Pablo Azar nos habla de su carrera como actor


Desde México el actor Pablo Azar contó como llegó a la televisión mexicana, y lo que sucedió cuando fue llamado a trabajar en Miami. Para este actor el tener manager es importante en la carrera de un actor, esto y algunas anécdotas nos relata de lo que ha sido de su carrera, después de haber acabado hace unas semanas las grabaciones de la primera telenovela de Telemundo en los estudios nuevos de México: ‘El Juramento’.

-¿Háblanos de sus inicios en la actuación?
Empecé cuando llegué al DF de vivir en Campeche porque un amigo me conectó con una agencia de modelaje y comencé haciendo castings para comerciales. Después de eso un día pasando por TV Azteca, me encontré con un letrero que decía que los que quisieran estudiar actuación llenaran solicitud; yo lo hice, fui llamado a un casting y dos meses después estaba empezando mi curso de 3 años de actuación.

-¿Fue complicado ingresar en el medio de la televisión?
La verdad para mí fue menos complicado que para muchos actores que incluso quieren entrar y todavía no han podido. Tengo que reconocer que tuve mucha suerte porque el primer casting para el que me llamaron fue para la novela ‘El Amor no es como lo Pintan’, de Antulio Jimenz Pons, me quedé y de ahí gracias a Dios no me ha faltado trabajo en la televisión.

-¿Cómo surge la oportunidad de trabajar en la cadena Telemundo?
Por medio de mi manager Gabriel Blanco. Se preparó un casting en México que fue mandado a Miami para la novela ‘El Cuerpo del Deseo’. La gente de Telemundo vio el casting y la única objeción que hubo fue que necesitaba subir la masa muscular, entonces me puse a trabajar en eso y cuando llegué al peso que ellos deseaban se me tramito la Visa de trabajo norteamericana y un mes después comenzamos a grabar la novela.

-De los personajes interpretados, ¿cuál ha sido al que le ha dedicado más tiempo en su preparación?
Al personaje de Simón en ‘El Cuerpo del Deseo’, le dediqué bastante tiempo, porque primero tuve que aumentar los músculos y eso me tomó mes y medio aproximadamente. Luego, era requisito saber manejar motocicleta y montar a caballo y tampoco sabía hacer ninguna de las dos cosas. Además está el cambio de país, cosa que yo jamás había hecho, pero fuera de eso, Simón me enseñó sobre todo a disfrutar un personaje y a disfrutar la actuación.

-¿Cuál crees que es la importancia del manager para un actor?
Para mí el manager es la persona más cercana que va a acompañar la carrera del actor. Creo que es como un mentor que va a mostrar al actor, el mejor camino hacia una carrera productiva, sana y sobre todo duradera; lo cual obviamente va a ser en beneficio tanto del actor, como del manager.

-¿Qué cambios ha tenido su vida al encontrarse radicado en Miami y cómo se siente viviendo lejos de su país?
Lo más difícil para mi fue enfrentarme a culturas diferentes, cuando uno vive en su propio país no es consciente de su propia cultura y educación. No es sino hasta que te enfrentas a culturas diferentes y modos de vivir diferentes que uno siente el choque; desde pequeñas cosas como que para un argentino la palabra “cajeta” sea una grosería y para un mexicano un dulce de leche, hasta cosas más grandes como el modo de vida, la forma como se pagan los impuestos, las leyes de tránsito, el idioma…

-¿Qué es lo que más le agrada de volver a trabajar en México?
Indudablemente lo mejor de regresar a mi país es volver a ver a mi familia, sentirme realmente en casa, con mis amigos de toda la vida y mi gente, que sé que me entienden y tienen las mismas costumbres que yo. Además siempre es muy reconfortante que si hago una novela sea vista en México y mi gente reconozca mi trabajo en mi país.

-¿Qué herramientas utilizas para la preparación de tus personajes?
Generalmente confío mucho en la intuición; esa primera impresión que nos da cuando leemos por primera vez un libreto o guión, y a partir de eso comienzo a definir la relación el personaje con los otros personajes, sus circunstancias de vida, su forma de reaccionar, su carácter. Siempre un día antes de cada llamado organizo mis escenas y las separo; divido cada escena en momentos y subrayo los importantes, así como defino las emociones que maneja el personaje en cada momento de la escena.

-¿Qué consejo les das a quienes se inician en este medio?
Primero que nada creo que lo más importante es estar seguro de que eso es lo que quieren hacer para toda la vida, que sea una vocación realmente y no solo un capricho o como muchos actores, que se meten a estudiar actuación solo porque no tienen nada mejor que hacer. Hay que tener pasión por el arte; si tiene eso no hay otra fórmula más que la preparación, el estudio y de ahí la perseverancia. Esta carrera es de resistencia; no quien llega primero sino quien aguanta hasta el final.


Entrevista de Actuemos.net