El último matrimonio feliz

La pasión se apodera
de Patricio y Bárbara

Antonia se confiesa
Ya que no puede contarles toda la verdad a su esposo y a su hija, Antonia (Alejandra Borrero) decide grabar un video donde le explica a Patricio (Ricardo Vélez) y a Adelaida (Lina Valbuena) los motivos por los cuales decidió callar su enfermedad. Entre tanto, Adelaida le pide a su padre que haga su último esfuerzo por mejorar la relación con su mamá, pero ante la negativa, decide encarar a Antonia y preguntarle si ella tuvo algo con Torres (Marlon Moreno). César David (Biassini Segura) le dice a sus amigos que Beto murió y que la única forma de honrar su memoria es haciendo las cosas bien, es decir, seguir delinquiendo pero organizadamente.

Faber furioso por las decisiones de su hermana, y Patricio desconcertado por la actitud de Antonia
Faber (Alejandro Tamayo) se molestará con Camila (Coraima Torres), su hermana, por haber accedido a reunirse con Andrés (Marcelo Dos Santos) y por intentar una conciliación con Manuel (Jorge Cao), ya que él no les dará lo que se merecen y eso no es justo para ellos. Entre tanto, Patricio (Ricardo Vélez), tomará una decisión clave en su relación con su esposa Antonia (Alejandra Borrero), como respuesta a su actitud y al viaje de negocios que hará a Cartagena con el constructor Bernardo Torres (Marlon Moreno). Mario (Quique Mendoza) intenta seducir a Yorley (Yuly Ferreira), pero ella lo rechaza.

Bárbara no dejará perder su primer gran negocio, y Antonia en cuenta regresiva
Bárbara (Valerie Domínguez) ha encontrado un cliente extranjero perfecto para el penthouse que está vendiendo y aunque la última palabra la tiene Antonia (Alejandra Borrero), ella no permitirá que su primer gran negocio se pierda por nada en este mundo, así tenga que viajar a Cartagena por sus propios medios. Mientras esto sucede, Antonia vive con incertidumbre y angustia los últimos instantes antes de la cirugía en la que podría morir o perder uno de sus más grandes atributos… Los senos. Jesús (Elkin Díaz) es notificado de la caución que su “ex monita” le ha puesto y jurará que será suya hasta la muerte. En Cartagena, Torres (Marlon Moreno) no puede evitar pensar en Yorley (Yuly Ferreira) y aunque no cree pertinente llamarla, lo hará.

Patricio llega a Cartagena y, con brujería, Matilde planea alejar a Bárbara de su hijo
Siguiendo los consejos de su hija y con la idea de recuperar a su esposa, Patricio (Ricardo Vélez) llegará a Cartagena. Sin embargo esta hermosa y acogedora ciudad partirá su vida en dos, pues cuando se cierra una puerta se abre otra y quizás allí encuentre la cura para sus penas de amor. Mientras esto sucede, Matilde (Gloria Gómez) llega a la casa de Milano, el brujo con quien planea alejar a Bárbara (Valerie Domínguez) de la vida de su hijo. Sebastián (Juan Manuel Lennis) se escandaliza al ver que una revista ha publicado la separación de sus padres.

Sebastián descubre que Adelaida es hija de Antonia, y Bárbara volverá a casa de Jesús
Para sacar adelante su primer gran negocio, Bárbara (Valerie Domínguez) irá a casa de Jesús (Elkin Díaz) con la excusa de recoger algunas de sus pertenencias, pero en realidad es para tomar uno los tiquetes que su ex adquirió para que se fueran de viaje a Cartagena, pero que nunca usaron. Este tiquete será la vía de escape que la sufrida mujer utilizará para hacer realidad sus proyectos de vida y quizás, para encontrar un nuevo amor. Entre tanto, mientras Antonia (Alejandra Borrero) se debate entre la vida y la muerte, Adelaida (Lina Balbuena) recibe la visita de Sebastián (Juan Manuel Lennis), quien viene a exigirle una explicación por su extraño comportamiento, pero cuando el joven ve una foto de la familia de su novia, se entera de que ella es hija de la peor enemiga de su padre, y la acusa de ser parte de un complot que Camila (Coraima Torres) , Antonia y ella han realizado para acabar con Manuel (Jorge Cao). En Cartagena, Patricio (Ricardo Vélez) sigue llamando desesperadamente a su esposa, para decirle que ha viajado y que no ha podido localizarla.

