Doña Bárbara

Lorenzo tiene un infarto

Santos le pide matrimonio a Luisana

Doña Bárbara manda atar a Julián Barreto en sus diferentes articulaciones y cada uno de sus trabajadores le estiran, tirando fuertemente de él con sus caballos y muere de esta forma y, después, la propia Bárbara arroja el cada vez a los caimán. Y más tarde, Bárbara está muy dolida y nostálgica por todas las maldades que ha hecho y, por eso, su querida Eustaquia la consuela, que la pide que vuelvan al río y a la selva para que ella vuelva a ser la misma Barbarita que fue antes de que abusaran de ella. Al ver que a Luisana se le está cayendo el pelo y al ver sus manchas en la piel; el Doctor se da cuenta de que Luisana no fue hechizada por un embrujo, sino que tiene una enfermedad que se llama Dengue, que la producirá vómitos, mareos, dolores de cabeza y hemorragias, y que ha sido producida por un mosquito del llano. Mientras que, Genoveva (una sobrina de Melesio) se da cuenta de que su prima Gervasia está esperando un hijo de León, pero promete ayudarla a guardar el secreto. Por la noche, Marisela decide quedarse cuidando a Luisana y comienza a bromear con ella, diciéndola Marisela a Luisana que está ganando la partida a la Doña pues Santos quiere casarse con ella (Luisana). Por otra parte, Antonio y Cecilia siguen viviendo su historia de amor y vuelven a hacer el amor esa noche, a escondidas de todos y, al día siguiente, Antonio le pide a Cecilia que se case con él, pero ella le responde que no piensa casarse nunca y, después, Cecilia le dice a Morís que teme que la gente piense que Antonio se casó con ella por el interés y por eso no acepta su propuesta, y esto lo escucha Antonio y se va muy dolido. Mientras tanto, Santos también le pide matrimonio a Luisana, a la que besa apasionadamente, a pesar de estar demacrada por estar enferma, y ella acepta encantada la propuesta de Santos, y Marisela ve a Santos como besa a Luisana, y la joven alocada se entristece mucho porque ella ama a Santos, pero aún así les felicita a los novios. Al descubrir que alguien le robó el retrato con el que estaba haciendo brujería en contra de Luisana; Bárbara se da cuenta de que Marisela estuvo allí y la robó, por lo que se enfrenta a Eustaquia por haberla ayudado después a escapara de “El Miedo”. Por otro lado; Carmelito, Pajarote y María Nieves (los trabajadores de la hacienda “Altamira”) descubren trozos de un ser humano por el río y se dan cuenta de que alguien mató a un hombre y luego le arrojó para que lo devorase un caimán y, después, éstos se lo dicen a Santos.

