


En su primera producción fuera de México, país que la consagró, nuestra Saby Kamalich retornó a la pantalla chica como Trinidad, la villana de ‘Madre Luna’. Nacida en Perú en 1936, donde conoció la fama tras protagonizar 'Simplemente María' en Panamericana, esta veterana actriz aceptó el reto de mudarse a la ciudad de Bogotá, Colombia, para marcar su regreso a la televisión. "Es la primera vez que salgo de México, donde hice gran parte de mi carrera artística, para hacer una telenovela. En tantos años de carrera, siempre me había quedado trabajando en México, que es un gran productor del género del melodrama, pero estoy fascinada con esta experiencia", dijo esta veterana actriz.

Aunque siempre se ha dado a conocer como la 'buena de la novela', Kamalich dice estar complacida con que el papel de Trinidad sea un antagónico. "Estuve peleando en toda la telenovela. Todos luchaban por lo que querían, pero la mayoría luchaba en contra de las intrigas de mi personaje”, comenta Saby.

Con este personaje, la actriz se presenta como villana nuevamente. Las últimas fueron en ‘Gitanas’ y en ‘Corazón Partido’, ambas de la cadena Telemundo. "La telenovela ‘Gitanas’ se basaba en dos personajes: el que representa el amor y el enemigo del amor o el villano. Esos son los elementos básicos para hacer un melodrama de éxito y entre mejor hechos estén esos dos personajes, más éxito tendrá la novela", explicó.

De la tendencia de internacionalizar las telenovelas colombianas como se ha hecho durante años con las mexicanas, Kamalich dijo sentir gran admiración por ambos tipos de producción. "Las novelas colombianas y mexicanas son muy distintas porque, aunque son melodramas, igualmente pienso que todo depende de cómo es la gente de cada país. Yo estoy feliz en Colombia porque estar aquí es una decisión que yo quise tomar", dijo.

Su papel de Trinidad no solo representa su retorno a la televisión, sino que requirió que la actriz se trasladara a Bogotá, donde reside desde hace casi dos meses. "El primer mes hasta me parecía que habláramos otro idioma. Las primeras tres semanas fueron de mucha tensión, pero la gente es muy linda y amable aquí. Eso me ha ayudado mucho a adaptarme".

El libreto de ‘Madre Luna’ incluye un tono humorístico, según explicó su autor, Julio Jiménez, y el personaje de Kamalich también tiene matices cómicos. "Te confieso que no esperaba el toque gracioso que tiene. Pero pienso que ya estaba pensado así. Eso es algo muy típico de Colombia pero también es una tendencia de la telenovela actual. Aquí se juega un poco con ese humor pero sin perder el concepto de melodrama que tanto me fascina".

Según Kamalich, lo más difícil de su participación en esta telenovela ha sido el esfuerzo físico requerido en una producción grabada en su mayoría en exteriores. "Grabamos en unos arrozales donde el clima es tropical y hay muchos mosquitos y en la montaña con un frío increíble. A veces estamos un día con calor y al siguiente nos morimos de frío", comentó.

En cuanto a los recuerdos de su añorado Perú, la primera actriz rememora. "Añoro el mar, las buganvillas, como verás soy muy nostálgica y mi ciudad me hace recordar eso. Toda la vida voy estar agradecida por lo que me dio mi tierra. Creo que no estaría aquí si no hubiera sido por ‘Simplemente María’, fue mágica. Se ha hablado hasta el hartazgo de esa novela, pero es que sucedió algo maravilloso con aquella historia".

Su mayor deseo sería regresar al Perú y participar en alguna producción de allá. "Me encantaría poder regresar a mi tierra y participar en alguna historia. Lo último que hice por allá fue unos capítulos de ‘Gamboa’, en 1983. Ese sería mi gran deseo, devolverles con mi trabajo todo el cariño que me dieron", finaliza la actriz.