El último matrimonio feliz

Un cóctel explosivo de desencuentro,
sorpresas y negocios

Patricio (Ricardo Vélez) le da a Antonia (Alejandra Borrero) una gran sorpresa musical con la cual le demostrará cuanto la ama y que tanta falta le ha hecho durantes estos últimos meses de indiferencia y desamor. Paralelo a esto, Manuel (Jorge Cao) le reclama a Camila (Coraima Torres) por trabajar en la competencia y por haberle embargado sus bienes y Margot (Carmenza Gómez) queda en shock cuando se percata de que entre Yorley (Yuly Ferreira) y Torres (Marlon Moreno) hay algo más que una simple amistad.

Patricio se muere de los celos, y Cristina Hurtado llega al cóctel de inauguración
Patricio (Ricardo Vélez) se muere de los celos al ver a su esposa hablando durante toda la noche con Torres (Marlon Moreno), pero su ira será mayor cuando durante la presentación del proyecto Antonia (Alejandra Borrero) habla maravillas del constructor. Después de la penosa confesión que Antonia le hace, Bernardo queda desecho, pero debe reincorporarse y hacer como si nada hubiese pasado. Mientras Manuel (Jorge Cao) es interceptado por una periodista de farándula que le pregunta sobre su separación, Andrés (Marcelo Dos Santos) llega con Cristina Hurtado, una bella mujer que se roba la atención de todos los presentes y que ha sido invitada para incomodar a Camila (Coraima Torres). Entre tanto, Mario (Quique Mendoza) llega a su casa a buscar a su esposa e hija y Jesús (Elkin Díaz), que se encuentra desesperado por la ausencia de Bárbara (Valerie Domínguez), discute con su madre porque esta le esconde el licor que se está tomando.

Mario encuentra a Oliva, y Paulina le coquetea a Carlos
Gracias a la policía y a una oportuna llamada, Mario (Quique Mendoza) logra evitar que Oliva se vaya a buscarlo a las minas donde está trabajando, todo esto ocurre justo cuando Yorley (Yuly Ferreira) se encuentra en el coctel de inauguración. Entre tanto, mientras Torres (Marlon Moreno) y Yorley hablan sobre la enfermedad de Antonia (Alejandra Borrero), Carlos le dice a Patricio que Paulina le está coqueteando. Antonia se molesta con su esposo por los celos injustificados de este hacia Bernardo y por la falta de confianza que le tiene.

Bárbara le pone una caución a Jesús, y César David le dará el dinero a su mamá para la cirugía
Bárbara (Valerie Domínguez) no permitirá que Jesús (Elkin Díaz) vuelva a acercársele y mucho menos que intente ponerle un dedo encima, por eso siguiendo los consejos de su abogada, irá a la comisaría a ponerle una caución a Jesús. Mientras esto sucede, Jesús culpa a su madre de sus desgracias y ella en medio del dolor que esto le produce, buscará la solución de sus problemas y los de su hijo con una bruja. Para evitar que Margot (Carmenza Gómez) venda la casa, César David (Biassini Segura) le dice que le dará el dinero para la liposucción que tanto desea. Por complacer a su madre, el jovencito planea su primer gran robo. Oliva (María Isabel Bernal) se percata que ha perdido la maleta y con ella, el dinero que tomó sin autorización de su mamá.

Ayudada de fuerzas oscuras Matilde planea alejar a Bárbara de su hijo, y Harold interroga a Alcides sobre sus intenciones con Angelina
Sin medir las consecuencias de sus actos y cansada del sufrimiento de su hijo, Matilde (Gloria Gómez) le entrega a una bruja la foto de Bárbara (Valerie Domínguez), la supuesta causante de todas sus desgracias, para que la ayude a acabar con ella. Angelita (Cecilia Navia) escucha cuando Yorley (Yuly Ferreira) le dice a Harold (Jose Luis Paniagua) que si le puede dar la dirección de Angela que Alcides (Juan David Galindo) desea llevarle una sorpresa. Al escuchar esto, Angela hace hasta lo imposible para que todo el universo se entere donde queda ubicada su casa y Harold se molesta ya que no entiende la actuación de Alcides, pues él sabe que quién le gusta es él y no su asistente. Antonia (Alejandra Borrero) hace caer en cuenta a Paulina (Cristina Campuzano) que todo lo que hace por molestar a Carlos, es porque lo sigue amando.

