Aquí no hay quien viva

Bea besa a Carolina

Una particular familia llegará al edificio Salsipuedes

Magola (Vicky Hernández) la propietaria del apartamento 302 se mudará y en su reemplazo llegará la ocurrente familia Guerra. Una familia que pertenecía a la alta sociedad, y contaba con mucho dinero, pero debido a los malos negocios, se vieron obligados a vender todas sus grandes casas e irse a vivir (casi en la bancarrota) al edificio “Salsipuedes”. La familia Guerra la conforman Andrés (Ernesto Benjumea) un hombre pícaro y sumamente astuto. Siempre encuentra la forma de escabullirse en negocios truculentos. Es un hombre trabajador, pero de negocios no muy claros. Clarisa (Katerine Vélez) es una mujer ex –hippie y seguidora de la nueva era. Nunca le hace caso a su marido. Clarisa es todo lo opuesto a Andrés y sus hijos son: Pablo (Sebastián Vega) y Alex (Sebastián Eslava). Con sus divertidas y disparatadas ocurrencias, Los Guerra pondrá a todos los inquilinos de “Salsipuedes” con los pelos de punta. Por otra parte, Wilson (Jimmy Vásquez) le pondrá precio al amor que siente por Luz Amparo (Valentina Lizcano), cuando reciba un cheque por siete millones de pesos con la garantía de no volver a verla nunca más.

Sensuales pesadillas llegarán a la cama de Carolina Mcalister
Las noches de Carolina (Juliana Galvis) ahora serán interrumpidas por sensuales pesadillas. Después de tratar de manera desesperada de conciliar el sueño, Carolina tendrá sueños eróticos con Juan (Álvaro Bayona) el administrador del edificio “Salsipuedes”, Roberto (Fabián Mendoza) muy sorprendido al ver como su esposa pronuncia el nombre de Juan en repetidas ocasiones le preguntará la razón de sus alucinaciones. Por otra parte, la familia Guerra empieza a hacer estragos entre los habitantes del edificio. Andrés (Ernesto Benjumea), haciendo gala de su picardía y astucia para los negocios truculentos, encontrará la manera de sacarle una buena suma de dinero a Maury (Patrick Delmas) cuando este le exprese sus enormes deseos de comprar un carro nuevo.

La moda y los negocios se tomarán el edificio Salsipuedes
Los negocios y la moda tocarán la puerta del 301 donde habitan los Preciado. Yaneth (Yaneth Waldman) montará una empresa de moda y empezará a trabajar en su próxima colección. Sus modelos estrella serán los inquilinos del edificio “Salsipuedes” quienes como todos unos profesionales modelarán todas y cada una de las monstruosidades que saldrán de la imaginación de Yaneth. Por otra parte, a la vida de Wilson (Jimmy Vásquez) llegará Rocío, una joven y bella mujer que pondrá a palpitar fuertemente el corazón del portero más querido por todos los colombianos. Como todo un caballero Wilson preparará una velada romántica para seducirla pero una gran sorpresa hará que todo cambie en cuestión de segundos.

Al apartamento de Maury llegará alguien muy especial
A partir del traslado laboral de Fer (Jorge E. Abello) a Miami, Maury (Patrick Delmas) se sentirá muy triste y solo, pero alguien de manera sorpresiva llegará a su vida para cambiarlo todo. Se trata de Beatriz (Geraldine Zivic), una joven y bella mujer que busca un apartamento para alojarse cerca al edificio “Salsipuedes”, con tan buena suerte que encontrará en el 202, apartamento de Maury, el lugar ideal para hospedarse. En el edificio, como es de esperarse, surgirá el fuerte rumor de que Maury no es Gay como se creía y que tiene un tórrido romance con Bea ¿Será cierto? Mientras tanto, a la asamblea de copropietarios llegará un comunicado de la Secretaría de Recreación y deporte que invitará a todos a jugar un partido de baloncesto. A la convocatoria se unirán todos los habitantes de “Salsipuedes”, pero los hombres deciden conformar su equipo dejando a las mujeres por fuera, lo cual romperá la paz y armonía entre ellos.

