Aquí no hay quien viva

Comienza está historia
del edificio “Salsipuedes”

“Salsipuedes” es un viejo edificio de apartamentos en el centro de la ciudad. La divertida jaula de un zoológico donde conviven a regañadientes, unos inquilinos muy particulares. Es un lugar al que fácilmente se entra, pero del que difícilmente se puede salir.

Al edificio acaban de mudarse Carolina MacAllister (Juliana Galvis), una bella, tierna y muy fashion hija de papi, y su novio Roberto (Fabián Mendoza), un galán bohemio e inmaduro, un artista del cómic. La joven pareja tiene planeado construir su nido de amor en el apartamento 401, pero las cosas pueden cambiar cuando conozcan a sus excéntricos vecinos.

Empecemos por las tres matronas desocupadas: una viuda, una separada y una solterona. Mientras secan la ropa al aire en el patio central de la edificación, se dedican por horas a su deporte favorito: meterse en la vida de los demás. Son Magola (Vicky Hernández), la del apartamento 302, Finita (Consuelo Luzardo) y Chavita (Dora Cadavid), las hermanas del 201.

Administra el edificio don Juan Preciado (Alvaro Bayona), modesto profesor de colegio, más bien buenazo y apocado. Carga don Juan, tres cruces a cuestas. La primera, unos vecinos que creen que él no sirve para nada. Su esposa es Yaneth Preciado (Yaneth Waldman). Los Preciado viven en el apartamento 301 con sus dos hijos: Sandra Yulieth (Jessica San Juan), una adolescente turbadora, capaz de ponerle los pelos de punta a varones de todas las edades, y un chico de once años, Junior (Javier Ramírez), un niño súper dotado.

Las demás habitantes del edificio son también una colección de bichos raros. Quizá los más sui-genereis son Mauri (Patrick Delmas) y Fer (Jorge Enrique Abello), el periodista y el abogado del apartamento 202. Ambos son jóvenes, viriles, guapos, exitosos y naturalmente… gays. El primero, declarado abiertamente. El segundo, muerto del pánico de salir del closet.

En el apartamento 401 viven Verónica (Alexandra Serrano), una aspirante a modelo de costumbres sexuales bastante relajadas, y Luz Amparo (Valentina Lizcano), una joven solitaria, pesimista y desafortunada en el amor. Las dos chicas se dedican a la rumba y al trasnocho, y cada primero de mes se ven en problemas, cuando deben pagarle el arriendo del apartamento a la implacable Magola, su casera, quien las quemaría en la hoguera de la Inquisición si esta historia no sucediera en el siglo XXI.

Wilson Emilio Delgado (Jimmy Vásquez), el portero, desordenado y medio tonto es el alma del edificio. De todos recibe órdenes y regaños. Todos lo quieren y también lo odian. El hombre comparte con su inaguantable padre la habitación de la Portería.




Un hombre desnudo rondará los pasillos del edificio
Nuevos inquilinos llegarán al edificio “Salsipuedes” Carolina MCalister (Juliana Galvis) y su novio Roberto Benavides (Fabián Mendoza) llegarán a ocupar su nuevo apartamento con grandes expectativas de encontrar un lugar cómodo y tranquilo donde vivir. Grande será su sorpresa al descubrir que el portero no abre la puerta y ninguno de los habitantes de su edificio cooperarán en solucionar el imprevisto. Después de intentar de múltiples maneras, la joven pareja por fin podrá ingresar y serán recibidos con una cortés y empalagosa bienvenida. Roberto Benavides terminara metido en una incómoda situación y se mostrará ante todos tal como dios lo trajo al mundo. Grandes sorpresas y múltiples ocurrencias harán estallar a todos los colombianos de la risa cuando Carolina y Roberto descubran que se han metido en un manicomio.

