Sin Senos no hay Paraíso

Catalina logró
agrandarse los senos

Bayron descubre a su madre acostada con Albeiro
Para no levantar sospechas; Martínez le manda a Lorena que ponga una bolsa de cocaína en la maleta de una joven y, obedeciendo las órdenes del narco, ella coloca cocaína en la maleta de Natalia y, por eso, a la joven la quitan la cocaína y la dejan seguir con el viaje. Mientras que, el Rector del colegio pone una denuncia ante la policía por la desaparición de su hija Natalia. Antes de que Albeiro se fuese a Bogotá en búsqueda de su novia Catalina para celebrarla el cumpleaños; Doña Hilda le pide a Albeiro que la desnude y que la vuelva a hacer suya por última vez. Y Bayron descubre a su mamá haciendo el amor con el novio de su hermana, pero Bayron no se sorprende porque él suponía que ellos eran amantes, y Bayron le pide a Albeiro que haga feliz a su madre porque sabe que ella le ama. Después, Bayron le aconseja a su mamá que viva plenamente su romance con Albeiro y que no se preocupe por Catalina, pues ella les dejó.

Doña Hilda siente celos al ver a Catalina junto a Albeiro
Aunque Catalina pensaba que Mauricio la iba a operar el día de su cumpleaños, él la dijo que dentro de unos días la operará. Por eso, Catalina y Yésica deciden irse con Albeiro hasta la casa de Catalina, donde Doña Hilda le prepara una gran fiesta a Catalina. Y allí Doña Hilda se pone celosa al ver a Albeiro besándose con su hija Catalina, y Doña Hilda le exige a Albeiro que no se atreva a ponerle un dedo encima a su hija, además, Hilda intenta disimular sus celos para que Catalina no lo descubra. Mientras que, Albeiro le pide a Catalina que le dé la prueba de su amor y que por primera vez hagan el amor y, como él sigue pensando que Catalina es virgen; ella, con ayuda de sus amigas, emborrachan a Albeiro. Y por vergüenza; Paola, Ximena y Vanesa les hacen creer a sus amigas Yésica y Catalina que les está yendo muy bien la vida porque están modelando, aunque en realidad se estén prostituyendo, y lo mismo Catalina y Yésica les hacen pensar a sus amigas. Y más tarde, Paola le cuenta a Yésica que por el barrio se dice que Doña Hilda está enredada con Albeiro.

Catalina y Albeiro hacen el amor por primera vez
A pesar de que Doña Hilda no lo quiso permitir; Catalina se llevó a su cuarto a Albeiro y ambos hicieron el amor por primera vez, y Catalina le hizo creer que ella seguía siendo virgen y lo pudo engañar porque lo emborrachó, aunque ella ya se haya acostado con otros cinco tipos más; mientras que, Doña Hilda se emborracha de la tristeza y se duerme en la puerta de la habitación de Catalina. Y Bayron consuela a Diña Hilda, que está furiosa con Albeiro. Por otro lado, Lina y Natalia llegan a México y comienzan a sospechar que algo raro se trae entre manos Lorena y cree que ellos las engañaron. Más tarde, Hernán (el Rector del colegio) y su esposa descubren que su hija Natalia se mandó operar y que viajó a México, ya que la policía le muestra una fotografía de la joven en el aeropuerto, además, el agente les dice a los padres de Natalia que posiblemente ella haya sido engañada para viajar y prostituirse, aunque la hayan hecho creer que iba a modelar. Al día siguiente; Catalina le dice a Albeiro que ella se va a ir de nuevo a Bogotá con Yésica y, por eso, Albeiro se pone furioso y la pide que no le sigue hablando como a un imbécil y, si ella se va a Bogotá, que se olvide de él. Y antes de irse a Bogotá; Catalina le confiesa a su amiga que ahora está segura de que ama profundamente a Albeiro, mientras que Yésica le confiesa a Catalina que se llevaron a Lina y a Natalia a México, inyectándolas cocaína en los senos. Haciéndolas creer Lorena que necesitan que las revisen; un cirujano duerme a Lina y Natalia y extrae la mercancía y vuelve a meterles unas prótesis normales en sus senos. Además, con la excusa de averiguar llevarle al domicilio de El Titi a Catalina en México; Lorena le aconseja a Martínez que podría delatarle y mandarle un agente de la policía para que le capturase.