Bárbara descubre que Santos se quiere casar con Luisana
Bárbara va hasta la hacienda Altamira y, allí, ella humilla a Luisana, diciéndola que está demacrada y quitándola el pañuelo que ella se pone en el pelo para que no se vea que se la está cayendo el cabello, pero favorablemente Antonio, Marisela y Cecilia logran echarla de la hacienda a La Doña y, después, Morís la consigue una peluca morena a su prima Luisana y la pone un vestido de novia para casarse con Santos, y el propio Santos la ve de este modo y, por esto, Luisana se ha vuelto supersticiosa y cree que saldrá mal su boda con Santos y, después de alterarse mucho, a Luisana comienza a salirle sangre por la nariz. Más tarde, Antonio se muestra dolido con Cecilia por no aceptar casarse con él por ser menor que ella y por ser un humilde trabajador y, por esto, Cecilia se siente muy mal porque no quería lastimar en ningún momento a su amado Antonio, al que ama sinceramente y, después, Lorenzo ve a Cecilia llorando por un amor, y éste cree que es por él mismo, pero rápidamente Cecilia le desilusiona cuando le dice que ella está enamorada de Antonio Sandoval y, tras esta respuesta, Lorenzo decide refugiarse en el alcohol. Por otra parte; Carmelito, Pajarote y María Nieves le insinúan a su patrón Santos que ellos piensan que Doña Bárbara descuartizó al cadáver que encontraron en el río y se lo dio después de comer a su caimán; pero, para evitar que Santos sospeche eso, Bárbara se va con Santos hasta la alcaldía para poner una denuncia por el cadáver del río. Por otro lado, Juan Primito le entrega a Marisela un anillo que se encontró en el río, que debe de ser el anillo del cadáver de Julián Barreto. En la cantina de Josefa; Antonio va a ahogar sus penas con el alcohol y, allí, León (un peón de Bárbara) habla de la sobrina de Antonio (Gervasia), diciendo que ya la “probó” y que quiere acostarse con las demás muchachitas y, por eso, Antonio comienza a golpear a León. Mientras tanto, Santos se enfrenta a Bárbara, diciéndole que él cree que ella fue quien mató a ese hombre del río y, en ese momento, Bárbara comienza a besarle apasionadamente y, después de arrepentirse de corresponderla en el beso, Santos tiene que ir corriendo al pueblo para sacar de la cárcel a su amigo Antonio, al que metieron preso por pelearse con León en la cantina. Más tarde, Juan Primito llega a la hacienda de El Miedo, avisando de que Santos se comprometió en matrimonio con Luisana y, aunque Eustaquia intenta ocultárselo; Balbino decide contarla a su Doña que Santos quiere casarse con Luisana. Y Bárbara se pone furiosa y sale corriendo a buscar a Santos, al que se le encuentra por el bosque y le azota con su látigo diciéndole que él es solamente suyo y, después él la detiene agarrándola fuertemente y besándola apasionadamente.

Santos huye con Luisana, después de acostarse con Bárbara
Después de que Bárbara se pusiera furiosa al enterarse de que Santos se quiere casar con Luisana; Santos y Bárbara comienzan a besarse y hacen el amor en mitad del bosque, pero él se arrepiente y le dice a Bárbara que, aunque haya pasado eso entre ellos, él se va a casar con Luisana y, a pesar de que ella le dice que ella lo único que quiere es que la ame y que se convierta en “su hombre”, él no quiere quedarse al lado de Bárbara porque no quiere convertirse en el pelele de su primo Lorenzo. Y después, Santos amarra con unas cuerdas a Bárbara para que no haga daño a Luisana. A pesar de que haya tenido que luchar en contra de una serpiente, a la que mata a pisotones; Bárbara, que está furiosa, regresa a su hacienda en busca de sus trabajadores al día siguiente para derrotar a su competidora. Por su parte, Santos encuentra a su primo Lorenzo, muy borracho, en la casa de Mister Danger. Mientras que, Marisela regaña duramente a Luisana, llamándola malcriada, y diciéndola que si se quiere morir, que se muera, porque no soporta que Luisana no controle su carácter y trate mal a Cecilia, que la está cuidando. Después de emborrachar a Antonio; Josefa y Federica llevan hasta una habitación a Antonio para desnudarle. Por otra parte, Gervasia les confiesa a sus hermanas que ella está esperando un hijo de León Mondragón. Aunque Cecilia se queda en la hacienda cuidando a Lorenzo; Marisela, aconsejada por Cecilia, decide irse con Santos, Luisana y Morís hasta la capital para presenciar el casamiento entre Santos y Luisana. Y después de revisar la hacienda Altamira; Bárbara llega hasta el puerto y, aunque Santos ya viajó con el resto de sus familiares en la barca; ellos logran escuchar a gritos a Bárbara, que le dice que él es un cobarde porque, aunque la ama a ella, se va a casar por lástima con Luisana.