Bárbara rumbo a Cartagena, y Antonia descubre su cruel realidad
Con tal de hacer realidad su primer gran negocio, Bárbara (Valerie Domínguez) no le importará ira hasta casa de Jesús (Elkin Díaz) y hurtar uno de los tiquetes del viaje que hace un tiempo habían contemplado hacer a Cartagena y aunque no se siente cómoda con lo que está haciendo y bajo la mirada inquisidora de su perversa suegra, lo hará. Después de pasar los peores instantes en la casa donde ha sido tan infeliz, Bárbara saldrá rumba al lugar donde dos de sus grandes sueños se harán realidad. El amor y el dinero podrían llegar a su vida. De otra parte, Antonia (Alejandra Borrero) recuperará el conocimiento, pero descubre que han cercenado uno de sus grandes atributos. La incertidumbre, la tristeza y desilusión se apoderarán de la vida de esta luchadora mujer.

La tentación llegará a Patricio, y Vicente de los Ríos será la tabla de salvación de Bárbara
Esta noche la novela preferida de los hogares colombianos arderá en pasión y deseo. La llegada de Bárbara (Valerie Domínguez) a Cartagena pondrá en graves aprietos a Patricio (Ricardo Vélez), quien recuerda con incomodidad el día en que la sensual y bella mujer le confesó su atracción. La química entre estos dos personajes será evidente e inevitable. Así mismo la llegada de Vicente de los Ríos (Gonzalo Vivanco), a la Ciudad Amurallada de las mujeres de “En Casa” será fundamental, ya que gracias a él Bárbara tendrá la oportunidad de empezar una nueva vida. Este acaudalado enólogo chileno causará sensación en la Heroica y en los corazones de las mujeres de la inmobiliaria de Antonia (Alejandra Borrero). Después de darse cuenta que le han extirpado un seno y que no puede seguir ocultando su enfermedad, Antonia habla con su hija y le cuenta que no viajo a Cartagena pues se estaba sometiendo a una delicada intervención quirúrgica. En ese mismo instante, Antonia se entera del viaje de Patricio e intenta buscarlo, pero sus esfuerzos serán inútiles.

Jesús llega a Cartagena, y Patricio se queda en Cartagena para no dejar sola a Bárbara
Por fin la vida le sonríe a Bárbara (Valerie Domínguez) después de años de sufrimientos, golpes e insultos, la bella mujer tendrá la oportunidad de hacer un gran negocio con el cual logrará la independencia económica que tanto anhela y todo gracias a Vicente de los Ríos (Gonzalo Vivanco), un chileno conocedor de vinos que llegará al país con la intención de radicarse durante un tiempo para expandir sus negocios. Pero su felicidad será mayor cuando Patricio (Ricardo Vélez) le diga que se ha quedado en Cartagena por no dejarla sola. Sin que nadie lo sospeche, Jesús (Elkin Díaz) llega a la Ciudad Amurallada con la plena seguridad de que encontrará a su mujer en los brazos de otro hombre. Adelaida (Lina Balbuena) le reprocha a su mamá por haberle ocultado la enfermedad que la aquejaba y se preocupa por lo que pueda pensar su padre cuando se entere.