Un show de celos pondrá en riesgo la relación entre Mauri y Fer
Una seria escena de celos se desarrollará en el apartamento 202 del edificio “Salsipuedes”. Mauri (Patrick Delmas) no soportará que a su novio Fer (Jorge Enrique Abello) lo esté intentando seducir Verónica (Alexandra Serrano), y con una divertida escena de celos presionará a Fer para que deje de ocultar su verdadera inclinación sexual y haga pública su relación. Verónica y Luz Amparo (Valentina Lizcano) esperan ansiosas a que la pareja del segundo piso empiece a revelar sus intimidades. De otra parte, Carolina (Juliana Galvis) y Roberto (Fabián Mendoza) arman un caos de ruido y de desorden en el edificio, por cuenta de los arreglos locativos que están realizando en su apartamento. Además se meterán en graves problemas con la familia Preciado por la incomodidad a la cual los han expuesto. Las hermanas Pineda: Chavita (Dora Cadavid) y Finita (Consuelo Luzardo) llegan de vacaciones y se encuentran con una desagradable sorpresa: la chapa de su vivienda ha sido violentada y les han saqueado sus pertenencias, razón por la cual deciden instalar una alarma de máxima seguridad en su hogar.

Golpe de estado para Juan Preciado
Cansadas de la arbitrariedad y de los dudosos manejos financieros de Juan Preciado (Álvaro Bayona), Chavita (Dora Cadavid), Finita (Consuelo Luzardo) y Magola (Vicky Hernández) incitarán a todos los residentes de “Salsipuedes” a que exijan la renuncia inmediata de Juan Preciado (Álvaro Bayona) a la presidencia de la administración de edificio. En su reemplazo postularán a Carolina (Juliana Galvis), quien se mostrará muy interesada en asumir este rol. Grandes ocurrencias y disparates acontecerán en este manicomio de edificio cuando Luz Amparo (Valentina Lizcano) consiga trabajo en una hamburguesería. Alterno a estas situaciones, la alcaldía llegará al edificio e impondrá a su residentes nuevas y rigurosas medidas de sanidad.

Érase una vez un rumor
Un serio rumor rondará el edificio “Salsipuedes”. Las hermanas Pineda: Chavita (Dora Cadavid), Finita (Consuelo Luzardo) y su amiga Magola (Vicky Hernández) tendrán serias sospechas acerca de las actividades de las habitantes del 401, pues temen que en este apartamento se esconda un prostíbulo. Verónica (Alexandra Serrano) y Luz Amparo (Valentina Lizcano) tendrán que enfrentar una ola de chismes que las señalarán frente a todos los habitantes del edificio como mujeres de la vida alegre. Para Fer (Jorge Enrique Abello), enfrentar su homosexualidad le traerá múltiples problemas, muy pronto su familia planea visitarlo y dos grandes incógnitas se apoderaran de su existir: ¿Dónde escondo a Mauri (Patrick Delmas) para que mi familia no lo vea? y ¿Qué mujer estará dispuesta a hacerse pasar por mi novia?

La cigüeña toca el citófono del edificio Salsipuedes
Una extraña visita sorprenderá a los habitantes de “Salsipuedes”, un bebé recién nacido será abandonado en las puertas del edificio y con su llegada, se desencadenará una alocada lucha entre sus habitantes por darle la bienvenida y ofrecerle un lugar donde vivir. Mauri (Patrick Delmas) y Fer (Jorge E. Abello) serán los más ilusionados con la aparición del pequeño, pues verán en él, al hijo que no tienen. Carolina MCalister (Juliana Galvis) se cansará de que su novio invierta todo su tiempo en juegos de video y no ayude con los oficios de la casa, por eso no perderá oportunidad para darle cantaleta día, tarde y noche. Por otra parte, un hombre apuesto tocará a la puerta del apartamento 402 donde habitan Luz Amparo (Valentina Lizcano) y Verónica (Alexandra Serrano)...


Del 25 al 29 de agosto de 2008