Federica le hace creer a Antonio que ellos hicieron el amor
Cuando Antonio despierta y encuentra a Federica en su cama; Federica le hace creer a Antonio que él la llevó serenata a su casa y que luego hicieron el amor tres veces en el hotel del pueblo, y Antonio la cree, aunque no recuerda nada porque estaba muy borracho, además, Federica le dice a Antonio que él fue el primer hombre con el que estuvo en la cama. Cuando descubre que su amado Santos se fue a San Fernando para casarse con Luisana; Bárbara saca dinero de las paredes donde lo tiene escondido y decide irse con varios hombres hasta San Fernando para impedir que Santos se case con Luisana. Por otra parte, Morís consuela a Marisela, que está desconsolada al enterarse de que su amado Santos se va a casar con “La Pata de Garza”, ya que Marisela así la llama a Luisana. Más tarde, Antonio regaña a sus sobrinas por estar coqueteando con los Mondragón, ya que por eso se peleó con ellos, ya que estaban hablando mal de ellas, y Antonio y su padre Melesio creen que uno de ellos está rondando a una de las nietas de Melesio. Cuando viajaban hasta San Fernando; Luisana se siente muy enferma y se desmaya en la barca. Mientras que, Capricho (el caballo consentido de Bárbara) derriba a La Doña pues él se siente muy mal y, como está agonizando, Doña Bárbara decide matarle para que no sufra y, poco después; Doña Bárbara, a punta de pistola, baja a unos hombres de sus caballos y se lleva sus caballos, aunque a cambio les da dinero. Al llegar a San Fernando; Santos lleva de inmediato a Marisela a una clínica, donde la deja ingresada y tienen que hacerla una transfusión de sangre para salvarla. En el hotel donde se hospedan Marisela y Morís; ella entra en el cuarto de éste y le encuentra disfrazado de mujer, que se hace llamar Madame Fabulé. Mientras tanto, Cecilia le dice a Antonio que ella le ama sinceramente y que jamás quiso decir que él le parecía poca cosa para ella y, acto seguido, ellos se besan apasionadamente. Cuando llega a San Fernando; Doña Bárbara va a buscar a Luisana al hospital para destruirla, pero Santos aparece con escoltas de policía para que no la haga daño, recordándola que ahora está en la ciudad y no puede hacer lo que ella quiera.

Doña Bárbara quiere deshacerse de Luisana
En San Fernando; Doña Bárbara es encarcelada al amenazar con hacer daño a Luisana y, aunque ella exige hablar con el gobernador de la ciudad y a pesar de que ella les advierte que es la temible Doña Bárbara; la policía mete en la cárcel a La Doña, ya que ella no puede hacer lo que ella quiera, como en el Llano; pero Bárbara consigue hablar con el Gobernador, aunque éste la deja encerrada dos días más para que deje de amenazar a Luisana (que es la hija de un prestigioso de un ex ministro de defensa), a pesar de que ella le dio bastante dinero en el pasado para que éste pudiese pagar el desfalco que éste le hizo al Estado. Lejos de allí, Melesio y sus nietas se alegran al darse cuenta de que Antonio y Cecilia podrían estar viviendo una historia de amor. Y, aunque se arrepiente de haberse acostado con Federica; Antonio prefiere ocultarla su supuesta infidelidad a su amada Cecilia porque no quiere que nada ni nadie la separe de su lado. Por otra parte, Morís (el primo amanerado de Luisana) le confiesa a Santos que le parece un error que se case con Luisana porque sabe que ellos no se aman y que ella está acostumbrada a ciertos lujos que él no podría darla, además, éste cree que sólo quiere casarse con Luisana para demostrar a Bárbara que puede vivir sin ella y, poco después, Morís le pide a Luisana que no se case con Santos porque él no la ama, pero ella no está dispuesta ahora a abandonar a Santos. Más tarde, Santos visita a Bárbara, que la dice que no la sacará de la cárcel hasta que él no se case con Luisana, pero ella está segura de que su amado no se casará con Luisana. Después de arreglarse como una señorita de ciudad; Doña Bárbara va a buscar a Luisana hasta el hospital y, diciendo que es su prima, Bárbara logra entrar al cuarto de Luisana y la apuñala con un cuchillo, dispuesta a matarla, desde que descubrió que se va a casar con Santos.

