Kathy Sáenz está embarazada


La actriz colombiana que interpretó a la villana de ‘Pura Sangre’ está embarazada, aunque todavía no tiene barriguita y no sabe aún si será niño o niña. Kathy Sáenz y Sebastián Martínez les darán un hermanito a Shenoa y a Alana.

"Debo tener tres meses". Ese fue el grito emocionado de Kathy Sáenz, la bella novia de Sebastián Martínez. "Nos enteramos en Machu Picchu (Perú). Nos fuimos de viaje hace un mes y allá nos enteramos. Me hice la prueba y me di cuenta de que estaba embarazada".

Kathy, por estos días, es la costurera del barrio en el que se desarrolla 'El penúltimo beso', la novela que protagoniza su amor, el también actor Sebastián.

-¿Se hizo la prueba en Machu Picchu (Perú)?
Sí, fue un test comprado allá. En Machu Picchu me dieron unos síntomas, tanto que me sentí de repente embarazadísima. La última noche del viaje, después de estar en ese lugar divino, en una paz y una belleza, decidimos para el regreso hacernos la prueba. Todo fue muy sutil y llegó con amor y aceptación.

-¿Qué dijo Sebastián?
Estaba feliz. Quedamos muertos de la risa, pues uno no espera que algo así vaya a pasar.

-¿Estaban en su búsqueda?
Sí lo habíamos hablado, y teníamos la idea de tener hijos. Ese era el plan de la vida, pero no tan pronto.

-¿Shenoa y Alana (las hijas de Kathy) ya lo saben?
Sí, claro. Shenoa es súper linda y creo que lo sabía antes que yo, porque siempre me decía: “Mami, dentro de tu barriga hay un bebé”. Ella lo supo desde el primer momento.

-¿Qué dice su intuición de madre: será niño o niña?
No sé, es difícil, no tengo ni idea. Lo mismo me pasó con mis hijas. Con Alana, 'un resto' de tiempo me dijeron que era niño. Solo al octavo mes me confirmaron que era niña.

-¿Le pondrá algún nombre inca?
No sé. No hemos llegado a eso, pero seguro será el nombre adecuado para ese ser hermoso que va a llegar.

-¿Cuándo nacerá?
El próximo año. No sé cuándo exactamente, pues tengo cita con el ginecólogo esta semana. Creo que en febrero o marzo.

-¿Qué va a pasar con tu personaje en la novela de ‘El penúltimo beso’?
La producción ha sido súper linda. Estoy dispuesta a aceptar la decisión que tomen, porque es entendible si quieren sacar al personaje o si lo quieren dejar. Herney Luna (el director) es un ser hermoso y está mirando las posibilidades de trabajar hasta bien avanzado el embarazo. Los escritores están mirando qué se inventan en la historia.

-¿Quieren tener más hijos?
No hemos pensado en eso. No sé, estamos tan felices porque nuestra familia es un hogar tan lindo hoy, que no se puede planear nada.

-¿Qué ha dicho Sammy (el ex de Kathy y padre de Shenoa y Alana)?
Está muy contento, nos felicitó. Él sabe que es un hermanito para sus hijas y conoce el gran amor que ellas sentirán por él. Todo está rodeado de mucho amor, comprensión y respeto.

-¿Cuál es su deseo frente al trabajo?
Si me dejan trabajar hasta el final del embarazo, yo ¡feliz! Me encanta trabajar y la ventaja de este personaje es que no es como los dos pasados, en los que no respiraba ni podía hacer nada. Este me deja mucho tiempo libre. Como soy de reparto, hay semanas en las que no grabo, tengo tiempo para estar con mis hijas y eso ha vuelto más chévere la relación con ellas. Es más bonita, más real y más cercana. Mi trabajo me engrandece y me alimenta.