Angie Cepeda y Juanita Acosta regresan a Colombia


Hace algunos años, ambas renunciaron a su privilegiada posición de estrellas en el país para hacer una apuesta personal. Juanita Acosta y Angie Cepeda volverán a actuar en Colombia. Actualmente están juntas en Madrid, mucho más maduras, y aseguran que el riesgo valió la pena, pero que ahora hay algo en lo profundo del alma que les indica que es hora de volver a trabajar en Colombia.

La primera, Juanita, es una de las actrices principales de la serie 'Hospital Central', uno de los más ambiciosos proyectos del canal Telecinco en España; y la segunda, Angie, que comienza en pocos días el rodaje de 'Mal ajeno', un film producido por el exitoso Alejandro Amenábar.

Ambas se confiesan muy buenas amigas, felices de haber pasado la barrera de los 30 y sobre todo listas para mostrarle su crecimiento al público colombiano. Con ellas recorrimos La Latina, el barrio madrileño en el que Juanita vive; un sector bohemio, lleno de callecitas pintorescas y fachadas multicolores, con terrazas para disfrutar de los días soleados.

Angie Cepeda: "Sigo dejándome llevar por la vida".
Ni sus años en Los Ángeles (Estados Unidos), en donde estuvo probando suerte, ni sus temporadas en Madrid (España) han hecho que Angie Cepeda pierda su acento costeño. Es más, fue precisamente por eso y por el desparpajo con el que la conocimos que se ganó el papel de la colombiana Sara Moncada en la película 'Mal ajeno', seleccionada por el mismo hombre que escoge los actores para las películas de Almodóvar y Amenábar.

A Madrid llegó y se quedó por casualidad y también porque Juanita Acosta logró persuadirla; asegura que no le hace falta tener novio (con el más reciente, que le duró 2 años, terminó hace 4 meses), y precisamente por la misma razón fue que aceptó recibir un guión de una película colombiana. En noviembre, si nada se interpone, estará de nuevo trabajando en Colombia.

-¿Por qué decidiste irte de Los Ángeles a Madrid?
Este trabajo es así. No me puedo quedar esperando. En Los Ángeles hice casting, tuve momentos increíbles como el día en que Francis Ford Coppola me escogió entre varias actrices para reunirme con él y tener la posibilidad de estar en una de sus películas. Llegar hasta ahí es un logro inmenso. Fueron experiencias especiales, pero no salía nada y uno debe estar donde tiene el trabajo que la satisface y vale la pena.

-No debe ser nada fácil quedar en una película producida por Amenábar (director de 'Tesis', 'Los otros' y 'Mar adentro', entre otras)...
Al director le habían hablado de mí. La película la está haciendo un grupo de gente que trabaja junta desde hace mucho tiempo. El director de casting, que es el mismo de Almodóvar y de Amenábar, me propuso a mí. Estaba entre otra actriz y yo. Las dos hicimos el casting, me llamaron y me dijeron que, por unanimidad, me habían escogido.

-¿No es difícil vivir de una ciudad a otra?
A mí esta ciudad, Madrid, siempre me ha tratado muy bien. Desde el primer momento me abrieron las puertas. Al principio fui un poco terca, rebelde, no me dejaba seducir del todo por Madrid. Ahora, cada vez tengo más amigos. Juanita Acosta es una súper amiga. A todo lado vas caminando, vas a un cine, esa vida me gusta. Madrid es una ciudad en la que no tienes espacio para aburrirte.

-¿Y las noches madrileñas?
De vez en cuando salgo de marcha (de rumba), si no, no puedes vivir acá. El problema es que salgo de rumba una noche y no puedo volver a salir sino tres semanas después. A mí me gustan los bares. Vivo en el centro y esta zona me encanta. No me gusta el chispún; me gusta el funky, el blues. Algunas veces salimos con Juanita a bailar salsa. No soy una experta, pero me defiendo.

-¿Cuándo será el momento de regresar a Colombia?
Precisamente ahora me están hablando de un proyecto que sería súper bonito. Sería una participación especial, acabo de hablar con mi representante para decir que sí me interesa.

-Entonces vuelves a Colombia...
Si todo sale como está previsto, si llegamos a un acuerdo, me tendría que ir a Colombia a finales de noviembre, es decir, terminaría el año allá.

-¿Y si te ofrecen actuar en una novela colombiana?
La vida me ha puesto otras cosas en el camino. Quería desafiarme y por el momento preferiría no hacerlo, pero uno nunca sabe las vueltas que da la vida. En este momento estoy disfrutando de tener tiempo para preparar las cosas, tiempo para viajar, para hacer proyectos, esa es la ventaja de los trabajos a corto plazo.

-En Perú aún insisten en que mantuviste un noviazgo con el actor Christian Meier...
La prensa peruana es patética. Es un país al que quiero mucho, me encanta; tengo muy buenos amigos allá. A Christian no lo veo hace años, llegué a Perú y lo primero que me preguntaron fue eso y como no contesté, porque no tenía sentido, todo el viaje lo dieron por hecho, incluso, algunos de los medios más importantes. Me parece absurdo. De esas cosas solo hay que reírse. No sé en qué momento pretendían que hubiera pasado algo.

