Natalia Streignard

Natalia Streignard:
“He sufrido por amor

Natalia Streignard interpretará a Camila en ‘El Juramento’, historia de Caridad Bravo. A esta talentosa actriz venezolana la hemos podido ver en telenovelas exitosas como en ‘Pedacito de cielo’, ‘Mi Gorda Bella’, ‘Anita, no te rajes’ y ‘La Tormenta’.

La actriz venezolana estaba instalada en Miami, cuando recibió una llamada que cambió sus planes. La actriz fue requerida por los ejecutivos de Telemundo para que asumiera el personaje que abandonó Gaby Espino, tras el anuncio de su embarazo. La telenovela llamada inicialmente ‘El engaño’, que ahora se llama ‘El Juramento’. Puntos de la trama, libretos y hasta el nombre sufrieron algunas modificaciones, ante la necesidad de volver a grabar el material que estaba listo cuando estalló la crisis con la pareja protagónica del proyecto inicial, ya que Fernando Carrillo y Gaby Espino abandonaron sus roles protagónicos. Fue así como la recordada “Gorda Bella” debió empacar sus cosas, tramitar el permiso para su gato y alzar vuelo con el propósito de instalarse en Ciudad de México.

Aunque no quiso ni confirmar ni negar su matrimonio con la empresario Donato, con quien lleva año y medio de relación; fuentes cercanas a la actriz nos han informado que, entre noviembre y diciembre, la hermosa Natalia piensa en casarse por tercera vez. La primera vez que se casó fue con el actor cubano Mario Cimarro, a quien se unió en 1999 para luego divorciarse en el 2001. Después estuvieron juntos de nuevo entre el 2002 y el 2006.

-¿Estabas nerviosa ante la posibilidad de trabajar tan hermético para los artistas extranjeros como tradicionalmente ha sido México?
Me temblaron y muchísimo, pues llegar a un país extraño, donde no conoces a nadie, no tienes amigos... además, entrar a una producción que está retrasada por mil inconvenientes, en la que no sólo te exigen leer la novela y trabajar el personaje a toda velocidad, sino que no hay tiempo para equivocarse ni para tener acento es muy estresante. En fin, estos son algunos de los motivos por los cuales llegué a México aterrada. Por otro lado, ya tenía algún tiempo sin grabar y las piernas me temblaron nuevamente cuando me coloqué frente a las cámaras, pero finalmente la novela está fantástica y el reto es doble. Así que aquí me tienen, mudada, con gato y todo, encaminada y decidida a hacer lo mejor para que mi regreso a las pantallas sea un éxito.

-¿Te sorprendió la llamada de Telemundo para este proyecto?
Me tomó absolutamente por sorpresa. Yo estaba lista para protagonizar en Miami junto a Christian Meier la nueva novela de Telemundo, ya estaba incluso leyendo los primeros capítulos. Al principio fue como recibir un balde de agua fría, no fue muy grato, pero luego de que pasó el susto, me enamoré del proyecto y de la idea de conquistar al público mexicano tambien...

-¿Estás dispuesta a limpiar la imagen de los venezolanos, después de lo sucedido con Gaby Espino y Fernando Carrillo?
No creo que esa sea mi labor. Yo creo que cuando un proyecto ya sale al aire y el público se enamora del personaje, se hace muy difícil arrancarle del corazón al público los personajes, pero en este caso no había salido al aire, así que el público no tuvo oportunidad de encariñarse con los personajes. El embarazo de Gaby fue una bendición un regalo que Dios, siento que quedar embarazada es una bendición dentro de esta novela, que uno de los personajes haya quedado embarazada, ella hubiera continuado con la novela, lo que pasa es que sucedió lo de Fernando, se tomaron las medidas que se tomaron y pues se decidió que tampoco Gaby continuara en el proyecto.

-¿Qué nos puedes contar de Andrea, tu personaje en ‘El Juramento’?
Uno siempre le apuesta a lo que está haciendo, pero estaba en negación con Andrea porque es demasiado sumisa, se dejaba humillar y me pasaba peleando con los libretos, porque me parecía insólito, pero me di cuenta que es la realidad de muchas mujeres y lo he vivido, me ha pasado que uno llega a ser víctima del amor. A estas alturas de la grabación, me di cuenta que no iba a seguir luchando contra Andrea, porque sé que muchas mujeres se van a sentir identificadas

-¿Cómo te sientes de regresar a México?
Siempre estuve esperando esta oportunidad. Me fui la primera vez de México de una forma muy dramática. Mis padres sufrieron de cáncer al mismo tiempo y no tenía un recuerdo muy bonito, pero imagínate, volver con este proyecto en que todos los ojos de Telemundo están puestos en nosotros, es muy importante. Además, me encanta trabajar con gente que no usa apuntador. Al final, repasamos una escena como 15 veces con tal que salga como tiene que salir.