Lorenzo sufre un infarto
Doña Bárbara va al hospital de San Fernando para amenazar a “La Pechugona Artificial” (como Bárbara se refiere a Luisana), que la insulta diciéndola que es muy poca cosa para casarse con Santos, además, Bárbara la revela que antes de irse a San Fernando; Santos la hizo el amor como una fiera; y Bárbara la amenaza, proponiéndola, a cambio de su vida, que deje plantado en la iglesia a Santos y que se vaya a la capital a casarse con otro hombre. Por su parte, Morís Requena avisa del matrimonio de Luisana con una carta a Mister Kennedy (un prestigioso empresario, quien fue pretendiente de Luisana) para que éste consiga que Luisana no se case con Santos. Lejos de allí, Gervasia le confiesa a su abuelo Melesio que está embarazada, aunque ella no le quiere decir quien es el padre del hijo que espera. Cuando León Mondragón va a chantajear a un policía, por mandato de La Doña; el agente le detiene por intentar chantajearle, pero León acuchilla y mata al policía, antes de que le llevase a la cárcel y, después, éste arroja al cadáver al río. Mientras que, Doña Bárbara vuelve a vestirse como una señorita de capital distinguida y va a cenar al hotel donde está hospedado con Santos y cena junto a él y, allí, Bárbara le dice a Santos que le ama y se despide de él al creer que éste está decidido a casarse con Luisana, aunque es una estrategia más de Bárbara para retener a su lado a su amado. Por otra parte, Lorenzo reta a Antonio a pelear por el amor de Cecilia, a golpes; pero Antonio no está dispuesto a hacer eso y, por la noche, Cecilia y Antonio vuelven a vivir un momento apasionado. Y al día siguiente, Cecilia y Antonio encuentran desmayado a Lorenzo, ya que él sufrió un infarto.

Luisana no acepta casarse con Santos
Después de que Morís le dijese a su prima Luisana que es un disparate que se case con Santos porque él no la ama, en la iglesia; Luisana (que sigue enferma) no acepta casarse con Santos, bajo la mirada de Bárbara, que logró entrar a la iglesia vestida de enfermera y, después, Luisana se reencuentra con Toni Kennedy, el prestigioso empresario que la propuso matrimonio antes de que ella se fuera al Llano. Y por esto, Bárbara y también Marisela se alegran de que no se celebrase esa boda, pues ambas creen que ahora sí podrían conquistarle. Después, Luisana le dice a Santos que es un miserable por no parar la boda al ver a Bárbara en la iglesia, aún pudiéndola haber matado, ya que él sólo la quería demostrar a Bárbara que no la amaba, por eso, Luisana decide comenzar una nueva vida con Toni. Para vengarse de Doña Bárbara; Luisana y Morís le piden a Marisela que conquiste al hombre que ama: Santos. Por otra parte, Josefa y Federica planean como Federica podría quedar embarazada para hacer creer que el hijo es de Antonio y, en ese momento, aparece Pajarote en la cantina de Josefa. Antes de irse con Toni al extranjero; Morís y Luisana se despiden de su amiga Luisana, que le piden que luche por el amor de Santos y que nunca le muestre los sentimientos que siente por él para poder conquistarle. Además, cuando iban a montar en el avión; Luisana y Bárbara se miran a lo lejos con mucho odio, maldiciéndose la una a la otra, y Luisana piensa que volverá al Llano para ver a La Doña destruida.

Federica se acuesta con Pajarote
Santos y Marisela tienen que viajar en el mismo barco que Doña Bárbara, pues tienen que ver a Lorenzo después de que les avisaran que sufrió un infarto y, allí, Santos no le dirige la palabra a Bárbara, mientras Marisela le muestra a Santos el anillo que Juan Primito la regaló tras encontrarlo en el río, y Santos descubre que el hombre asesinado del río es Julián Barreto, al que encontró en la hacienda de Doña Bárbara antes de su muerte y, por eso, él comienza a sospechar que ese hombre es otra victima de La Doña. Por otra parte, Josefa mete en una habitación a Federica con Pajarote (un empleado de la hacienda de Santos), que comienzan a intimar y acaban haciendo el amor. Cuando Marisela llega al Llano; ella va directamente a visitar a su papá y, cuando éste despierta, Marisela le dice a su papá que ella se quiere casar con Santos. Mientras que, Santos denuncia, ante el Comandante Pernalete, a Doña Bárbara como la asesina de Julián Barreto...

Del 22 de septiembre al 3 de octubre de 2008