Martínez y Lorena quieren verse con Fernando Rey
Al ver llorando y sufriendo a su mamá; Bayron le exige a Albeiro que elija entre su madre o su hermanita, ya que no quiere que sufran las dos por su culpa, además, Bayron le da un par de puñetazos a Albeiro y le amenaza con matarle si vuelve a hacer daño a su madre. Cuando llegan a Bogotá; Yésica y Catalina se hospedan en el apartamento de Octavio (un político, amigo de Yésica), que tras una conversación él las confiesa que casi todos los políticos son unos ladrones del Estado. Y más tarde, Albeiro le escribe una carta de despedida a Catalina, rompiendo con ella su relación, ya que él sigue pensando que ella se quiere agrandar los senos para prostituirse. Por otra parte, Hernán (el Rector del colegio) le pide a Albeiro que investigue qué ha pasado con su hija Natalia, ya que él sospecha que Catalina y Yésica lo saben y se lo están ocultando. Al día siguiente, Catalina se pone feliz cuando Mauricio Contento la dice que en unos días será operada. En México, Martínez le confiesa a Lorena que conocerá en breve a Fernando Rey, uno de los traficantes más importantes del mundo y, al escuchar ese nombre, ella se pone muy nerviosa, pero ella le pide a Martínez que la lleva con él para volver a ver a Fernando. Sin percatarse de que las han extraído la silicona donde tenían cocaína y que las han puesto unas nuevas prótesis; Natalia y Lina quieren probar suerte si se acuestan con narcos en México para conseguir dinero, aunque Lorena las haya dicho que ya se pueden ir a Colombia. Mientras que, a Martínez se le ocurre la idea de que la hija de Lorena (Julieta) podría enamorar a Fernando Rey para sacarle dinero, pero Lorena no quiere exponer a su hija y prefiere que Catalina lo haga.

Lorena convence a su hija para vengarse de Fernando Rey
Lorena le confiesa a su hija Julieta que Fernando Rey, el narco más buscado por la policía, en el pasado, la violó y, por esto, Lorena le pide a su hija que la ayude a vengarse de él, enamorándolo y delatándolo ante la policía. Y Julieta acepta y, para eso, Lorena le presenta a Lina y Natalia, que las hospeda en su casa, ya que quiere que su hija Julieta llegue a la finca de Fernando Rey, acompañada por Lina y Natalia. Después de que Bayron fuese al burdel donde trabaja su amada Ximena y se diera cuenta de que ella se acuesta con varios hombres, a Bayron y a Balín les mandan un nuevo trabajo: matar a un hombre en Bogotá. Como Bayron le obligó a decidirse por Doña Hilda o Catalina; Albeiro le dice a Doña Hilda que él decidió quedarse al lado de Catalina. Después, Bayron le entrega bastante dinero a su madre, y ella le exige que le diga de dónde sacó el dinero, pero él no la quiere decir nada. Y más tarde, Bayron se va con su amigo Balín a Bogotá a matar al cirujano Mauricio Contento (ya que Martínez se lo mandó a los sicarios para que éste no le delate ante la policía), aunque antes se despide de su mamá. Mientras que, Octavio comienza a cansarse de Yésica y Catalina, pues ellas hacen lo que quieren en su casa, sin aportar nada de dinero.

El Titi regresó a Colombia
Cuando Catalina le rechaza sexualmente a Octavio, cuando éste recibe una factura de teléfono de la cual tiene que pagar mucho dinero y cuando se da cuenta de que le están faltando objetos de su casa; Octavio echa de su casa a Catalina y Yésica, pero él acaba dejándolas unos días más, cuando Catalina accede a acostarse con Octavio, pero él se da cuenta que Catalina quiere hacer el amor con él para quedarse unos días más en su casa, por eso, él las vuelve a echar, aunque no se acuesta con Catalina, a la que tanto desea. Por otro lado, Martínez se entrevista con Robert (el gringo narco, aliado de Fernando Rey, uno de los grandes mafiosos del mundo), que le pide, después del regalo de la cocaína que le llevó, que le lleve 300 kilos de cocaína, además, la mujer de Martínez queda como rehén hasta que le entregue la mercancía. Mientras que, Albeiro le confiesa a su mamá que está enamorado de dos mujeres: de Catalina y Doña Hilda, y su madre lo acepta y le pide a su hijo que se quede con Doña Hilda porque ella le quiere realmente y le ha tratado bien. Al día siguiente, Yésica recibe una llamada telefónica de Margot, que la avisa de que los narcos regresaron a Colombia y que El Titi ha sido el primero en llegar.