-El melodrama está basado hasta los primeros 30 episodios en la historia de Caridad Bravo Adams, que hace algunos años realizaron Guy Ecker y Kate Del Castillo bajo el título de ‘La mentira’...
Sin embargo, luego continúa una especie de historia original que no tiene nada que ver con la que han visto.

-Volvemos a verte en un papel donde muestras grandes dotes como jinete, ¿cómo te sientes trabajando de nuevo con animales?
Soy una defensora de los animales, ni siquiera me los como. Lo hago por vocación al trabajo. A mi me toco aprender a montar en ‘La Tormenta’. Yo no sabía, nunca me había montado en un caballo pero no sé porque los productores piensan que uno si lo ha hecho. Aprendí a los trancazos, como decimos en mi país, y en ‘La Tormenta’ finalmente lo hice, ahora ya tengo la experiencia y eso cuenta. Pero si le tengo mucho respeto a los caballos, soy defensora de los animales y soy vegetariana. De hecho me encantaría poner una fundación de ayuda a los animales, los quiero, me enternecen demasiado y me preocupan los animalitos que están en la calle, soy pro-animales.

-¿En alguna escena sentiste temor de ser tumbada por el caballo?
No, porque cuando toca hacer ese tipo de escenas que son mas riesgosas, te colocan un doble. Yo aquí en esta novela solo lo he utilizado una sola vez, por la escena donde el caballo se cae y tumba la protagonista, el resto han sido caminatas y trotaditas.
-¿Cómo te sientes al estar alejada de tu familia?
La mayor bendición del trabajo es viajar y una de las cosas negativas también. Uno conoce mucha gente, pero en mi caso, tienes una vida muy solitaria, porque tus amigos, tu familia y tus verdaderos afectos de vida no están contigo. Veo a mi papá y a mi mamá dos veces al año y la mayor parte del tiempo estás solo.

-Aunque tuviste un gran éxito internacional en el melodrama ‘La Tormenta’, junto a Christian Meier, las extensas jornadas de trabajo también aportaron tu deterioro físico y emocional que padeciste, incluso tuviste que ser operada de uno de tus pulmones...
La vida es como si se pusiera en pausa por un año. Si tienes problemas personales no los puedes atender y no te puedes partir en dos. Creo que todo eso fue producto del estrés. Como uno mismo puede sanar su cuerpo, también lo puedes dañar. Uno mismo se llena de cáncer pues, uno mismo se llena de enfermedades porque se sabotea, pero ya estoy bien.

-¿Después de estar grabando varias horas al día, qué haces en esos momentos que tienes un espacio para descansar?
Creo que uno pasa los nueve meses estresado. Es difícil relajarse porque si estas grabando como protagonista, te tocan todas las escenas. En esos descansos pues tiene uno que estar llamando por teléfono, al banco, a la familia y luego llegas a la casa tardísimo a ponerte estudiar para lo que te toca al día siguiente. En mi caso tengo que ir al gimnasio así sea una horita pero tengo que hacerlo porque si no, no valgo nada. El domingo que es el único día libre que tenemos, o te lo pasas hablando con la familia que no ves ni escuchas, o te metes en el cine aunque no lo ves como un espectador que se está relajando, siempre estas mirando como están actuando, hablando y el maquillaje. Creo que dentro de la telenovela como que es difícil relajarse, hay pocos momentos en que se puede uno desvincular para pensar en otra cosa.

-En el elenco de la telenovela hay actores con amplia experiencia en el mundo artístico que imponen con su presencia, ¿te causa nervios actuar con alguno de ellos?
Estar al lado de un gran actor a mí sí me causa nervios, pero tengo que estar a la altura de ellos, tengo que dar la talla, obviamente la experiencia hace al actor.

-¿Crees que habrá comparaciones de esta novela con ‘La mentira’ por su similitud?
Creo que las cosas buenas se pueden copiar, obviamente cada versión por la tecnología siempre va a ser mejor. Sí significa un reto que me vayan a comparar el trabajo con el que hicieron Kate y Guy.

-¿Y has visto ‘La Mentira’ para poder tomar referencia con tu personaje?
Estuve tentada, pero no la quise ver porque si veo la actuación de Kate me voy a sentir presionadísima, esa novela fue muy exitosa.

