Natasha Klauss hace un repaso por su carrera artística


Con su talento y algunos años en las pantallas colombianas ha logrado la internacionalización por medio de telenovelas como ‘Pasión de Gavilanes’, ‘La Mujer en el Espejo’, ‘La Tormenta’ y ‘El Zorro: La Espada y La Rosa’, entre otras. Ella es Natasha Klauss, quien interpreta a Tania en la telenovela del Canal RCN: ‘Novia para dos’, que nos cuenta cómo prepara sus personajes con técnica y experiencia.

-¿Cómo empezaste en la actuación?
Comencé a los 18 años, estaba estudiando arte dramático en la escuela Estudio XXI y en el segundo año de estudios llamaron a mi hermano a un casting en Caracol Televisión y literalmente yo me le pegué y mostré mi hoja de vida y les dije que estaba estudiando actuación y que me gustaría hacer un casting. Hice el casting y después esa novela no se hizo, posteriormente me llamaron para hacer un capítulo de ‘Las Ejecutivas’ y ahí comencé, luego me salió la primera novela que se llamó ‘Prisioneros del Amor’ y de ahí para adelante las cosas se fueron dando en posteriores trabajos.

-¿Fue difícil entrar al medio?
Nunca lo sentí difícil, lo difícil no es entrar sino mantenerse. Como siempre la vida, en lo que hagas, te brinda una primera oportunidad y ya como uno la aproveche o no es el camino que se construye de ahí en adelante.

-¿Consideras que el ser una mujer bella en algún momento ha significado un obstáculo al optar por determinados personajes?
No, no lo creo para nada. Creo que más allá de una belleza no se te dan ciertos personajes o porque no son para uno en ese momento o porque las personas que hacen casting no te ven para ese papel.

-¿Cómo te preparas a la hora de iniciar un nuevo personaje?
Bueno en primer lugar leo la sinopsis del personaje, de la historia, miro que rol juega dentro de la trama y como concibe el libretista el personaje, de ahí para adelante, le hago un perfil psicológico, si no lo tiene le creo un pasado y de ese pasado de esa niñez parto en fabricar su personalidad, mejor es casi como hacer un bebé pero más conciente (risas). Luego lo busco, ya sea en películas, en las personas que me rodean o en la calle, en un libro, lo que se necesite. Y escribo mucho al principio sobre el personaje, lo que se me vaya ocurriendo, preguntándome a mi misma: ¿qué tiene?, ¿qué es?, ¿qué piensa?, ¿cómo siente?, ¿qué le molesta? ¿qué le gusta?, sus defectos, sus cualidades, sus ambiciones, sus metas si las tiene, etc. Y después en los ensayos con el grupo y con el director se ajustan cosas y en la grabación como tal se dan los toques finales para "empezar" a dar los primeros pasos.

-¿Cuéntanos sobre tu preparación para interpretar a Tania Toquica, personaje que interpretas en ‘Novia para dos’?
Bueno retomando lo anterior, después de tener el perfil de Tania, me asesoré con Victoria Hernández quien es una actriz y profesora de teatro y con ella comenzamos la primera fase que fue crearle historia a Tania. Trabajamos esto en base a una técnica usada en psicología que es el eneagrama. Hicimos ejercicios físicos para encontrar la corporabilidad de Tania y de ahí en adelante en los ensayos con el director y los compañeros pues fuimos puliendo cositas, ya en la grabación y en el día a día del trabajo se van creando las relaciones con todos los personajes moldeando así a la Tania que pueden ver a través del Canal RCN.

-¿Alguno de los personajes interpretados te ha exigido superar limitaciones personales?
Sí y mucho, en Suplicios, el personaje que interpreté en la novela de ‘El Zorro: La Espada y La Rosa’. Ella era una mujer esquizofrénica, lo cual me llevó a tener que leer bastante sobre el tema y además a meterme en un mundo muy delicado como es el de la religión y las creencias, pues dentro de sus alucinaciones ella "veía al diablo" y hasta se sentía poseída por él. Para mi esto no solo fue desgastante físicamente, pues hicimos escenas de exorcismo y eso es bien complicado y como yo soy supremamente vísceral a la hora de hacer mis personajes, quedaba bastante exhausta tanto física como emocionalmente. Así que lo que hago para no rallarme del todo cuando hago algo así es meditar antes y después de hacer las escenas para volver, como digo yo a ser "yo" otra vez (risas).

-De los personajes interpretados, ¿cuál recuerdas con nostalgia y qué lo hace inolvidable?
Bueno indiscutiblemente Sarita en ‘Pasión de Gavilanes’, pues no solo fue muy especial para mi, sino todo lo que viví durante esa época.

-¿Cómo es la experiencia de trabajar para el Canal RCN, después de haber trabajado para Telemundo-RTI?
Delicioso, deseaba mucho hacerlo y me han recibido muy bien.

-Y después de haber trabajado en esas grandes producciones trasmitidas a nivel internacional, ¿qué expectativas tienes para tu carrera?
Bueno, muchas: crecer y seguir creciendo en mi profesión. Y esto es hacia donde la vida me lleve y lo que yo consiga con mi esfuerzo y dedicación.

-¿Qué consejo le darías a los nuevos talentos que incursionan en la actuación?Que la fama es efímera, que este trabajo es para amarlo no es solo salir en la tele y que sean honestos consigo mismo en que es lo que quieren a futuro como actores para no llevarse desilusiones luego.


Entrevista de Actuemos.net