El romance y la pasión llegará a Cartagena y se apoderará de Bárbara y Patricio
Al calor de una hoguera, a orillas del mar y con la luna como testigo de lo que sucederá, Bárbara (Valerie Domínguez) y Patricio (Ricardo Vélez) se dejarán llevar por la magia del momento y desnudarán sus corazones y los sentimientos que hay en ellos. Las decisiones que tomen durante esta noche, cambiarán radicalmente el rumbo de sus destinos y así como la felicidad y la prosperidad pueden llegar a sus vidas, el desconsuelo y la traición también. Entre tanto, Jesús (Elkin Díaz) borracho y cegado por los celos irá de bar en bar buscando a su mujer. De otra parte, Carlos (Juan Pablo Espinosa) y Paulina (Cristina Campuzano) arruinan una calmada conversación al recordar el pasado y se enfrascarán en una discusión donde los motivos de su separación serán los protagonistas.

Patricio se entera de que Antonia tiene cáncer
Después del desagradable encuentro con Jesús (Elkin Díaz) y de haber sido víctima de sus golpes e insultos, Patricio (Ricardo Vélez) recibirá una noticia que lo dejará en shock y que pondrá aún más en peligro su matrimonio. Antonia (Alejandra Borrero) tiene cáncer y la persona encargada de darle esta desafortunada noticia es Torres (Marlon Moreno), el hombre con quien pensaba que su esposa le era infiel. Patricio (Ricardo Vélez) no comprenderá por qué su esposa le ocultó la enfermedad y una mezcla de dolor, incertidumbre y desilusión se apoderarán de su existir. De otra parte, Barbará (Valerie Domínguez) quedará sorprendida cuando en la recepción del hotel le informen que
Vicente de los Rios (Gonzalo Vivanco) le ha dejado una habitación con todos los gastos pagos para que se aloje. Entre tanto, Jesús ahoga sus penas en el alcohol mientras la policía decide qué hacer con él.

La brujería de Matilde empieza a hacer efecto en Bárbara, y Patricio no logra asimilar la noticia
Jesús (Elkin Díaz) intercepta a Bárbara (Valerie Domínguez) antes de que pueda abordar el vuelo de regreso y accede a irse con él en el mismo taxi sin entender por qué aunque no quiere estar a su lado y siente mareos y nauseas, termina en casa de su suegra. Entre tanto, mientras Antonia (Alejandra Borrero) recibe la visita de Harold (José Luis Panigua) y Angelita (Cecilia Navia) en la clínica, Patricio (Ricardo Vélez) ahoga sus penas en el alcohol al no poder expresar de otra forma el dolor que lo consume y lo tiene destrozado. Con la excusa de comprar un apartamento, Andrés (Marcelo Dos Santos) se reunirá con Camila (Coraima Torres) y seguirá adelante con su macabro plan de conquista.

Jesús y Matilde impedirán que Bárbara se vaya de la casa, y Margot tendrá nuevo look para reconquistar a su esposo
Después de recuperar el reconocimiento y al percatarse que está en casa de su suegra, Bárbara (Valerie Domínguez) intentará irse de allí, pero ni Jesús (Elkin Vélez) ni su madre la dejarán, pues Jesús piensa que su “monita” está embarazada y que lógicamente, no es suyo. Instantes más tarde Matilde (Gloria Gómez) llama a Milano, el brujo, para que le dé instrucciones sobre los planes a seguir. Entre tanto, mientras Jenny (Marianella Quintero) le dice a su madre que ropa debe lucir de ahora en adelante para reconquistar a Armando (Diego Vélez), Torres (Marlon Moreno) busca a Patricio (Ricardo Vélez) y el dice que busque a Antonia (Alejandra Borrero) pues él más que nadie sabe el dolor que produce perder a un ser querido a causa de cáncer.