El edificio Salsipuedes continua empelotando a sus habitantes
Una peligrosa apuesta pondrá a Alex (Sebastián Eslava) de la Tienda Net a limpiar los vidrios como Dios lo trajo al mundo. Después de apostar con Pacho (Anderson Otálvaro) que July (Jessica Sanjuan) sería su novia, Alex tendrá que hacer hasta lo imposible para conseguir un beso de la joya más cuidada de los Preciado o de lo contrario tendrá que limpiar los vidrios de la Tienda Net desnudo. Por otra parte, Maury (Patrick Delmas) organizará una cita para que Bea (Geraldine Zivic) y Carolina (Juliana Galvis) se conozcan pero una enorme sorpresa hará que las cosas cambien de rumbo y den por cancelado el compromiso. Por otra parte, Wilson (Jimmy Vásquez) continuará con su plan de conquistar a Rocío, una joven costeña que reparte el correo y que estará a punto de sacarle de la cabeza a Luz Amparo (Valentina Lizcano).

Bea besa a Carolina
Carolina (Juliana Galvis) quedará sin palabras cuando Bea (Geraldine Zivic), con un romántico beso le demuestre sus verdaderas intenciones. Será que después de esta sorpresivo suceso ¿Carolina cuestionará su orientación sexual? Entre tanto, al depósito de “Salsipuedes” ya no le cabrá una cosa más y sus habitantes encontrarán una divertida manera de desocupar el pequeño cuarto de antigüedades. Desde el apartamento 201 de donde habita Finita (Consuelo Luzardo) y Chavita (Dora Cadavid); hasta el 402 donde viven Luz Amparo (Valentina Lizcano) y Verónica (Alexandra Serrano), se idearán la forma de sacarle provecho a sus antigüedades y en un abrir y cerrar de ojos, la fachada del edificio se convertirá en una concurrida venta de garaje.

Luz Amparo será la nueva portera del edificio Salsipuedes
Grandes sorpresas se presentarán en el edificio “Salsipuedes” que dejarán a sus inquilinos en shock. Wilson (Jimmy Vásquez), recibirá una nueva propuesta de trabajo en un edificio de ricos donde le pagarán prestaciones y el doble de lo que gana en su actual empleo como portero, y a pesar de haberse encariñado con los habitantes de este lugar, toma la decisión de irse. Luz Amparo (Valentina Lizcano) por su parte, le confesará que lo quiere, sin embargo, no hay marcha atrás y el humilde hombre emprenderá su camino. Por otra parte, Magola (Vicky Hernández) cansada de la vida que llevan sus inquilinas, pondrá en venta el apartamento en el que viven Verónica (Alexandra Serrano) y Luz Amparo, obligándolas a abandonar el inmueble. Razón por la cual, Verónica buscará refugio en casa de Pacho (Anderson Otálvaro) y Luz Amparo no tendrá más remedio que ocupar la vacante que dejó Wilson para convertirse en la nueva portera de Salsipuedes y vivirá en el cuarto que ocupaba este hombre.

Huelga de hambre en el edificio Salsipuedes
En el edificio las ocurrencias continúan, en esta ocasión sus habitantes protestarán por una sobrecarga de energía ocasionada al parecer por la empresa electrificadora. Como es de esperarse, todos habitantes de “Salsipuedes” ponen su voz de protesta y organizan una huelga de hambre para exigirle a la empresa electrificadora que les pague cada uno de los electrodomésticos que se fundieron durante el incidente. Por otra parte, al cuartico de Wilson (Jimmy Vásquez) llegará Rocío con su hijo, buscando un lugar donde refugiarse pues su ex esposo la echó de la casa. No obstante, Juan (Álvaro Bayona), al ver a la nueva inquilina, le dirá a Wilson que no puede hospedar a tantas personas en un mismo espacio y que debe sacar a alguien de inmediato. Por tal motivo, Wilson se verá en la penosa tarea de ir hasta el apartamento de Luz Amparo, su ex, y pedirle que por unos días le dé posada a su novia y a su pequeño hijo.


Del 22 de septiembre al 3 de octubre de 2008