Doña Bárbara

Marisela descubre a
Santos junto a Bárbara

Santos y Bárbara hacen el amor por primera vez

Santos y Bárbara hacen el amor, y ella le confiesa que ella fue violada y ultrajada por varios hombres en su juventud y también le dice que él es su único remedio contra el odio. Pero Santos se arrepiente de haberse acostado con Doña Bárbara porque recuerda todos los delitos que ella ha cometido y tiene miedo a enamorarse y que luego ella la haga infeliz. Y Santos no quiere parecerse a su padre, un hombre sin escrúpulos que mató a varios hombres, y cuando está con ella, él piensa que le sale la furia de su padre. Y Doña Bárbara tiene miedo de que no pueda cambiar para Santos. En la ciudad, a pesar de que su padre no la permite que se vaya detrás de Santos; Luisana se escapa de su casa y se va con su primo hasta el pueblo de Santos con la avioneta de uno de sus pretendientes. Y cuando Santos llega a la finca; Lorenzo y Cecilia están casi seguros que Santos durmió al lado de Doña Bárbara, por lo que Lorenzo le reprocha a Santos que haya caído en sus redes. Y después Santos le dice a Marisela que es igual e bella que su madre, a la que se parece muchísimo; pero Marisela dice que no quiere parecerse a esa “Diabla Satanasa”, como ella la llama. Al día siguiente, Doña Bárbara quiere demostrarle a Santos que cambiará y quiere acercarse a su hija Marisela. Pero, después, llega Balbino Paiba para confesarla que él fue quien intentó matar a Santos, por lo que se pone furiosa, aunque ella le perdona la vida cuando le dice que encontró a un hombre que la ultrajó: Julián Barreto. Mientras que, Luisana y su primo tienen que aterrizar forzosamente pues la avioneta falló, aunque ellos logran llegar hasta allí y, cuando ve a Santos; ella le da un apasionado beso en los labios.

Antonio y Cecilia se besan apasionadamente
Como castigo por haber intentado matar a Santos; Doña Bárbara amarra con una cuerda a un palo a Balbino Paiba, aunque después deja en libertad a Balbino cuando descubre que él encontró a Julián Barreto, uno de los hombres que la violó, al que ella piensa matar, pero después Eustaquia le hace recapacitar a Bárbara, pidiéndola que no mate a ese hombre para que intente cambiar y conquistar a Santos. Cuando Luisana y su primo llegan en una avioneta, que se estrelló en la hacienda Altamira; a Santos no le gusta la idea de que su novia haya regresado en este momento y, aunque intenta disimularlo, el primo amanerado de Luisana se da cuenta de que Santos no la ama y, por eso, él le pide a Santos que abandone a tiempo a Luisana si él no la ama. Mientras que, Federica convence a Josefa para que la acompañe hasta el pueblo San Fernando, chantajeándola con contarle a Mujiquita que ella es amante de su papá (el comandante Pernalete), ya que hasta allí se fueron Antonio, Cecilia y Marisela de compras. Y aunque Federica sospecha que Cecilia intenta conquistar a Antonio; Cecilia intenta estar apartada de Antonio, al que rechaza continuamente, a pesar de que le ama, además, Cecilia cambia de apariencia física y se suelta el pelo para verse más joven, tal y como Marisela la aconsejó. Y Antonio logró quedarse a solas con su amada Cecilia y, después de bailar juntos, él la besa apasionadamente, y ella le corresponde. Mientras tanto, Doña Bárbara y Santos se reencuentran en el llano, donde se besan apasionadamente, y él la oculta que su novio Luisana regresó. Por la noche, Santos intenta ir a verse a escondidas con Doña Bárbara, pero Luisana le descubre y le detiene y, aunque él intenta ocultarla a donde se dirigía, Doña Bárbara llega en ese instante a la hacienda Altamira y le dice a Luisana que ella (Bárbara) es su hembra y que a ella iba a visitar.