Torres lleva a Patricio a la clínica donde está recluida Antonia, y Matilde sigue adelante con sus planes en contra de Bárbara
Después de hablar seriamente con Patricio (Ricardo Vélez) y hacer todo lo posible para que apoye a su esposa antes de que sea muy tarde, Torres (Marlon Moreno) lleva a Patricio a la clínica donde está Antonia (Alejandra Borrero), con la ilusión de que el amor que los ha unido durante tantos años prevalezca por encima de las circunstancias. Entre tanto, Yorley (Yuly Ferreira) visita a Antonia y le cuenta que Margot (Carmena González) se ha sometido una liposucción y que Bárbara (Valerie Domínguez) viajó a Cartagena para cerrar un jugoso negocio. De otra parte, Matilde (Gloria Gómez) temiendo que Jesús (Elkin Díaz) pueda verse afectado por el trabajo de magia negra que le está practicando a Bárbara, llama a Milano (el brujo) y le pide consejo sobre el plan a seguir. Al ver que su hijo se encuentra muy afectado por el rompimiento con Adelaida y que está empezando a creer que su relación con ella pudo ser accidental y no algo planeado por su madre y Antonia, Manuel (Jorge Cao) lo convence de lo contrario.

Margot impactará con su nueva figura, y César David y sus amigos asisten al funeral de Beto
Después de una corta incapacidad por la liposucción a la que se sometió, Margot (Carmenza Gómez) retoma sus laborares en la inmobiliaria y deja a todos impactados con su nueva figura. Lastimosamente la ropa que ha su hija le ha escogido, no está acorde a su edad y con lo que desea proyectar. Margot pasará de ser una mujer recatada y pasadita de kilos, a una un mujer esbelta con ropa de una jovencita de 20 años. Entre tanto, César David (Biassini Segura) y sus amigos, asisten al funeral de Beto para darle el último adiós y entregarle a su madre la parte del dinero que le correspondía del último atraco que hicieron y en donde lamentablemente el joven perdió la vida. Patricio (Ricardo Vélez) intenta explicarle Antonia (Alejandra Borrero) que en Cartagena no sucedió nada entre él y Bárbara (Valerie Domínguez), pero ella no le cree. Igualmente, Patricio no deja de recriminarla por haberle ocultado lo de su enfermedad.

Jenny empieza los preparativos para el cumpleaños de su padre, y Adelaida enfrenta a Patricio
El cumpleaños de Armando (Diego Vélez) se acerca y Jenny (Marianella Quintero) encontrará en este festejo la oportunidad indicada para que su padre vea la nueva figura de sus mamá, para ello organizará una cena en su casa. Aunque Armando se encuentra bastante reticente a asistir, no podrá despreciar a su hija. Entre tanto, Paulina (Cristina Campuzano), después de burlarse de la nueva vestimenta de Margot (Carmenza Gómez), planea contactarse con Antonia (Alejandra Borrero) para comentarle que las empleadas de la inmobiliaria están haciendo lo que desean durante su ausencia y que Bárbara (Valerie Domínguez) no ha regresado de Cartagena, pues seguramente ha decidido tomarse unas vacaciones. Entre tanto, Adelaida (Lina Balbuena) encara a su padre y le reclama por la actitud que ha tomado frente a la situación que está atravesando su mamá y le pedirá que si no puede seguir con ella, se vaya de la casa lo más pronto posible.

Yorley entre el amor y el compromiso, y Jenny logra su cometido
Después de viajar Cartagena, Torres (Marlon Moreno) y Yorley (Yuly Ferreira) tendrán la oportunidad de reencontrarse nuevamente y antes de que él se entere por otro lado del regreso de su esposo a la ciudad, Yorley se armará de valor y se lo contará. Ante dicho anuncio, Torres dará por sentado que lo que estaba naciendo entre los dos tendrá que terminar. Sin embrago hasta el momento nada está dicho y aun hay tiempo para que Cupido haga de las suyas en los corazones de estos personajes. De otra parte, mientras Paulina (Cristina Campuzano) se muere de la envidia al ver que un ejecutivo como Torres se siente atraído por la empleada de servicio de la inmobiliaria, Andrés (Marcelo Dos Santos) discute con Manuel (Jorge Cao) por ocultarle el verdadero pasado de Camila (Coraima Torres). Armando (Diego Vélez) no soporta que Mireya (Catherine Mira) se ponga a discutir con su hija, y para terminar de una vez por todas con la absurda e infantil discusión, acepta celebrar su cumpleaños en casa de Margot (Carmenza Gómez) y sus hijos.

Del 4 al 29 de agosto de 2008