Natalia Streignard quiere ser mamá


Natalia Streignard ya no quiere estar solita, quiere tener una familia con quien compartir. “A veces, cuando me despierto, me digo que ya es tiempo de tener un hijo. Si fuera por mi ya estaría embarazada y quiero que nazca en Miami”, dijo la actriz de la telenovela ‘El Juramento’, de Telemundo.

La actriz venezolana, quien mantiene una relación con un joven empresario llamado Donato Calandriello, tiene planes de casarse. “Nos vamos a casar el 27 de septiembre y será en Venezuela porque toda mi familia y la de mi novio está allá. Lamentablemente no vamos a hacer algo muy grande porque ya me casé una vez por la iglesia. Pero el hecho de contraer matrimonio con es como legalizar algo muy lindo. Digamos que ya no es tan importante para mí que las cosas sean tal cual como tienen que ser. Ya eso lo disfruté, fue una etapa hermosa de mi vida y ahora estoy en otra onda”, cuanta la hermosa actriz.

Natalia Streignard considera que Donato es el hombre de su vida y nos contó esto al respecto: “ya quiero estar con él para siempre y estoy muy contenta. Lo he dicho tantas veces y no me canso de repetirlo: estoy viviendo uno de los momentos más tranquilos de mi vida”.

Y refiriéndose a su participación en la telenovela, comentó que su papel de Andrea Robles Conde, le gusta porque es una mujer de carácter fuerte, con valores morales claros y, sobre todo, que ama la justicia. Natalia, a pesar de que no dio muchos detalles de la telenovela, aseguró que tiene un final inesperado y espectacular.

Tras el problema que tuvo Natalia con su compañero Osvaldo Ríos, debido a que él dijo que mantenían un romance, la talentosa actriz afirma que al principio se enojó con Osvaldo porque no tenía derecho a meterse en su vida, “si hay algo que no tolero es que se metan en mi privacidad y que se pongan a decir cosas de mí que no son ciertas. Eso me afecta porque tengo un romance muy bonito con mi pareja y no deseo que nade empañe el momento tan lindo que estoy viviendo. Entonces, no quiero que vengan y digan que tengo una relación sentimental con Osvaldo Ríos, en especial cuando por la novela hay que simular amor, donde hay que darse besos y hacer escenas de cariño, porque eso es muy difícil para alguien que no trabaja en este medio. No quería ni siquiera darle la oportunidad a nadie de que eso llegara a ser una duda. En su momento sí me molestó porque muchas personas me dijeron que había sido el propio Osvaldo quien lo había comentado, y me enojé con Osvaldo porque no tienen derecho de meterse en mi vida, y mucho menos con una mentira. Luego, Ríos me aclaró que no había sido así e incluso salió en varias entrevistas declarando que sabía que yo tenía novio”, aclaró la actriz.

Reveló que está en un tiempo de transición, pues está en la búsqueda de otros proyectos que iniciarán luego de que termine sus vacaciones que inició el 17 de agosto, cuando finalizó las grabaciones de la telenovela en México. "Estoy pensando en hacer algo como el programa de Catherine Fulop, (de ejercicios) en donde invita a personalidades", aseguró la venezolana, que no estuvo muy de acuerdo con su color de cabello (castaño) en la telenovela.

Por otra parte, la actriz dejó claro que a pesar de que ama con toda su alma a su patria, Venezuela, no regresaría a grabar telenovelas, pues en estos momentos, Miami le ofrece grandes oportunidades, además recalcó que en su tierra no hay seguridad.