Luisana se pone muy celosa al ver que perdió a Santos
En San Fernando, después de besarse apasionadamente, Cecilia se arrepienta de besarse con Antonio y le acaba dando una bofetada, mientras que Antonio (dolido) se emborracha en el hotel con Gonzalo, un hombre que le brindó su amistad y que desde el primer momento se fijó en Marisela. Mientras que, Doña Bárbara se enfada muchísimo cuando Luisana asegura que su amado Santos no podría estar enredado con una mujer tan ordinaria y, aunque Bárbara intenta golpearla, Santos la detiene y tiene que llevar a Bárbara amarrada hasta su hacienda, donde vuelven a hacer el amor apasionadamente. Y Luisana al día siguiente le da una cachetada a Santos por haber pasado toda la noche con Bárbara. Pero, Luisana está dispuesta a pelear en contra de Doña Bárbara para quedarse con Santos Luzardo. Por otra parte, Bárbara pega a latigazos a Juan Primito (un jovencito que está enamorado de Marisela y sigue siendo un niño mentalmente y que trabaja para la Doña) cuando él le dice a Eustaquia que la novia de Santos es muy bella, pero Bárbara se arrepiente y se disculpa con él. Por otro lado, Orestes Prieto se da cuenta de que Doña Bárbara se alió con una mujer para hacerle creer que su padre Apolinar murió de un ataque al corazón, aunque cuando él llega al . Mientras, en San Fernando; Antonio le pide a Cecilia que acepte que le ama y ambos se besan apasionadamente en medio de una llovizna.

Doña Bárbara se pelea con Luisana
Luisana intenta hablar con Doña Bárbara, yendo a la hacienda de “El Miedo”, pero Bárbara comienza a burlarse con ella y la dice que no hablará con ella y, por eso, Luisana la dice que es una indecente, maleducada y sinvergüenza, por lo que Bárbara la responde con un puñetazo y, como Luisana sigue diciéndola a Bárbara que es una vulgar y una ordinaria, Bárbara echa a Luisana al barro, pero Santos llega a tiempo para separarlas, y Luisana le hace creer a Santos que ella jamás insultó a Bárbara y que ella la pagó, pero Bárbara le dice la verdad, y Santos cree a Luisana porque ella es una dama de la capital que cree que jamás le mentiría. Y Eustaquia regaña a Bárbara por haber metido de nuevo la pata con Santos, al ponerse a pegar a Luisana. Y Santos rompe su relación con Doña Bárbara, tal y como era el propósito de Luisana. Por otra parte, Orestes Prieto amenaza a la mujer del pueblo que fue pagada por Bárbara para mentir al joven y decirle que su padre murió de un infarto, pero ella le explica a él que Bárbara la pagó, ya que Orestes la amenaza con un revólver. Cuando Antonio y Cecilia se besan apasionadamente bajo la lluvia; Antonio le dice a Cecilia que él la ama sinceramente y que, a pesar de que ella sea mayor que él por ocho años, a él no le importa lo que digan los demás porque ella es una mujer muy fina y hermosa. Después de revisar todos los hoteles de San Fernando en busca de Antonio; Federica y Josefa llegan al hotel donde se hospeda Antonio, Cecilia y Marisela y, allí, Federica encuentra a Antonio junto a Cecilia. Aunque Luisana no pretende irse lejos de donde esté Santos; ella le hace creer que debería de irse porque sabe que no la ama y, aunque Santos no quiere cometer el mismo error de su primo Lorenzo: que se casó con Bárbara y dejó a Cecilia; Santos escucha como Luisana le dice a su primo que tenía planeado que Bárbara la pegase para separarla de Santos.