Catalina logra ser operada por Mauricio Contento
Bayron y Balín se dan cuenta de que Catalina y Yésica están entrando en la misma clínica del cirujano al que a ellos han mandado matar. Mientras que, Albeiro intenta besar a Doña Hilda, pero ella le rechaza y le dice que, si quiere hacer el amor nuevamente con ella, primero tendrá que demostrarla que la ama. Finalmente, Mauricio Contento accede a operar los senos de Catalina, metiendo en las prótesis cocaína sin que ella se entere, además, la pone dos prótesis que ya estaban usadas y cada una de ellas son diferentes. En Colombia, El Titi está deseoso de reencontrarse con Catalina y la quiere localizar a ella y a Yésica a como dé lugar.

Lorena y Martínez quieren seguir traficando con jovencitas
Aunque mandaron matar al Doctor Mauricio; Bayron y Balín recibieron una llamada telefónica de su jefe, diciéndoles que habían cancelado la ejecución del Doctor, pues Martínez y Lorena necesitan a Mauricio para que siga operando a jovencitas. Mientras que, Catalina tiene que recuperarse de la operación en la clínica porque Octavio las echó de la casa. En México, Julieta (la hija rebelde de Lorena) les confiesa a Lina y a Natalia que su madre se dedica a prostituir jovencitas con narcos, además, Julieta convence a las dos para que la ayuden a conquistar a Fernando Rey y delatarle a la policía por haber violado a su mamá. Mientras que, en Colombia; Hernán (el Rector del colegio) se arrepiente en no haber permitido a Catalina, Paola, Ximena y Vanesa a asistir al colegio, incluso, él está cambiando y dejó que una alumna suya siguiera estudiando, a pesar de estar embarazada porque el hijo que espera esa muchacha es de él, pero él dice estar arrepentido de lo mal que trató a su hija Natalia.

Catalina siente molestias con sus nuevos senos
Sin haber avisado previamente a su madre; Julieta decide irse de su casa porque Lorena nunca estuvo a su lado cuando la necesitaba y se va con Lina y Natalia y viajan hasta el norte de México, donde buscan a Karen (una amiga de Lorena), que las informa que tienen que viajar a Ciudad del Valle y hacerse notar para que Fernando Rey las encuentre y él se interesaría en ellas porque a él le gustan las colegialas. En Colombia; Lorena consigue a las jovencitas y se las manda a Mauricio Contento y él las opera los senos, metiéndolas en las prótesis cocaína para transportarla así hasta México. Por otro lado, Catalina comienza a sentir molestias en sus nuevos senos y a ella no la parecen normales las molestias, pero Mauricio la advierte de que ella tiene que cumplir con el negocio y viajar a México, por lo que ella también está muy confundida porque sabe que El Titi se encuentra en Colombia y no en México.

Doña Hilda no quiere seguir viviendo
Cristina Pérez (la muchacha a la que Hernán, el Rector, embarazó) le exige al Rector que se haga cargo de su embarazo, pero él la pide que busque a un joven que se haga cargo de su hijo. Viajando por México; Julieta, Lina y Natalia tienen un problema en una cantina pues unos borrachos intentan propasarse con ellas, y Julieta le da un botellazo a un hombre en la cabeza para poder escapar. En Bogotá, Catalina tiene que soportar que Mauricio la haga fotos con los pechos descubiertos y se ve obligada a acostarse con Mauricio, mientras Octavio espera desesperadamente a Catalina porque él también quiere acostarse con ella y le acaba confesando a Yésica que se enamoró de Catalina. Mientras que, Doña Hilda cada día que pasa se siente más sola, pues comienza a pensar que sus hijos y Albeiro no la quieren y que por eso la dejaron sola. Y Doña Hilda intenta quitarse la vida, cortándose las venas. Pero, favorablemente, Bayron llega a tiempo y logra curar las heridas a su mamá. Entre tanto, Don Antonio (el jefe de Doña Hilda) comienza a hacerse millonario a costa de los diseños de ropa interior que realizó Doña Hilda.



Del 21 de julio al 1 de agosto de 2008