Edith González


La grandeza y el verdor de los llanos fueron inmortalizados en la obra literaria ‘Doña Bárbara’, del venezolano Rómulo Gallegos, quien también testimonió la rudeza y el carácter de una suerte de amazona llamada Doña Bárbara, personaje que llega a la pantalla de Telemundo, con un total de 120 capítulos.

Estelarizada por Edith González y Christian Meier, la versión televisiva de la pieza literaria se apega a la obra original, pero le otorga a la telenovela un aire de contemporaneidad. La historia se lleva a cabo en unas tierras apartadas de toda civilización, donde los hombres son tan peligrosos como las bestias pero le temen a una mujer: Doña Bárbara (Edith González), a quien llaman "la devoradora de hombres".

Después de haber trabajado con Televisa desde los cinco años, Edith González se muda a Telemundo, aunque aclara que su contrato fue negociado entre ambos colosos televisivos. "Así que es como si tu papá te consiguiera un trabajo."

González, quien ha brillado en telenovelas como ‘Corazón salvaje’, ‘En carne propia’, ‘Palabra de mujer’ y ‘Mundo de fieras’, dijo estar consciente que habrá comparaciones ella y María Félix. La actriz mexicana Edith González no pretende superar a María Félix en su interpretación de ‘Doña Bárbara’, no obstante, apuesta a su madurez artística para convencer en esta nueva versión.

-¿Quién es Doña Bárbara?
A Doña Bárbara los hombres le pagaron mal y, por ese odio, se venga de todos ellos. En el camino encuentra a Santos Luzardo (Christian Meier) y también lo quiere dominar, pero no podrá. Mi personaje no tiene nada que ver conmigo, yo soy una mujer totalmente distinta. El personaje va teniendo momentos de mucha furia, donde me toca sacar mucha amargura, coraje, dolor, es un como un volcán en erupción todo el tiempo. A pesar de ser muy mala, doña Bárbara se siente que está por encima de la ley. Le tengo un gran afecto al personaje porque vivió cosas terribles. Como ella dice; “soy todas las mujeres que me sucedieron” y en algún momento uno se encuentra con una mujer violada y humillada. No es una villana común, sino una mujer que se volvió mala por sus circunstancias.

-Pero, ¿el personaje evolucionará en el trascurso de la novela?
Sí. Tiene momentos de ternura, porque cuando te saltas etapas y te arrancan tu inocencia existen momentos en que vuelves a ellas y te haces frágil, esas son las escenas donde se le ve la niñez. Pienso que no me hubiera gustado hacer la escena de la violación.

-El personaje de Santos Luzardo (Christian Meier) será el encargado de domar a “La Doña”...
El amor entre estos dos personajes es como una atracción entre opuestos, lo civilizado contra lo incivilizado, el remanso contra lo intempestuoso e impulsivo.

-¿Es cierto que la primera vez que grabó una escena con Christian Meier, en ‘Doña Bárbara’, era una escena de cama?
Sí, nunca nos habíamos visto antes. El productor nos presentó y sin mucho trámite nos dijo que teníamos que grabar una escena de amor con muy poca ropa. La verdad quedó muy bien, nunca me había pasado algo parecido.

-Muchos dicen que Christian no es un buen actor...
Eso no es así. Es muy responsable a la hora del llamado (grabación), súper encantador, atento. No me cabe la menor duda que me tocó trabajar al lado de uno de los hombres más deseados del mundo. A mí me parece un buen actor y le admiro como profesional y como persona, es un ser humano muy bello. Además, Christian es como James Bond porque estamos en el medio del llano, con un sol quemándonos y él no suda, no le pican los mosquitos, no se despeina. Eso me da mucha envidia. Es bastante humillante para mí como sexo femenino. Yo sí sudo y me despeino. Él siempre está impecable. Me desespera un poquito (risas).

-La mítica María Félix fue la primera que encarnó ese papel...
Así es, por eso para mí es un reto haberlo asumido, es un personaje que marca; pero lo enfrentó con humildad y sinceridad. He visto la película en la que ella hizo el personaje, sólo para tener un marco de referencia. La Doña fue una actriz que nos marcó no sólo a los mexicanos, sino a todos los hispanoparlantes del mundo. Fue muy valiente porque desempeñó el estelar cuando era muy joven y casi de la misma edad que María Elena Marqués, quien realizó el papel de la hija en la historia.

-¿Temes que tu interpretación no supere a la de María Félix?
Estoy consciente de que soy una actriz que desde niña se ha preparado. Estoy haciendo mi propia interpretación y estoy muy feliz porque es un personaje muy complejo psicológica y emocionalmente. Además físicamente también tiene exigencias. En cuanto al personaje en sí mismo y las comparaciones que pudieran surgir, entre esta nueva Doña Bárbara y la que inmortalizó María Félix, no tengo ningún tipo de temor porque vengo con la humildad y la seguridad de que soy una actriz muy capacitada.

-¿Tuviste la oportunidad de conocer a María Félix?
Sí. Conocí a María a través de unos amigos en común con los que me envió una nota una vez invitándome a almorzar. En aquel entonces protagonizaba la novela ‘Corazón salvaje’ (1993) y ella no se la perdía. Al principio pensé que me estaban gastando una broma. Cuando ‘La Doña’ me tuvo al frente me agarró el rostro con sus dos manos, y ella que tenía fama de no gustarle tocar a la gente, me dio un beso en la mejilla. Por eso estoy segura que de María Félix se viviera, me apoyaría. No pretendo ser como ella, una mujer que nos marcó a los hispanoparlantes, una mujer de una personalidad avasallante. Estoy consciente de que es un personaje que tengo que abrazar con amor, con sensibilidad, humildad y pasión.

-Sabemos que eres madre soltera, ¿cómo haces para balancear tu vida familiar y el trabajo?
No quiero ser descortés, pero de mi vida privada no hablo. Puedo decirte que soy feliz, tengo una hija bella y lo importante es que estoy contenta con los resultados de esta telenovela.

-Grabas la telenovela en Colombia, ¿cómo llevaste la separación de tu hija Constanza, que se encontraba al principio en México, los primeros meses que te mudaste a Colombia?
Eso si me revienta el esquema, fue muy difícil, la verdad, aunque gracias a la tecnología hablabamos por skype y me muestra algunos dibujos y chocamos los cinco.

-¿Y por qué decidiste mudarte a Telemundo y dejar Televisa, empresa que te formó como actriz?
Fue una transición muy cordial. Mi contrato fue directamente negociado entre Televisa y Telemundo. Estoy fuera pero no he dejado de tener la mano amiga de Televisa.

-Después de ‘Doña Bárbara’, ¿qué nuevos proyectos tienes?
Recibí la oferta de protagonizar la película ‘Obsesión’, producida por Riverside Entertainment Group, la compañía productora del actor puertorriqueño Osvaldo Ríos. En este film formaría parte de un triangulo amoroso junto a personajes interpretados por Osvaldo Ríos y Adamari López. También me ofrecieron ser la co-presentadora en octubre, junto al actor Juan Ferrara, del concierto que el tenor Plácido Domingo ofrecerá junto a la sinfónica de Yucatán en las ruinas mayas de Chichén Itzá. Y, por si no fuera poco, me preparo para protagonizar una obra de teatro en México.