Marisela vuelve junto a Santos
Santos enfrenta a Luisana, que le acaba confesando que fue a “El Miedo” para buscarle bronca a Bárbara; y Luisana se desnuda ante Santos para reconquistarle, pero él la rechaza y no soporta que haya hecho eso en su contra. Después, Santos se disculpa con Doña Bárbara y acaban haciendo el amor apasionadamente en el río, pero ellos vuelven a discutir cuando ella le pide un hijo a Santos, y él se pone furioso por no haber aceptado a Marisela como a su hija. En San Fernando, Antonio le explica a Federica que él no la ama y que le da igual que siga amenazándole con suicidarse. Y por eso, Federica intenta de nuevo suicidarse y, esta vez, se toma un frasco de lejía, aunque todo fue un invento de Josefa, a pesar de que le hicieron en el hospital un lavado de estómago a Federica y, allí, Federica le vuelve a amenazar a Antonio con volver a suicidarse, si él no se casa con ella. Y Cecilia vuelve a estar furiosa con Antonio, al ver que Federica vuelve a tratarle como a su novio. Mientras que, Marisela se tropieza con Gonzalo y a ella se la rompe el vestido y, por eso, ésta se pone furiosa, aunque Cecilia conoce a Gonzalo, ya que él es un gran amigo de Santos Luzardo. Mientras que, Doña Bárbara estuvo a punto de matar a Orestes porque la acusa de haber matado a su padre Apolinar, pero Melquíades y Eustaquia se lo impiden, aunque Melquíades la promete que acabará con él. Poco después, Orestes le confiesa a Santos que está casi seguro de que Bárbara mató a su padre Apolinar Prieto, pues ella pagó a una mujer para que le mintiera sobre éste. Mientras que, Luisana le pide a su primo amanerado que se infiltre entre todos los hombres del llano para descubrir todos los entresijos que Bárbara guarda para comenzar una campaña de intriga en contra de ella. Entrando sin permiso a la comisaría; Orestes se da cuenta de que la hacienda de “El Miedo” es suya, al ver unos papeles que declaran a su padre Apolinar como el patrón de esa finca, dándose cuenta de que Bárbara mató a su padre para quedarse con la hacienda. Mientras tanto, Cecilia y Marisela llegan solas a la hacienda “Altamira”, y Marisela va corriendo a mostrarle lo bella que quedó con sus vestidos nuevos y su nuevo corte de pelo, y Santos recibe a Marisela con mucho cariño, por lo que Luisana se pone furiosa.

Doña Bárbara quiere acabar con Orestes Prieto
En la cantina de Josefa; Orestes Prieto les dice a todos que él es el nuevo jefe de “El Miedo” y, cuando Doña Bárbara lo escucha, ella es capaz de amenazar a Orestes con matarle como lo hizo con su difunto padre (Apolinar Prieto), por eso, ella con ayuda de su aliado Melquíades capturan a una serpiente para quitarla el veneno, con el propósito de envenenar a Orestes, a pesar de que Bárbara al día siguiente le promete a Santos que no hará nada en contra del hijo de su enemigo. Después, Orestes le pide ayuda a Santos para que logre recuperar la hacienda de “El Miedo”, que era de su padre Apolinar, pero Santos no acepta porque esa finca era de su primo Lorenzo y entre Apolinar y Bárbara se la quitaron. Mientras que, Luisana se pone celosa al ver a Marisela tan unida a Santos, pero él no cree que su prima Marisela se haya enamorado de él. Y Luisana hace que Marisela se caiga al suelo, para ponerla en ridículo delante de Santos, pues Marisela al caerse se llena del arroz con leche que llevaba en las manos, pero Marisela al día siguiente le arroja un par de huevos crudos por encima a Luisana. Cuando Antonio regresa de San Fernando; él va rápidamente a ver a Cecilia a la que besa apasionadamente.

Marisela se presenta a un concurso de belleza
A pesar de que Eustaquia la aconseja que no haga nada en contra del hijo de Apolinar porque podría perder definitivamente a Santos; Doña Bárbara planea asesinar a Orestes Prieto en la fiesta de “Las Flores”, donde se elige a la joven más bella del pueblo. Después de que Cecilia le diese otra bofetada a Antonio por besarla; él la promete que va a acabar su relación con Federica para que ellos puedan ser felices juntos. Durante una semana entera, Morís (el primo amanerado de Luisana) prepara a Marisela y a las nietas de Melesio, para que sepan desfilar como unas señoritas distinguidas en el certamen de belleza de la fiesta de “Las Flores”. Mientras que, el comandante Pernalete, con ayuda de Mujiquita, planea cómo puede hacer este año nuevamente para que Federica vuelva a ganar en el concurso de belleza de la fiesta del pueblo. Creyendo que su amigo Antonio se refiere a Luisana cuando le habla de la mujer de la que está enamorado; Santos le aconseja a Antonio que no debería de comenzar un noviazgo con ella porque ella busca a un hombre de sociedad, como lo es ella; pero Antonio le dice que él ya se besó en la boca con ella dos veces. Y después, Antonio vuelve a sorprender a Cecilia y se besan apasionadamente, pero esta vez Lorenzo les descubre. Cuando Marisela desfila, todos se quedan asombrados por su belleza, y Orestes (borracho) le propone a Marisela que se case con él porque ahora será rico pues la quitará todo a Doña Bárbara y, en ese momento, Melquíades (mandado por Bárbara) le tira un objeto punzante a Orestes, que se la clava en el cuello y muere, pues ese objeto contenía el veneno de una serpiente.

