Mónica Lopera

Mónica Lopera:
“Sólo cuando hay amor
es posible cambiar”

La actriz colombiana Mónica Lopera, de la telenovela ‘En los tacones de Eva’, se confiesa desde Bogotá (Colombia). Asegura que está feliz con este proyecto, que le abrirá más puertas hacia el éxito, ya que es un dramático que plantea el tema del machismo presente en la sociedad moderna.

Con tan sólo 22 años, ella ha sabido cosechar éxitos. Comenzó en el mundo artístico desde los seis años. Se inició en el teatro y después en la televisión. Es conocida como “La Paisita”, pues su corazón está en Medellín, la ciudad que la vio crecer y luchar. Y la actriz, nacida en Miami, se encuentra contenta con su trabajo y da gracias a Dios por esta oportunidad en su vida.

Lopera interpreta a Isabela Nieto en la telenovela del Canal RCN: ‘En los tacones de Eva’, una mujer profesional y madre soltera, que aprende a ganarse el respeto y la admiración de los hombres y hasta de su propia familia.

-Este es su segundo rol protagónico, ¿cómo se siente al haberlo obtenido con tan sólo 22 años?
Muy contenta. Ha sido una experiencia maravillosa y un reto enorme, porque me ha tocado trabajar con un personal de mucha calidad. En esta etapa de mi vida interpreto a un personaje mucho más adulto que el anterior, pues es una madre soltera que tendrá que salir adelante. Con esto no quiero decir que sea más difícil de encarnar, sólo que es una telenovela para un público distinto y eso marca la diferencia con mis otros trabajos.

-En la calle mucha gente se ha identificado con Isabela Nieto, su personaje en la telenovela ‘En los tacones de Eva’, ¿cuál es su consejo para las madres solteras?
Mi personaje es muy especial y complejo. Es una madre soltera como tantas en el mundo, que se levanta todas las mañanas para luchar y trabajar por su hijo, sin importarle que no tenga una pareja al lado para ayudarla. Mi consejo es que nada es imposible y por los hijos vale la pena todo. El amor llega cuando tiene que llegar y, por supuesto, no hay que dejarse llevar por una sociedad que juzga y muchas veces oprime. Las madres solteras tienen que ser felices.

-¿En qué se identifica con su personaje?
A Isabela la admiro profundamente. Es una mujer muy valiente y he aprendido mucho de ella. He comprendido que es importante sonreír ante las dificultades y es necesario creer en las personas y en el amor. Me identifico en lo fuerte y luchadora que es esta mujer por conseguir sus metas. No soy madre, pero amo a los niños. Soy muy disciplinada y, para mí, la familia es lo más valedero.

-¿Cómo te preparaste para interpretar a Isabela Nieto?
Antes de las grabaciones comencé a investigar sobre el mundo del turismo. Hablé con varias madres solteras: “cabezas de hogar”, para conocer un poco más de esa lucha constante. Además, tengo una relación especial con mi mamá, pues, al igual que mi personaje, soy hija única y mi mamá es mi mejor amiga y le tengo mucho respeto. Esa condición me ayudó a enriquecer el personaje.

-¿Hasta qué punto deben los padres presionar a sus hijos para que hagan lo que ellos quieren?
Hay una autoridad en la casa que son los padres y debemos tenerles respeto y no juzgarlos. Es importante (y hablo como hija) que los padres entiendan que nosotros también tenemos una visión del mundo y merecemos libertad, más no libertinaje. Queremos una libertad de pensamiento y de opinión que nos ayude a elegir un buen camino. Los padres deben respetar a los hijos y viceversa.

-En su opinión, ¿qué debe hacer una mujer con un esposo machista?
Pienso que es una situación difícil, que sólo está en manos de las mujeres resolver y cambiar con amor, pues las peleas y los enfrentamientos no ayudan a nadie. El amor y el poder que tiene la mujer para demostrar que también puede ser autosuficiente e inteligente hace que el hombre pueda entender esos derechos. Desde que comienza una relación es importante mostrarse como una persona independiente y libre de hacer sus cosas.

-¿Se ha encontrado con un machista en su camino?
Sí, me han tocado hombres a quienes les cuesta aceptar la fama y el éxito, pero soy una mujer muy racional que soluciona todo con el diálogo. Pero si yo no tengo al lado a una pareja que me admire y se sienta feliz con lo que hago, definitivamente, no puedo sacrificar mi vida por otra persona que no le importe mis cosas. Si todo se arregla conversando, perfecto; pero si voy a tener una piedra en el zapato para mi vida, mi carrera y mi relación, prefiero estar sola.

-¿Como es su relación con el protagonista Jorge Enrique Abello?
Somos muy amigos y es mi confidente. Es un hombre al que admiro mucho porque es un gran actor. Lo más especial de Jorge es la calidad humana, su trabajo en el set, el trabajo en pareja y el respeto que tiene por mí como actriz. Todo el tiempo jugaba con Jorge. Pasé mucho tiempo con él, pues llevábamos ya dos años grabando y su apoyo fue excelente.

-¿Cómo logró poner a “taconear” a Eva?
Lo logré con carácter, inteligencia, sentido del humor, amor y dulzura. Es una mezcla bastante especial.

-¿Cree usted que es importante la apariencia física para obtener un buen trabajo?
Pienso que es importante, pero no fundamental. Debe haber un equilibrio entre la belleza, el talento y la suerte. Cuando uno es buen actor y tiene disciplina y estudios todo lo demás debe que dar a un lado; pero, obviamente, estamos en un mundo donde estar bien arreglado es lo que vende.

-Entonces no hay mujeres feas, sino mal arregladas...
No hay mujeres feas. Todas tenemos algo especial y único. Tenemos muchas cosas que contar y compartir. Cada una tiene lo suyo como dicen por allí.

-Nació en Miami, ¿lleva a Colombia en su sangre?
Soy colombiana cien por ciento y de corazón paisa además. Mi corazón está en Medellín.

-¿Todavía Francisco es el matemático?
En la serie dramática ‘Francisco, el matemático’ protagonicé por primera vez. Fue el proyecto que me abrió todas las puertas. Lo recuerdo con cariño y para mí todavía es el matemático.