-La Angie de hoy, sin duda, aprendió a convivir con los rumores. Es como un punto muy alto de madurez...
Estoy en un momento en el que ya no te puedes engañar a ti mismo; conoces la verdad absoluta de quién eres y no hay vuelta atrás. Es mucho más interesante, porque puedes recibir todos los consejos, pero al final cualquier decisión es tuya y te tienes que hacer responsable por eso.


Juanita Acosta: "Le hago caso al impulso de volver a mi tierra".
Los españoles la llaman Juana, a secas. Ellos, adoptándola, eliminaron el diminutivo que los colombianos le pusieron a su nombre, pero no le molesta, por el contrario, siente que ambos representan un modo diferente de cariño. Juanita ha logrado escalar y bastante: ahora es uno de los personajes principales de 'Hospital Central', una de las series más vistas y en la que, contra todos los pronósticos, siendo caleña, logró quedarse interpretando a una española. En las calles la reconocen, por eso los paparazis no dudan en perseguirla cada vez que se muestra en público con su pareja (el actor español Ernesto Alterio) y su hija Lola.

Con el mismo carácter con el que se abrió puertas en España, Juanita tomó la decisión, hace unas semanas, de pararlo todo: renunciará a su trabajo para ir a actuar en Colombia. La tierra la está llamando.

-¿Cuál ha sido el cambio más drástico que ha tenido su vida durante los últimos años?
La llegada de Lola (su hija). En ese momento te cambia la escala de valores, las prioridades, te cambia el ritmo de vida. Pero no he sentido que sea una pérdida de libertades, creo que mi hija, al contrario, me ha dado alas.

-Tu esposo, Ernesto Alterio, es un actor reconocido y muy asediado por los españoles, especialmente por las españolas, ¿cómo puedes mantener una relación tan sólida en un medio tan farandulero?
Somos muy discretos a la hora de hablar de nuestra vida privada. Tratamos de mantener una vida íntima y no salir en entrevistas mostrando a nuestra hija, a no ser que nos vean por ahí, por casualidad. No hacemos fotos con nuestra hija porque queremos mantenerla al margen de este torbellino de vida de ser figuras públicas; hay gente que dice que aquí es muy fuerte como se meten en tu vida; pero si tú no quieres que se metan, no se meten.

-Pero una foto tuya en top-less le dio la vuelta a toda Latinoamérica...
En esa foto estaba sola. Fue una foto en verano, en una playa; no puedo hacer nada en contra de eso, pero prefiero no darle mayor importancia de la que tiene. Ya en España y en Colombia estamos acostumbrados a vivir ese tipo de cosas con mayor naturalidad.

-No son muchos los casos de colombianos que logran lo que usted ha hecho en España, ¿cómo consiguió llegar a la serie 'Hospital Central'?
Fue en un casting. Era un personaje de española y me tocó ir al foníatra para trabajar el acento. Esto me ha abierto puertas para acceder a casting de española, porque generalmente los personajes de colombiana son muy pocos y muy estereotipados. Me contrataron solo para la primera temporada, pero me dejaron para la segunda, aunque renuncio en noviembre, porque regreso a Colombia. Un año ha sido suficiente. Ha sido muy estimulante. Esto ha sido una decisión que he tomado en las últimas semanas, porque me habían hecho la oferta de renovar contrato. Siento la necesidad de volver, de pasar una temporada en mi tierra, de trabajar, de contar historias colombianas.

-¿Deja España?
Voy a estar yendo y viniendo, pero será una temporada larga en Colombia.

-¿En qué proyectos va a participar?
Tengo un largometraje con Rodrigo Triana, que es su próxima película; se llama 'Línea de fuga'. Tengo otra con un director nuevo que hace su ópera prima y una tercera con un director caleño. No puedo dar más detalles, pero puedo contar que son tres personajes distintos, con mucho carácter. Estoy muy ilusionada.

-Eso coincide con la misma decisión de Angie Cepeda...
Nos apoyamos siempre las dos. Ha surgido una amistad muy linda, la valoro mucho, es una mujer con una energía vital increíble, divertida. Hemos apostado a algo arriesgado y en ese sentido nos reconocemos y nos apoyamos.

-¿Aceptaría hacer televisión en Colombia?
Sí. Los proyectos que me ofrecen son muy largos, pero tendrían que ser proyectos más cortos. Un seriado o algo de ese estilo, pero irme un año o más me desordena mucho la vida. Retirarme de España, mi hija, eso no me conviene mucho. Sería como cortar en España lo que ya he ido construyendo; pero si son dos o tres meses, no tengo ningún problema. Armo la maleta, me llevo a mi hija y Ernesto (su esposo), estaría yendo y viniendo.

-Volver a Colombia implica dejar su familia por un tiempo...
Yo me lo vivo como un regalo. Nosotros somos actores y eso implica tener una vida bastante nómada; todo depende de los proyectos, donde aparezcan, donde sean. Nosotros nos ayudamos, nos estimulamos mucho en no cortarnos las alas. Nuestra base está en Madrid, pero el segundo lugar está donde el otro esté grabando. Volver a Colombia es un regalo muy grande.