Marisela descubre que Santos está enredado con Doña Bárbara
Cecilia se pone furiosa cuando Lorenzo le dice a Antonio que él se está aprovechando de una vieja solterona para sacarla el dinero y, acto seguido, Lorenzo y Antonio se pelean disputándose el amor de Cecilia, pero ella rompe con ellos dos y les pide que la dejen en paz. Aunque Santos llevó rápidamente a Orestes Prieto a la clínica cuando cayó fulminado al suelo; el joven muere, pues el objeto que Melquíades a escondidas le clavó contenía el veneno de una serpiente. Y el Doctor del pueblo cree que Orestes pudo morir asfixiado por un veneno. Después, Santos sospecha que su amada Bárbara mandó matar a Orestes, ya que cree que Balbino Paiba le emborrachó (mandado por la Doña) y con ese alcohol le envenenó y, para que Santos la creyese; Bárbara y Santos beben de la botella de la que bebió Orestes, demostrándole así que ella es inocente. Más tarde, Lorenzo acusa a Bárbara de asesina, pero Santos defiende a Bárbara. Poco después, Luisana le dice a Marisela que Santos se está acostando con Bárbara, pero Marisela no cree que su amado se acueste con su madre, “La Diabla Satanasa”, por eso, al día siguiente, Marisela le pone una iguana en las sábanas a Luisana para darla un susto y, así, lo consigue. Mientras, Santos y Bárbara vuelven a reencontrarse en el río, donde se besan apasionadamente y dan rienda suelta al amor que siente el uno por el otro y, en ese momento, Marisela les ve, que llora desconsoladamente. Por otro lado, León (mandado por su patrona Bárbara) vuelve a dar a su “novia” Genoveva (una de las nietas de Melesio) otra botella de alcohol para que se la ponga a escondidas en el cuarto a Lorenzo, pero esta vez él descubre a Gervasia y, en ese momento, él se da cuenta de que Bárbara la mandó que le llevara esas botellas que aparecían por sorpresa en su cuarto.

Bárbara y Marisela se abofetean
Lorenzo le dice a Gervasia que nadie se enterará que Bárbara le mandó botellas de whisky, si ella le sigue trayendo a escondidas el alcohol y, de nuevo, Lorenzo se emborracha. Y poco después, Marisela (que está muy dolida por haber visto a Santos con Bárbara) encuentra muy borracho a su padre Lorenzo, que la llama traidora por haberse confabulado con Antonio para conquistar a Cecilia, además, él la dice que ella es igualita a su madre, por lo que ella se siente muy mal ya que odio a “La Diabla Satanasa” y, mucho más, cuando ella encontró a su madre revolcándose con Santos en el río. Más tarde, Cecilia escucha como Melesio (el padre de Antonio) les dice a sus nietas que Antonio se va del pueblo. Además, Melesio le aconseja a Cecilia que debe de conseguir un buen amor que le cobije el alma. Más tarde, Bárbara le lleva dinero a Cecilia para la escuela que está haciendo ella, diciéndola que ella quiere convertirse en una buena persona, aunque Cecilia cree que ella lo hace para que Santos crea que ella cambió por él y para que Santos se sienta orgulloso de ella. Y Santos va a buscar a Marisela a la cabaña donde vivía ésta en el monte, ya que ella se enfadó al verle junto a la Doña, pero Marisela está muy enfadada y no quiere verle. Mientras tanto, Lorenzo (borracho) va a buscar a Cecilia para decirla que Antonio se está burlando de ella porque quiere su dinero, recordándola que ella ya está vieja; pero ella se enfrenta a Lorenzo, que le dice que ella se siente viva porque Antonio la hace sentir joven y le ama con toda la fuerza y la pasión de los pocos años de juventud que la quedan, y todo eso lo escucha Antonio, por lo que decide quedarse en el pueblo para seguir luchando por el amor que siente por Cecilia. Días después, Marisela se enfrenta a Santos diciéndole que no la gustó verle revolcándose con su madre, a la que ella se refiere como “La Diabla Satanasa”, pero eso lo escucha Bárbara y la da una bofetada a su hija, por lo que Marisela la responde con otra bofetada.

Del 1 al 12 de septiembre de 2008