-¿Qué semejanzas tienes con Andrea, tu personaje en el melodrama?
Andrea es un personaje muy humano, todas las mujeres hemos cometido errores, víctimas del amor. Natalia ha sufrido por amor, se ha humillado por amor, se ha enfermado por amor, al igual que Andrea que vive un amor tormentoso.

-Al principio de las grabaciones de ‘El Juramento’ hubo rumores que te vinculaban sentimentalmente con el galán de la telenovela (Osvaldo Ríos), ¿hubo algún tipo de química con el actor?
La única química que siento es con mi novio, la única chispa que se enciende, la enciende él, estamos enamorados, todo lo que digan son mentiras para vender revistas.

-¿Cómo te llevas con el elenco de la telenovela?
La verdad es que la gente me ha tratado muy bien, en especial los muchachos de producción. Ya llevo 2 meses grabando y, aunque es un trabajo muy duro, afortunadamente no hay tantos problemas como uno se imagina. Reconozco que he tenido una que otra dificultad, pero creo que han sido malos entendidos que se han aclarado.

-¿Estos malos entendidos han sido con tu coestelar Osvaldo Ríos?
Exactamente, así es.

-¿Estas incomoda porque dijeron que mantenías un romance con Osvaldo Ríos, justo ahora que piensas en casarte con tu novio Donato?
Claro, eso a mí realmente me molestó muchísimo y por eso te digo que aparentemente fue un malentendido. Al principio se divulgó que yo tenía un romance con él y se hablaron muchas tonterías, pero no hemos tenido nunca nada qué ver. Me incomodó el comentario porque tengo pareja y estoy muy feliz, y eso sí puede llegar a afectar la relación en algún momento. Me ofendí porque no es justo que se empiecen a decir tonterías acerca de mí. Soy una persona muy seria y no me meto con nadie, respeto la vida privada de cada quien y espero que eso mismo hagan conmigo. Aparentemente ya se aclaró todo.

-Se dijo que eso lo utilizó Osvaldo Ríos para hacerse publicidad...
También puede ser una estrategia publicitaria, por eso quiero dejar claro que la única relación sentimental la tengo con mi novio Donato.

-¿Alguna vez te sentiste acosada por Osvaldo?
Pues mira, la verdad, cómo te explico. Siento que estábamos haciendo un trabajo muy profesional, pero hay personas que se equivocan y pues ése no es problema mío. Soy una persona muy sería en mi trabajo y no puedo creer que haya quienes se confundan. Sencillamente, no quiero pensar que fue una estrategia publicitaria para hacer un poco de “ruido”. Puedo sospechar muchas cosas, pero no soy capaz de acusar a alguien, porque hasta no tener la certeza es muy feo señalar.

-¿Hablaste de esto con Osvaldo?
He tratado de hablar con él, pero obviamente lo ha negado todo, incluso se ha mostrado indignado ante mi pregunta, cuando aquí la única afectada soy yo. Por eso es que necesito una aclaración. No quiero que esto trascienda porque no molesta horriblemente que se metan conmigo. La verdad es que quise aclararlo con él, pero estaba ofendido en ese momento. Pero me afirmo en decir que no he tenido, ni tendré nunca una relación sentimental con el señor Ríos. Mi relación con él es estrictamente profesional.

-¿Es ha hecho más difícil tu relación con él en el set?
Soy actriz y muy profesional y definitivamente entiendo que no tenemos que ser los más íntimos amigos. No me llevo mal con nadie, sólo hago mi trabajo muy tranquila y trato de ser lo más profesional posible. Me imagino que después de aclarar todo este asunto, se va a terminar mi malestar y todo va a volver a ser como antes. Eso espero, porque trabajar en un ambiente tenso es muy incómodo.

-Después de tu divorcio con el cubano y también actor Mario Cimarro, hace año y medio empezaste una relación sentimental con el empresario Donato Calandriello, ¿tienes planes de matrimonio?
Sólo puedo decirles que disfrutamos la relación y que estoy muy feliz y, cuando termine la novela, ya veremos qué pasa. Por el momento estoy volcada a terminar de grabar este proyecto.

-¿Cómo ha quedado tu relación con tu ex marido Mario Cimarro?
Muy bien. Quedamos como amigos. A él voy a quererlo siempre.

-¿Y tienes planes de ser madre?
Eso es algo que toda mujer quiere hacer. Vengo de una familia súper numerosa, somos cinco hermanos y cada uno tiene a sus hijos, más mi abuela y mis primos. Quiero construir eso mismo para mi futuro. Ya me veo con mi familia.