Margot seguirá adelante con su proyecto de cirugía
Bárbara (Valerie Domínguez) acompañará a Margot (Carmenza Gómez) a la clínica de cirugía plástica para preguntar todos los detalles acerca de la liposucción que desea hacerse, mientras tanto su hijo continuará con los planes de robar el supermercado para pagarle la cirugía a su madre evitando que venda la casa. Por otra parte Yorley (Yuli Ferreira) le reclamará a Mario (Quique Mendoza) por su abandono y le reprochará por su decisión apresurada de irse a la mina dejándolas solas a ella y a su hija. Wilmer (Carlos Hurtado) preparará guitarra, maracas y todo un equipo musical para sorprender a Ángela (Cecilia Navia) con una serenata. ¿Nacerá el amor?

Yorley entre la espada y la pared, y César David más cerca del sicariato
Después de discutir con Mario (Quique Mendoza), Yorley recibe una llamada de Torres en la que le dice que desea verla y aunque en el fondo del corazón ella quiere lo mismo, en esta oportunidad tendrá que decirle que no puede visitarla. Torres siente que por intenso y acelerado puede perder a la mujer que lo ha hecho creer nuevamente en el amor. Entre tanto, mientras César David (Biassinni Segura) y sus amigos, concretan todos los pormenores del robo al supermercado, Angelita (Cecilia Navia) se ilusiona con la idea de que su príncipe azul le dará una serenata. Por ultimo, Carlos (Juan Pablo Espinosa) se lleva una nueva desilusión de Paulina (Cristina Campuzano).

Ya no hay marcha atrás para César David
Por secundarle los absurdos caprichos de belleza de su madre y llenar los vacíos económicos que su padre ha dejado, César David (Biasinni Segura) entrará a un mundo del cual no podrá salir fácilmente. Mientras Mao toma a César David como rehén para que la cajera del supermercado le de todo el dinero de las ventas del día, Mireya (Catherine Mira) quien se encuentra haciendo fila para pagar, intenta comunicarse con Armando (Diego Vélez) para contarle lo que esta sucediendo pero ante la amenaza que hace el atracador a todos los presentes con el revolver, ella deja caer el celular. De otra parte, Angelita se emociona al escuchar músicos en la calle pues sabe que ha llegado su príncipe azul a darle serenata, sin imaginarse que Alcides no es el gestor de esta idea sino Wilmer, su verdadero enamorado.

El primer gran robo de César David cobrará una vida
Los planes de César David (Biasinni Segura) y sus amigos se saldrán de control, y en medio del forcejeo con el vigilante del supermercado se detonará un disparo y alguno de los presentes perderá la vida. En medio del suceso, Mireya (Catherine Mira) le cuenta a Armando (Diego Vélez) que su hijo se encontraba en el establecimiento y que lo tomaron como rehén. Entre tanto, después de la peculiar serenata que Wilmer (Carlos Hurtado) le da a Angelita (Cecilia Navia), el caballero se arma de valor y con anillo en mano le pide que sean novios.

Sentimiento de culpa de Armando y su hijo, y Antonia decidida a desvelar su gran secreto
Cuando César David (Biasinni Segura) sale del supermercado, Armando (Diego Vélez) intenta hablar con él pero César está muy adolorido y culpa a su papá de todo lo que le está pasando. El jovencito estalla en llanto mientras camina hacia su casa y Armando se siente culpable de todo lo sucedido. Antonia (Alejandra Borrero) habla con Harold (José Luis Paniagua) y le dice que ha decidido contarle todo a su familia y que en este momento lo necesita más que nunca, Antonia aprovechará la hora del desayuno para comunicarle a su hija y a su esposo sobre la enfermedad que padece y el por qué de su cambio de actitud.

Del 21 de julio al 1 de agosto de 2008